Últimas Noticias

Renuncia el director de presupuesto de Hialeah involucrado en escándalo

Casi cuatro años después de haber protagonizado un affaire con la mujer que fungía como su auditora, Alex Vega renunció al cargo de director de la Oficina de Presupuesto y Administración de la Ciudad de Hialeah, informó el martes el alcalde Carlos Hernández.

A pesar de la sorpresiva salida, Hernández rechazó que Vega haya sido forzado a renunciar.

“Le doy las gracias por sus casi ocho años de servicio”, dijo Hernández. “Le deseo lo mejor en su carrera profesional y ahora nosotros seguiremos adelante”.

Vega fue reemplazado por Ines Beecher, quien desde el año pasado se desempeñaba como asistente de Armando Vidal, director del Departamento de Obras Públicas y Administración.

“Es un tremendo honor convertirme en la nueva directora de Presupuesto”, dijo Beecher a El Nuevo Herald. “Mi prioridad será que el presupuesto esté balanceado y que continuemos ofreciendo los mejores servicios en la ciudad de Hialeah”.

Vidal destacó que Beecher cuenta con una destacada trayectoria como funcionaria pública en el Condado de Miami-Dade, donde trabajaba como coordinadora presupuestal.

“Ines tiene una magnífica experiencia y una carrera ejemplar”, resaltó Vidal. “Ella posee la capacidad y la habilidad para asumir con éxito este nuevo cargo”.

En marzo del 2012, cuando Beecher fue contratada, el Concejo de Hialeah aprobó por unanimidad la creación de un Comité de Vigilancia del Presupuesto y Planeamiento Estratégico para asesorar al alcalde en la política fiscal del municipio en el corto y largo plazo.

El comité quedó integrado por Vidal, el abogado municipal William Grodnick y el director del Departamento de Subsidios y Servicios Humanos, Frank Marinelli. La participación de Vega sería la de facilitar la información al comité.

En abril del 2009, Vega había sido descubierto por su entonces esposa, Tania Martínez, en un estacionamiento detrás del ayuntamiento de Hialeah junto con Ana María González, quien trabajaba como auditora interna de la Oficina de Administración y Presupuesto.

Según un informe policial, Martínez arremetió a golpes contra Vega, le rompió los lentes oscuros que llevaba en la camisa e incluso subió a su oficina - contigua al despacho del alcalde, en el cuarto piso del edificio municipal -, donde empezó a lanzarle los cuadros con sus diplomas.

Cinco meses después del escandaloso incidente, el entonces alcalde Julio Robaina e incluso el propio Vega autorizaron la reubicación de González al Departamento de Educación y Servicios Comunitarios para administrar donaciones de programas educativos, con el mismo sueldo de unos $75,000 que recibía. La nueva posición de González no estaba presupuestada para el año fiscal 2008-2009.

Luego, el 28 de junio del 2010, cuando El Nuevo Herald investigaba el caso, González fue nuevamente transferida a otro puesto para administrar las donaciones de un programa de capacitación laboral, el cual depende de Marinelli.

Según documentos del ayuntamiento de Hialeah, entre diciembre del 2006 y mayo del 2007, tanto González como Vega viajaron juntos a dos conferencias en Orlando y una en Hollywood. Entre pasajes aéreos, hoteles y viáticos, los gastos de ambos sumaron $5,000, cargados a la cuenta de asuntos educativos del ayuntamiento.

En aquella oportunidad Robaina sostuvo que los traslados de González habían sido realizados para beneficiarla y descartó que Vega hubiera influido en tales decisiones. Tras hacerse público el caso en julio del 2010, González y Vega contrajeron matrimonio.

El martes, Hernández dijo que no comentaría sobre ese tema al cual calificó “como cosas del pasado”. Indicó que González continuaba trabajando sin problemas.

  Comentarios