Últimas Noticias

Castrismo insiste en campaña para liberar a tres espías

Activistas de unos 20 países se sumarán a partir de este jueves a una campaña internacional a favor de la liberación de los tres espías cubanos del llamado grupo de “Los Cinco” que todavía cumplen condena en Estados Unidos.

La campaña se extenderá desde el 4 de septiembre hasta el 6 de octubre con manifestaciones, conferencias y vigilias en países como Canadá, Alemania, España, Francia, Sudáfrica y Japón, informó en La Habana el Comité Internacional de Solidaridad con “los Cinco”.

En Estados Unidos, donde los espías fueron detenidos en 1998 y condenados por espionaje en el 2001, el próximo 11 de septiembre habrá acciones de lobby sobre el caso en el Congreso y al día siguiente protestas públicas en Nueva York y San Francisco, así como ante la Casa Blanca, en Washington.

“Queremos que sea una jornada que haga llegar el mensaje de demanda de la liberación a lo más lejos posible”, afirmó Fernando González, uno de los dos agentes cubanos del grupo que ya fueron liberados.

González regresó a Cuba en febrero pasado tras cumplir una condena de más de 15 años de cárcel en Estados Unidos y antes, en el 2013, lo hizo René González.

Siguen presos en Estados Unidos Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.

Paralelamente a esta campaña se desarrollará el décimo Coloquio Internacional por la Libertad de los Cinco, que la semana próxima reunirá en La Habana a más de 200 delegados de 49 países, según los organizadores.

“Los Cinco” fueron detenidos por ser espías no declarados cuando la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) desmanteló la red de espionaje cubana “Avispa”, que actuaba en el sur de Florida.

Todos admitieron que eran agentes del gobierno cubano “no declarados” ante EEUU, pero alegaron que espiaban a “grupos de exiliados” que conspiraban contra el entonces gobernante Fidel Castro, y no al gobierno de Estados Unidos.

En el 2001 fueron condenados a largas penas de prisión (incluidas dos cadenas perpetuas para Hernández), tras un juicio criticado por Cuba por considerar que estuvo plagado de irregularidades.

Lo mismo ocurre en EEUU con el caso del contratista estadounidense Alan Gross, que cumple condena en Cuba por actividades subversivas, y que es otro punto de fricción en las difíciles relaciones entre ambos países.

  Comentarios