Artes y Letras

Caminos transitados: Celina Jure y Martín Mele

Un camino es eso, una vasta vía que se ofrece ante sí y de la que es disfrutable el camino mismo con sus escollos y sorpresas. Celina Jure y Martín Mele, así lo han comprendido. Sin ambición ni apremio por llegar a ningún sitio, la obra de estos dos artistas argentinos que comparten vidas personales, latitudes disímiles (residen entre Dusseldorf y Buenos Aires) y la pasión por el arte los ha llevado al regocijo en la ruta, el accidente, convirtiendo cada experiencia vivencial en un trazo arqueológico contemporáneo, vestigio de ese perenne errar que es la vida.

Transited Roads (Caminos transitados) es el nombre de la más reciente exposición personal de esta pareja y la primera en la arena local, gracias a Dotfiftyone Gallery.

Renunciando al tono enfático tan caro al arte, Transited Roads se integra de azarosos artefactos y gestos cromáticos que hacen énfasis en lo procesual más que en el objeto acabado. La obra no es sino el rastro, la reminiscencia del camino recorrido, invitando al espectador a revisitarlo.

Interesada en la fuerza gestual y la cualidad expresiva del color, la obra de Celina Jure (Jujuy, Argentina, 1963) parte de la comunión con el medio. Sea este arcilla o acrílico, la obra resultante se desprende de ese trance magnífico: el tremendo impacto que se desprende de la interacción directa de la artista con el acto creativo. Las obras, generalmente de gran escala, permiten a la artista adentrarse en el lienzo que desgajada de toda referencia, deviene realidad en sí misma y donde tiempo, ritmo y expresión cromática nos atrapan en un torbellino que nos succiona del espacio inmaculado que es la galería aventurándonos en senderos insospechados. La obra de Jure tiene innegables puntos de contacto con la tradición abierta por el expresionismo abstracto americano donde gesto, grandes formatos, sentido de lo procesual y carácter abierto de la obra, abren camino a una experiencia personal e intimista del hecho artístico.

Por su parte, las obras de Martín Mele (Buenos Aires, Argentina, 1960) son como reminiscencias de experiencias azarosas personales que nos son desconocidas. Intersecciones entre objetos cotidianos inocuos que, resultado de la lucha tensional y el equilibrio precario, nos alarman, seducen e interrogan. Salvación (2015) es una suerte de estructura totémica construida a partir de palos de golf y bastones. El frágil y grácil arreglo conlleva a la revisión de los presupuestos y desigualdades subyacentes en la sociedad contemporánea, a la que siempre el artista refiere de forma tangencial.

Otras piezas de Mele incluidas en la muestra establecen un paralelo con hitos de la historia del arte y, más concretamente, la relación entre el objet trouvé y su cualidad escultural. Tales son los casos de Henry Moore, 2014; Moore 4, 2015; De Chirico, 2015; Tatlin Tower, 2015 y Untitled (Homage Louise Bourgeois), 2015.

Si para Jure, el arsenal expresivo del gesto corporal sobre el lienzo o la arcilla (como atestigua el performance del artista que se exhibe en la sala de video de la galería) desencadena un torbellino emocional que nos arroba y transporta, en el caso de Mele es justo ese equilibrio tensional donde el menor de los gestos conduce al descalabro, lo que carga las obras de un ímpetu inusitado.

Ambos artistas con una extensa carrera de uno y otro lado del Atlántico, avanzan en lo procesual, haciendo de la obra terminada apenas una reminiscencia, mera huella de ese rastro que dejamos día a día en nuestro andar y que, constituye, en definitiva, nuestras vidas.

Janet Batet es escritora, comisaria y crítica de arte.

jbatet@hotmail.com

‘Transited roads: Celina Jure and Martin Mele’. Hasta el 15 de junio en Dotfiftyone. 187 NW 27th St., Miami.

  Comentarios