Últimas Noticias

BERNARDETTE PARDO : El pastor de la Cerilla

Había pensado no referirme al pastor de Gainesville que amenaza con quemar El Corán uno de estos días pero acabo de leer un estudio de la Asociación Americana de Psiquiatría que dice que el cinco por ciento de la población esta loca, totalmente chiflada, y que el 25 por ciento de los norteamericanos sufren de una enfermedad mental en algún momento de su vida. Dejo en sus manos determinar a que grupo pertenece el pastor de Gainesville.

Combatir el fanatismo religioso con mas fanatismo no parece muy cuerdo, quemar El Corán va en la linea de cortar la cabeza a los maestros que en Afganistán enseñan a las niñas que el derecho de pernada desapareció siglos atrás y que la gente se debe de casar por amor, no porque el líder religioso de la localidad prepare la boda.

Entiendo que el dichoso pastor o lo que sea -he leído que en realidad es un gerente de hotel jubilado- tiene el derecho a quemar todos los libros que le venga en gana pero dado su evidente desequilibrio me preocupa que ese hombre ande por la calle con una caja de fósforos en el bolsillo y me pregunto si no seria posible prohibirle que maneje cerillas o mecheros porque si alguien no le para ese hombre va a organizar un incendio descomunal.

Y EL ALCALDE TRISTE

El alcalde Alvarez no tiene quien lo quiera. Esta semana Carlos Alvarez levanto el castigo a la prensa después de varios meses de ausencia y concedió varias entrevistas. Pese a que el alcalde defendió a capa y espada los manejos de su administración, que en su opinión ha creado cientos de empleos y ha utilizado con sabiduría los 240 millones de dólares del fondo del estimulo federal en proyectos como el túnel, el estadio y la puesta en marcha de otras obras publicas. Sin embargo, Alvarez dejo preguntas sin responder. Me pareció que el alcalde esta tan desilusionado como algunos de los que votaron por el hace solo 6 años.

Ciertamente la situación económica ha cambiado dramáticamente desde el 2004 y para la gran mayoría de la población los últimos dos años han sido y siguen siendo un calvario. Nadie entiende como es posible que sigan subiendo los impuestos de las casas cuando el valor de las propiedades se ha desplomado. El alcalde admite que su plan de “roll back” resultaría en aumentos tributarios para algunos y explica que este ejercicio fiscal el gobierno del condado recibirá 55 millones de dólares menos en ingresos por los impuestos a la propiedad.

Muchos se quejan de un alcalde distante y que premio con aumentos a sus allegados mientras pedía recortes y manejaba un carro cuyo alquiler mensual vale mas que una hipoteca. Un contraste chocante en un condado en el que uno de cada ocho adultos esta buscando trabajo desesperadamente .El alcalde admite ahora haber cometido errores. Para mi el pasado quedo atrás, el problema es el futuro. Lo mas apremiante es que tenemos un alcalde a la defensiva en medio de una horrenda crisis cuando mas necesitamos una ofensiva valiente y creativa para salir adelante.

En esta encrucijada el que menos tiene que perder es el alcalde porque no va a la reelección. Pero aun le quedan dos años en el poder y quizás Alvarez no se da cuenta que tiene una oportunidad extraordinaria de actuar de forma independiente y crear una nueva estructura de gobierno.

El político que solo busca la popularidad esta perdido. Eso lo entendió muy bien Richard M Daley el alcalde de Chicago durante los últimos 20 años que sorpresivamente anuncio esta semana que no se postulara a la reelección. Autocrático brusco y audaz Daley se va con un gran margen de aprobación popular. Le hizo honor al nombre de su padre Richard Daley otro legendario alcalde fuerte de la ciudad de los vientos. El que se retira ahora logro unificar la fragmentada estructura social de la ciudad después violentos disturbios raciales. Para ellos no dudo en ganarse el odio de los sindicatos al incumplir contratos y recortar sueldos, intervino las peores escuelas publicas pero sobre todo apostó en grande al futuro de Chicago en momentos en que muchos pensaron que la ciudad iba hacia un declive inevitable. Gracias a el hoy en día Chicago esta en el mapa mundial de la arquitectura con joyas como el parque Milenium, la nueva y espectacular ala del Instituto de Arte, los múltiples parques y flores que adornan la ciudad y le hacen la vida placentera sus residentes. Si es cierto que en Chicago todavía hay corrupción pero los escandalos nunca llegaron al quinto piso del ayuntamiento, donde están las oficinas del alcalde y aun en medio de la recesión se palpa una economía vibrante. En honor a la verdad Daley no ha podido hacer mella en la violencia que impera en las áreas mas pobres de la ciudad.

El alcalde Alvarez podría aprender bastante de Daley y tomar a pecho el mensaje que los votantes le enviaron de forma drástica la carta constitucional del condado. Esta es la oportunidad dorada para convertirse en un verdadero alcalde fuerte y no depender del filtro de un administrador omnipotente para abordar nuevas ideas y sobre todo una nueva visión que contemple mas que la construcción de carreteras y túneles. Porque no una política de cero tolerancia hacia el crimen empezando por el graffitti como hizo el alcalde Rudy Giuliani en Nueva York. En los barrios pobres de Miami Dade se cruzan las drogas y las balas a diario con resultados desastrosos para víctimas inocentes. Quizás una iniciativa para intervenir en las escuelas mas disfuncionales con recursos y protección del condado.

El alcalde nos dijo que un condado con un presupuesto de 7 mil millones al año, 27 mil empleados, un puerto y un aeropuerto es imposible de manejar sin un administrador profesional. Chicago tiene todo eso y mucho mas sin embargo Daley es la figura principal puede que tenga muchos asistentes pero allí se sabe quien manda.

Para nadie es una sorpresa que en esta recesión todos tenemos que aprender como hacer mas con menos, empezando con el gobierno. Los que mas tenemos que perder si un alcalde apagado se nos pierde en una apática y larga retirada somos los que vivimos aquí. De forma respetuosa y amable es hora de exhortarlo a que cumpla sus promesas, a que nos sorprenda con verdaderas soluciones y no con excusas. Todavía queda un largo tramo por recorrer, alcalde, bajase del Lexus. Si le vemos remangarse y ponerse a trabajar nos motivara a que todos trabajemos hacia un futuro mejor.

  Comentarios