Artes y Letras

William Córdova: Alquimias del sur

‘Badussy (or Macho Pichu After Dark)’, 2003. Video digital en color transferido de una cinta Super 8, con sonido, 2 minutos y 45 segundos.
‘Badussy (or Macho Pichu After Dark)’, 2003. Video digital en color transferido de una cinta Super 8, con sonido, 2 minutos y 45 segundos.

William Cordova now’s the time: narratives of southern alchemy (William Córdova ahora es el momento: narrativas de la alquimia del sur) es el título del primer estudio museográfico extendido de la obra de este artista afincado en el sur de la Florida.

William Córdova nace en Lima en 1969 y se estable en Miami desde muy temprana edad, transcurriendo su infancia entre Miami y Lima. También son habituales entonces las estancias en Houston, Chicago y Nueva York. En 1996 se gradúa de Bellas Artes de The School of the Art Institute of Chicago y ocho años mas tarde, en 2004, obtiene su título de maestría en Bellas Artes en Yale University.

La trayectoria artística de William Córdova, que actualmente comparte residencia entre Miami, Lima y Nueva York, está estrechamente ligada a su propia biografía nómada y existencia transcultural. La compleja y, a un tiempo, íntima practica artística de Córdova donde se entremezclan dibujo, pintura, fotografía, video e instalaciones efímeras, está impregnada de colisiones culturales -traumáticas y magníficas- que surcan tiempo y espacio en una compleja red de significaciones acerca de la existencia contemporánea. Tiempo histórico y tiempo presente, latitudes encontradas, fuentes tradicionales y contemporáneas coexisten en su obra en sopesados manifiestos no exentos de tensión.

William Cordova now’s the time: narratives of southern alchemy, abierta ahora en el Perez Art Museum of Miami Dade (PAMM), comprende más de 60 obras del artista producidas entre 1984 y 2017. La museografía de la muestra, fiel a la producción de Córdova, es una laberíntica instalación donde dibujo, fotografía, video, escultura efímera y objetos encontrados se entrelazan en agudo comentario acerca de la superposición de tiempos históricos (indígena, colonial, contemporáneo) en inquietantes reflexiones acerca de nuestro devenir histórico, cultural y personal. Siendo así, el realismo mágico coexiste y dialoga con la realidad social en una remezcla cuasi musical donde tempo e intermezzos integran en sinfonía única historia del arte, cultura popular, rural y urbana, literatura, telenovela, música y pasajes específicos de su biografía personal del artista.

Córdova prefiere materiales insignificantes para edificar su discurso. Objetos encontrados, postales, fotografías de colores velados, dibujos e instalaciones efímeras que hacen resistencia a las nociones enfáticas del arte al tiempo que propician un acercamiento íntimo -casi a sotto vocce- entre el espectador y la obra.

Untitled (The Echo In Nicolás Guillén Landrián's Bolex) (2008-2009), es un ejemplo del particularísimo vocabulario estético de William Córdova. Los 99 elementos que conforman la pieza se articulan bajando la línea del horizonte, como en un susurro. Imágenes, textos y materiales varios se integran en un diálogo informal acerca del cotidiano: esa suerte de mitología personal que constituye nuestra existencia. El título de la pieza, alude a realizador experimental cubano Nicolás Guillén Landrián, cuyo trabajo es realizado usando una Bolex 16 mm.

En la obra de Córdova son típicas las colisiones culturales muchas veces enfatizadas desde los títulos mismos de las obras que siempre renuncian a la capitalización de las letras. daniel boone, pat boone y mary boone (and firestone, pero los Olmecas venceran); the house that frank Lloyd wright built 4 atahualpa y lee, 2008; cumanana (southern alchemy pa’ nicomedes santa cruz y damion thurston AKA MC Madness), 2017; y Badussy (or macho pichu after dark), 2003 son ejemplo de ello.

De marcada lírica, la obra de Córdova está impregnada de una contundente reflexión acerca de las disparidades sociales, culturales y económicas propias la era global. Sin embargo, el artista renuncia por completo al panfleto albergándose en esos intersticios en apariencia insignificantes que cimientan nuestra existencia. Siendo así, el artista gusta de la intimidad –un diálogo tête-à-tête que bien podría ser el tema de la sobremesa del hogar.

En sus delicados dibujos, las más de las veces, acentuados por un único elemento que se desplaza ligeramente del centro generando zonas de lata tensión, las vastas áreas de espacio en blanco funcionan como ejes activadores de reflexión. Aquí, la serie de dibujos incluida en la muestra y que da titulo a la exposición: now’s the time, del 2009, a donde pertenecen pachacuti, pacha mama y amauta.

Sus esculturas e instalaciones realizadas a base de objetos encontrados que asistidos de la mínima intervención devienen suerte de talismanes magníficos constituyen una elegía sin par a nuestra cotidianidad y herencia cultural.

Untitled (crown), 2012/2018 es una corona realizada con cristales de espejuelos de sol montados sobre metal en un evocador canto al astro sol. untitled (geronimo), 2009, de simplicidad y belleza sin par, se compone de materiales sencillos (bolsas de papel, plumas y envolturas de monedas de plástico) que se erigen tótem y resguardo.

La prolífica obra de William Córdova es un constante pesquisa siempre albergada en ese espacio liminal donde coexisten en tensión y reformulación constante el yo y el otro; lo tradicional y lo contemporáneo, lo rural y lo urbano, cultura popular y alta cultura, lo trascendente y lo intrascendente.

Janet Batet es escritora, curadora y crítica de arte. Escribe para diferentes publicaciones, galerías y museos.

‘William Cordova now’s the time: narratives of southern alchemy (William Córdova ahora es el momento: narrativas de la alquimia del sur)’, hasta el 7 de octubre el en Perez Art Museum Miami, 1103 Biscayne Blvd., Miami, FL 33132. (305) 375-3000. Más inf: info@pamm.org

  Comentarios