Últimas Noticias

Régimen gana más de $700 millones por médicos en Brasil

El régimen de La Habana ha ingresado más de $700 millones, desde agosto del 2013, en concepto de servicios médicos en Brasil, según un análisis del semanario británico The Economist.

Unos 11,456 profesionales cubanos participan en el programa Más Médicos, organizado por Brasilia con la mediación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Brasil paga a cada participante un salario de unos $4,500 mensuales a través de la OPS, entidad que transfiere el dinero al gobierno cubano, después de cobrar una comisión administrativa del 5 por ciento.

La Habana solo paga a los médicos un salario mensual de $1,245, y se embolsa el resto.

El acuerdo ha sido fuertemente criticado por opositores y expertos de ambos países, debido a las condiciones de semiesclavitud que plantea.

The Economist recuerda que Cuba cuenta con 440,000 profesionales de la salud, de los cuales alrededor de 50,000 prestan servicios en 66 países. La mitad, en Venezuela.

“Los acuerdos con otros países son similares al de Brasil: los cubanos ganan menos que los médicos locales y el resto de su salario es transferido al gobierno de las isla”, manifiesta el semanario.

Actualmente, la venta de servicios en el extranjero es la mayor fuente de divisas de Cuba. Para el 2014, el gobierno de La Habana estima una recaudación de $8,200 millones.

La Unidad de Inteligencia de The Economist aclara que la renovación del programa, por parte de Brasil, no cambia sus previsiones macroeconómicas sobre Cuba, “pero será un alivio para el gobierno de Raúl Castro”.

El 95 por ciento de los brasileños atendidos por el Más Médicos se dijo satisfecho con este programa de salud pública por el que el gobierno contrató a 14,462 profesionales, en su gran mayoría cubanos, para atender áreas remotas y periféricas, según una encuesta divulgada el jueves por el gobierno.

El citado programa permite al gobierno ofrecer servicios de salud a 50 millones de personas en 3,785 municipios remotos o aislados, en áreas periféricas de las grandes ciudades y en 34 distritos indígenas, según un balance divulgado por el Ministerio de Salud este jueves, cuando se conmemora un año de su implantación.

El sondeo sobre la aceptación de este programa, que generó polémicas inicialmente por el origen de los médicos y se ha convertido en tema de debate electoral, fue divulgado a falta de un mes para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil.

El Más Médicos es una de las banderas electorales de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que aspira a la reelección, y ha sido tildado de paliativo y electoral por sus principales rivales en las elecciones.

De acuerdo con el sondeo divulgado el jueves, para el 86 por ciento de los beneficiados la calidad de la atención médica “mejoró mucho” desde la llegada de los nuevos profesionales.

Las 4,000 personas encuestadas en 200 municipios entre el 4 de junio y el 6 de julio por la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) dieron en promedio calificaciones superiores a 8 (sobre 10) a los médicos contratados, incluyendo los cubanos.

El 84 por ciento dijo estar satisfecho con la duración de las consultas y un 80 por ciento dio una calificación positiva al acompañamiento que hacen los médicos del programa.

Según los consultados, los aspectos más positivos del Más Médicos son el aumento del número de consultas (58 por ciento), la presencia de médicos todos los días en los puestos de salud (33 por ciento) y la buena atención ofrecida por los profesionales contratados (37 por ciento).

En cuanto a los médicos, de los que 11,456 son cubanos, el 96 por ciento de los pacientes los calificó como competentes y un 90 por ciento dijo que ofrecen una atención adecuada.

“Este estudio confirma que los beneficiarios del Más Médicos en la periferia de las grandes ciudades, en el interior del país, en la selva amazónica y en el nordeste (región más pobre de Brasil) están muy satisfechos con los médicos”, afirmó el ministro de Salud, Arthur Chioro, en la entrevista en la que presentó el balance.

El ministro anunció igualmente que, para garantizar la continuidad del programa en un futuro, el gobierno autorizó la apertura de cursos de medicina en 39 pequeñas ciudades con el fin de que los médicos del interior puedan formarse en sus regiones de origen y permanecer en las mismas.

El gobierno ofrecerá incentivos a las universidades que abran sus cursos de medicina en estas regiones.

“La apertura de nuevos cursos y cupos para universitarios tendrá en cuenta la necesidad de la población y la infraestructura de los servicios, de esa forma más facultades surgirán en localidades con escasez de profesionales y en ciudades del interior”, según un comunicado del Ministerio.

La alta satisfacción de los beneficiarios del Más Médicos contrasta con la enorme insatisfacción de los brasileños en general con los servicios de salud del país constatada en una encuesta divulgada el mes pasado por el Consejo Federal de Medicina.

Según dicho estudio, el 93 por ciento de los brasileños está insatisfecho con los servicios de salud, bien sean públicos o privados, especialmente por las filas de espera en hospitales y consultorios, la dificultad para acceder al servicio y la mala administración de los recursos destinados al sector.

  Comentarios