Últimas Noticias

Conmemorarán tragedia de remolcador con viaje de Cayo Hueso a La Habana

El Movimiento Democracia anunció el jueves que una flotilla navegará desde Cayo Hueso hasta aguas cercanas a La Habana el 12 y 13 de julio próximos para conmemorar el 20 aniversario del hundimiento del remolcador 13 de Marzo, en el que perdieron la vida 37 personas entre ellos 10 niños.

El día 12 en la noche llegarían dos embarcaciones que lanzarían fuegos artificiales, visibles desde el malecón de la capital cubana. Al día siguiente, arribaría el resto de la flotilla—que actualmente cuenta con ocho embarcaciones—donde irían familiares y sobrevivientes del hundimiento. Una vez allí, se emitirían “destellos de libertad” con espejos, según explicó en conferencia de prensa Ramón Saúl Sánchez, presidente de la organización.

Por su parte, miembros del Movimiento Democracia y otros grupos disidentes en la isla lanzarían flores desde las costas cubanas.

Sánchez rehusó responder directamente sobre la posibilidad de que la flotilla traspase las aguas territoriales cubanas, intención que se consideraría un delito en Estados Unidos y por la cual miembros de la organización han sido previamente arrestados. Sin embargo, declaró después que “nos reservamos el derecho a entrar en nuestras aguas. Tarde o temprano lo vamos a hacer”.

El gobierno cubano ha considerado el hundimiento del remolcador 13 de Marzo —ocurrido el 13 de julio de 1994 durante la crisis de los balseros— como un accidente provocado por trabajadores del puerto que habrían estado protegiendo sus “medios de trabajo”. Nadie ha sido procesado en Cuba en relación con este acontecimiento y los cuerpos de las víctimas nunca fueron recuperados.

Pero Jorge A. García, de 70 años, quien perdió 14 familiares durante el trágico suceso, entre ellos a su hijo y su nieto, afirmó que las autoridades cubanas conocían de la salida ilegal y no actuaron para impedirla.

García, quien recopiló testimonios de sobrevivientes en un libro, afirmó que la guardia costera cubana contempló pasivamente cómo los pasajeros a bordo del 13 de Marzo fueron atacados con cañones de agua y el remolcador fue embestido por otra embarcación, lo que provocó su hundimiento a siete millas de la capital.

De acuerdo con la versión ofrecida por García, la aparición de un barco griego en las cercanías, finalmente impulsó a la guardia costera a comenzar las labores de rescate. De las 68 personas a bordo, se salvaron 31.

Además de recordar estos hechos, las flotillas forman parte de una “Jornada de las dos orillas por la reintegración de la nación cubana, la reunificación y el cese de la explotación de la división familiar”, que culminaría el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, con una “caminata hacia el mar” en Cuba y Miami.

La campaña busca lanzar un llamado acerca de la necesidad de reunificación familiar entre los cubanos. Asimismo, intenta llamar la atención sobre lo que sus organizadores han denominado “industria de la separación familiar”, para referirse a los altos precios de llamadas, envío de paquetes y vuelos a Cuba.

“No queremos que las personas dejen de viajar a Cuba a ver a sus familiares, pero queremos abogar porque bajen los precios y, de ese modo, que el gobierno cubano no obtenga tanto dinero”, dijo Sánchez.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios