Últimas Noticias

Gobierno cubano lanza violenta redada contra disidentes

La policía cubana detuvo a cuatro importantes activistas pro democracia y al menos a otros 40 disidentes en una ola de represión el miércoles, un día en que también un periodista independiente dijo que un agente de la Seguridad del Estado lo golpeó severamente.

La mayoría de los disidentes fueron liberados durante el día, pero el número de los detenidos indicó que el gobierno de Raúl Castro ha adoptado formas más duras, y a veces violentas, de reprimir a los disidentes.

El activista de derechos humanos Elizardo Sánchez dijo que el total de personas arrestadas el miércoles en lo que él llama “detenciones arbitrarias a corto plazo por motivos políticos” podría ser mayor, porque varios disidentes permanecen fuera de contacto.

El Comité Cubano de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional de Sánchez informó de un récord de 3,821 de tales arrestos en los primeros cuatro meses de este año. Eso se compara con el previo máximo de 2,795 en el mismo periodo en el 2012. Las detenciones se usan usualmente para intimidar a los disidentes y alejarlos de reuniones de la oposición.

Dos bien conocidos disidentes, Jorge Luis García Pérez, “Antúnez”, y su esposa, Yris Pérez Aguilera, fueron detenidos por la policía durante una redada en horas tempranas de la mañana en su casa en la ciudad de Placetas, dijo el Directorio Democrático Cubano.

La esposa envió un mensaje de texto desde su teléfono celular en el que dijo que la pareja fue llevada a una estación de policía en la cercana ciudad de Santa Clara, informó el Directorio, con sede en Miami. El miércoles por la noche no se sabía aún si habían sido liberados.

No hubo una explicación inmediata de la detención de la pareja, aunque son considerados entre los disidentes de línea más dura de la isla y son líderes del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo.

La policía ha irrumpido en su casa en al menos en cuatro ocasiones desde febrero, confiscando teléfonos, computadoras y documentos que trajeron el año pasado después de un largo viaje al extranjero que los llevó a varias ciudades en Estados Unidos, Europa y América Latina.

Magaly Norvis Otero, un miembro de las disidentes Damas de Blanco, dijo que ella y al menos otras 30 mujeres y 15 hombres fueron detenidos cuando trataban de asistir al juicio en La Habana del esposo de la miembro del grupo Yalenis Cutiño. La esposa lo ha acusado de abuso doméstico.

“A medida que llegaban las mujeres y los otros, la policía nos detuvo y nos llevaba a la cárcel. Yo sé de al menos 45, pero pueden haber más”, dijo Norvis por teléfono a el Nuevo Herald.

Entre los detenidos estaba Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, y su esposo, Angel Moya, un disidente que cumplió casi ocho años en prisión. Norvis dijo que muchos de los disidentes detenidos fueron liberados después de unas cuatro horas, pero no sabía sobre Soler o Moya.

Las llamadas de el Nuevo Herald a los teléfonos celulares de los cuatro importantes disidentes no recibieron respuestas. Una llamada a Sánchez fue cortada por una grabación de los primeros segundos de la conversación con el activista de los derechos humanos.

Mientras tanto, el periodista independiente Roberto de Jesús Guerra dijo que un agente de Seguridad del Estado vestido de civil lo atacó mientras caminaba hacia la embajada checa en La Habana para transmitir uno de sus reportajes a través de la conexión de internet de la sede diplomática.

“Sin mediar palabras”, el hombre lo golpeó repetidamente en la cara y lo dejó con la nariz sangrando, dijo Guerra. Otros dos hombres en motocicletas que usa la Seguridad del Estado no hicieron nada durante un tiempo, y entonces le dijeron al atacante, “ya no le des más”.

“Ahora voy al médico y después a la policía a poner una denuncia, aunque ellos nunca hacen nada, porque son ellos mismos los que nos dan golpes”, dijo Guerra a el Nuevo Herald.

Norvis, quien está casada con Guerra, dijo que la golpiza fue la más reciente en una serie de acosos del gobierno a Guerra y a la agencia noticiosa independiente que él encabeza, Hablemos Press.

Tres reporteros de Hablemos Press han sido detenidos en semanas recientes, dijo Norvis. La pareja también ha recibido amenazas de muerte anónimas así como fotos obviamente falsificadas de Guerra con una mujer, agregó.

“Estos han sido días de muchas tensión, con el gobierno usando métodos muy sucios”, dijo Norvis.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios