Últimas Noticias

Justicia chilena pide a EEUU extradición de acusado por crimen de Víctor Jara

La Justicia chilena pidió este miércoles a Estados Unidos la extradición del exoficial del Ejército chileno Pedro Pablo Barrientos, acusado como uno de los autores materiales del crimen del cantautor chileno Víctor Jara en 1973, informó el poder judicial.

“Se declara procedente requerir al Gobierno de los Estados Unidos la extradición del ciudadano chileno Pedro Pablo Barrientos Núñez por la responsabilidad que se le atribuye como autor del delito de homicidio calificado cometido en la persona de Víctor Lidio Jara Martínez el 16 de septiembre de 1973”, señaló el fallo, al que la AFP tuvo acceso.

El fallo fue emitido de forma unánime por la Segunda Sala de la Corte Suprema de Chile, tras una petición del juez a cargo del proceso, Miguel Vázquez, quien el pasado 28 de diciembre encausó y ordenó la captura de ocho exoficiales del Ejército chileno, acusados como autores y cómplices del crimen de Jara, ocurrido cinco días del Golpe de Estados que instaló la dictadura de Augusto Pinochet, el 11 de septiembre de 1973.

La Cancillería chilena debe ahora traducir el documento para enviarlo a Estados Unidos, país con el que Chile cuenta con un tratado de extradición vigente desde hace mas de un siglo.

“Los múltiples antecedentes consignados por el tribunal instructor permiten tener por establecidas presunciones suficientes para afirmar que al requerido le cupo participación en los hechos investigados en la causa”, agregó la resolución judicial.

“Esta resolución responde a las expectativas que habíamos fundado. El Estado de Chile ha dado el primer paso en este tema y creemos que tratándose del crimen del que se trata, Estados Unidos dará luz verde a la investigación”, señaló a periodistas el abogado querellante, Nelson Caucoto.

Barrientos, un exteniente del Ejército chileno al momento del Golpe, fue acusado como uno de los autores materiales del crimen de Víctor Jara junto al también exmilitar Hugo Sánchez Marmoti. Otros seis militares fueron acusados de cómplices y la mayoría permanece detenidos en un recinto militar en Santiago

“No tengo que enfrentar a la justicia, porque yo no he matado a nadie”, declaró Barrientos al canal de televisión chileno Chilevisión, que lo ubicó en Estados Unidos en mayo de 2012.

El fallo judicial de este miércoles indica que el último domicilio conocido de Barrientos está en la localidad de Deltona, Florida, en Estados Unidos.

Actor, director teatral y cantante, Víctor Jara alcanzó fama con temas como “Te recuerdo Amanda”, “El cigarrito” o “El derecho de vivir en paz”, melodías de amor y protesta social que lo convirtieron en un ícono de la música popular latinoamericana.

Militante del Partido Comunista y ferviente defensor del proyecto de Unidad Popular que encabezó el derrocado mandatario socialista Salvador Allende, fue detenido un día después del Golpe de Estado y torturado junto a otros 5.000 prisiones en el Estadio Chile, en el centro de Santiago, usado en esa época como centro de torturas.

Murió acribillado por 44 balazos el 16 de septiembre de 1973 y su cuerpo su hallado en un terreno baldío. Tenía 40 años.

Hasta ahora su muerte permanecía impune y engrosaba la lista de más de 3.000 víctimas que dejaron los 17 años de dictadura de Augusto Pinochet.

“Yo nunca he estado en el Estadio Chile, no lo conozco y no sabía quien era el cantante Jara en esa época”, afirmó Barrientos al canal de televisión chileno.

El fallo judicial califica el asesinato de Víctor Jara como un “crimen contra la humanidad” y afirma que la persecución de estos es “imprescriptible”.

Como cómplices del asesinato, el juez Vázquez acusó a los exmilitares Roberto Souper Onfray, Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Hasse Mazzei, Luis Bethke Wulf y Jorge Smith Gumucio.

De acuerdo establecido en el fallo acusatorio, Jara fue detenido cuando se encontraba en la Universidad Técnica del Estado, donde ejercía como profesor, y luego trasladado al Estadio Chile, que hoy lleva su nombre en su honor.

Al interior del recinto deportivo, Jara “fue reconocido por el personal militar instalado al interior del Estadio Chile, siendo separado del resto de los prisioneros, para ser llevado a otras dependencias ubicadas en los camarines, ocupadas como salas de interrogatorios y apremios, donde fuera agredido físicamente en forma permanente, por varios oficiales”.

“El día 16 de septiembre de 1973 (…) se dio muerte a Víctor Lidio Jara Martínez, hecho que se produjo a consecuencia de, al menos, 44 impactos de bala, según se precisa en el respectivo informe de autopsia”, concluye la resolución.

La investigación judicial en Chile se reactivó en 2009, luego de que un soldado que estuvo en el Estadio Chile reconoció haberle disparado, aunque luego se retractó. Su versión, no obstante, llevó a la Justicia a ordenar la exhumación de su cuerpo y al posterior entierro público del cantante.

  Comentarios