Artes y Letras

La pasión literaria según Jorge Carrión

Jorge Carrión
Jorge Carrión

Cuando Jorge Carrión (España, 1976) llega a una ciudad, lo primero que hace es visitar sus librerías. El ritual, inalterable al clima y a la agenda profesional del escritor y periodista, colaborador de la edición española de The New York Times y el suplemento Cultura/s de La Vanguardia, dio como resultado un libro de ensayos –finalista del Premio Anagrama–, que es homenaje y declaración de amor, pero también una pesquisa exhaustiva contada con estilo ameno y para nada erudito.

Con el sucinto título de Librerías (Anagrama), Carrión escribe sobre verdaderos mitos de la cultura, entre los que se cuentan Strand (Nueva York), City Lights (San Francisco), Shakespeare and Company (París), Stanfords (Londres), La Central (Barcelona), El Ateneo (Buenos Aires), los establecimientos del Fondo de Cultura (Ciudad de México).

El autor se presenta el martes 11 de septiembre en Books and Books invitado por la Miami Book Fair para conversar sobre Librerías –cuenta con versión en inglés: Bookshops: A Reader’s History (Biblioasis)– y Barcelona. Libro de los pasajes (Galaxia Gutenberg), un trabajo inspirado en el filósofo Walter Benjamin que le sirve al español para trazar un paseo literario por la parte más íntima de la metrópolis catalana.

Parafraseando a Vila-Matas, uno de sus ciudadanos más ilustres, ¿Barcelona no se acaba nunca?

Barcelona es infinita, como todas las ciudades. El otro día leí un reportaje sobre un hombre que se ha propuesto caminar por todas las calles de Nueva York y lleva años haciéndolo. Me parece un gesto épico, monstruoso, y sobre todo irrepresentable: todas las calles de NYC no caben en un libro. Por eso aposté por los pasajes de mi ciudad, porque son menos de 400 y sí podía caminarlos y además representarlos. Aunque, por supuesto, es una estrategia para tomar la parte por el todo. Gracias a los pasajes puedo hablar de Barcelona y sobre todo de la idea de ciudad. Para que el lector conozca mi ciudad y piense la suya.

Los pasajes como las figuras de Joan Miró, Josep Pla, Joe Gould, Ítalo Calvino, Charles Baudelaire y por supuesto Walter Benjamin son atravesados por hechos autobiográficos. ¿El libro también actúa como una especie de educación sentimental de Jorge Carrión?

Es un libro sobre las ciudades y sus habitantes, no sobre mí. El periodismo y el ensayo son generosos: se vuelcan en los otros, no en uno mismo. Pero es verdad que hay algunos fragmentos autobiográficos, porque la escritura del libro coincidió con el nacimiento de mis dos hijos, que sí son barceloneses (yo nací en otra ciudad). Todos los libros son partes de tu autobiografía, como lector y como escritor. Incluso los de ficción.

Entre los tantos temas que conectan a Barcelona. Libro de los pasajes con Librerías me ha quedado grabada la idea del escritor como flâneur del siglo XXI, el que deambula por calles y sitios, pero también por la web, adentrándose en Google Map, en links.

Me encanta caminar y me encanta navegar por Internet. La ciudad y la red son los dos inventos más complejos que ha creado el ser humano. Tanto Librerías como Barcelona. libro de los pasajes no hubieran sido posibles sin mis viajes físicos y sin mis búsquedas en hemerotecas virtuales o en Google Books. Creo que por eso tienen forma de red, es decir, no tienen centro. Pero sí tienen un hilo de Ariadna para recorrer ese laberinto: las librerías del mundo y los pasajes de Barcelona.

Recorriste muchísimas librerías alrededor del mundo, sacaste fotos de los edificios, de tarjetas de libreros y volúmenes raros, postales. ¿Por qué decidiste incorporar ese material visual?

La verdad es que en los últimos años tomo cada vez menos notas a mano y hago más fotos en mi teléfono móvil (y me hice usuario de Instagram, donde expando mi obsesión por las librerías y los pasajes). Por eso me parecía natural integrar imágenes en los dos libros. Ambos proyectos literarios son paralelos a mis dos primeros cómics, con el dibujante español Sagar, de hecho. Todos somos textovisuales además de audiovisuales, de modo que la novela gráfica o la novela ilustrada son muy propias de nuestra época.

Los dos libros dejan de lado la erudición exacerbada y el tono pesado que podría tener el ensayo, por uno más ameno, de crónica donde se juntan el dato revelador, el detalle, y el conocimiento de la historia y la literatura.

En todos mis libros la narrativa se sirve de las estrategias del periodismo y del ensayo para contar historias y para desarrollar ideas. Intento seguir el camino de Heródoto, de Montaigne, de Zweig, de Sontag, de los maestros. El viaje siempre ha sido una estructura que combina bien la anécdota con la entrevista, la historia con la teoría, la comedia y la tragedia. Mis libros siempre están en movimiento, buscando el tono adecuado para tratar cada tema. Son libros inquietos y mestizos, impuros, como nosotros, los humanos.

Presentación de Barcelona. Libro de los pasajes y Librerías de Jorge Carrión el martes 11 de septiembre en Books and Books, 265 Aragón Ave (Coral Gables, FL 33134), (305) 442-4408.

  Comentarios