Últimas Noticias

Arrestan a pareja que operaba ‘maquinitas’ ilegales

Tras un año de investigaciones, la Unidad de Crimen Organizado de la policía de Miami-Dade arrestó el miércoles a una reconocida pareja de empresarios de la industria de máquinas tragamonedas por cuatro cargos relacionados con el juego ilegal.

Los arrestos de Jesús y Odalys Abreu se llevaron a cabo en el popular establecimiento hispano OK Minimarket, ubicado en el 3019 SW 107 Ave.

“Recibimos una pista de que habían actividades ilícitas, con personas jugando maquinitas y que pagaban en este local”, dijo el detective Alvaro Zabaleta, vocero del Departamento de Policía de Miami-Dade. “Mandamos detectives encubiertos y logramos confirmar que estas actividades estaban ocurriendo dentro del minimarket. Luego solicitamos una orden de registro y logramos arrestar a los dueños de este negocio”.

Jesús Abreu, de 64 años, y Odalys, de 46, son acusados de los siguientes cargos: juego ilegal, operar una casa de juego ilegal, posesión de máquinas tragamonedas ilegales; y mantener una operación de apuestas ilegales, de acuerdo con Zabaleta. La tienda, OK Minimarket, pertenece a Odalys Abreu.

Luego de ser interrogados en el local, los Abreu fueron esposados y trasladados en patrullas, en medio de los gritos de algunos familiares que aguardaban fuera del establecimiento y que increparon a un camarógrafo de una estación local de televisión que cubría el arresto.

Zabaleta indicó que gracias a una información anónima, la investigación policial empezó hace un año, es decir mucho antes de que entrara en vigor una nueva ley estatal que prohíbe las máquinas tragamonedas.

Alrededor de las 5 p.m. del miércoles, los detectives allanaron el establecimiento y descubrieron una habitación con varias maquinitas en la parte posterior del local. Esas maquinitas operaban solamente con billetes y no con monedas. Una de ellas tenía una etiqueta color naranja que aparenta ser una licencia de la Ciudad de Miami del 2009.

En el piso de cemento de la entrada posterior del local, la cual daba directamente a la habitación clandestina del juego ilegal, estaba grabado un mensaje que decía: “La Cueba de Satan” [ sic].

Al momento de la intervención, solo se encontraba Jesús Abreu, quien ha sido convicto en dos ocasiones de cargos graves por mantener casas de juego ilegal en Miami-Dade.

En el 2000, su negocio Abreu Sport Amusement Corp., pasó a manos de su esposa. Desde hace tiempo, Jesús Abreu eludió toda responsabilidad por los negocios de tragamonedas, alegando a El Nuevo Herald que su esposa era la titular de los negocios.

De hecho, el miércoles un agente dijo que los policías sólo esperaban capturar a Odalys, cuya rutina era acudir por las tardes a la tienda. Sin embargo esa tarde, aparentemente, ella se dirigió donde un contador y Jesús fue a la tienda.

El despliegue policial dejó perplejo a Jesús Abreu, quien permaneció sentado dentro de la tienda por más de una hora, junto con clientes que fueron detenidos dentro de la habitación de juego ilegal.

Casi una hora y media después, llegó Odalys Abreu. Ambos podían ser vistos a través de la ventanilla del sector de la cafetería del establecimiento. Jesús Abreu vestía de una guayabera blanca y Odalys una camiseta y pantalón negro.

Los Abreu y sus negocios donaron $3,000 a la campaña del alcalde de Miami, Tomás Regalado, en el 2009. Contribuyeron con otros $7,300 para seis concejales de Hialeah. Además, donaron $3,000 a Building a Brighter Future, un comité de acción política creado por el ex alcalde de Hialeah Julio Robaina.

La Legislatura Estatal aprobó en abril una ley que prohíbe las máquinas tragamonedas y los cafés de Internet para el juego “virtual”.

  Comentarios