Artes y Letras

Judy Chicago: muestra retrospectiva en Miami

‘Trinity, Sunset Squares’, 1965. Vista parcial de la exhibición “Judy Chicago: A Reckoning” en el Instituto de Arte Contemporáneo (Institute of Contemporary Art, Miami).
‘Trinity, Sunset Squares’, 1965. Vista parcial de la exhibición “Judy Chicago: A Reckoning” en el Instituto de Arte Contemporáneo (Institute of Contemporary Art, Miami). Cortesia: ICA Miami

Cuando la icónica instalación de Judy Chicago, “The Dinner Party” (1974-1979) se mostró al público por primera vez en el San Francisco Museum of Modern Art en marzo de 1979, se asistía a un momento histórico que marcaba un antes y un después dentro de la historia del arte occidental y el reconocimiento de la producción femenina relegada a lo largo de la historia. La sintomática obra que toma como punto de partida La última cena de Leonardo Da Vinci en tanto icono del genio artístico –y masculino- se apropiaba de la idea de la mesa –tan asociada al rol doméstico de la mujer- y de la eucaristía –en tanto muerte y resurrección.

Sustituido el carácter religioso por el banquete pagano donde las vulvas desprovistas de mojigatería restituyen el rol de la mujer negado por la historia, la mesa rectangular y unidireccional de la última cena es sustituida por el triángulo equilátero contenedor a la vez del sexo femenino y la idea de equidad o justicia social tan cara a la pieza. Cada uno de los tres laterales que componen la mesa que resume un período histórico acoge trece platos y sus correspondientes caminos de mesa (el mismo número de figuras presentes en La última cena al tiempo que el número de brujas en un aquelarre). Al total de los 39 servicios de mesa que rinden tributo y reconocimiento a la mujer a lo largo de la historia se suman los 999 nombres inscritos en dorado sobre las lozas también triangulares que soportan la mesa.

Judy Chicago: A Reckoning, abierta ahora al público en el Institute of Contemporary Art (ICA) en Miami, es una muestra retrospectiva de la obra de esta pionera del arte feminista. Centrada en varios cuerpos de trabajo mayores dentro de la trayectoria de la artista, la exposición nos invita a la transición iconográfica de Judy Chicago desde la peculiar abstracción minimalista a la icónica figuración donde la peculiar iconografía feminista deviene centro de la pesquisa que anima a la artista.

El primer cuerpo de trabajo se centra en el peculiar trabajo minimalista realizado entre 1965 y 1973. Las formas frías y asépticas son trastocadas por los cuerpos forrados en tela y el empleo del color pastel que genera un distanciamiento inmediato del pretendido anonimato y las formas industriales propias de este movimiento. Ejemplo de ello son Trinity (1965) y Sunset Squares (1965/2008).

Chicago parte de materiales y técnicas industriales asociados a lo masculino (el capó del auto y pintura spray industrial) que son trastocados en entidades totémicas de naturaleza erógena.

A partir de principios de la década de los años setenta, la proyección feminista de Judy Chicago se evidencia tanto en su labor pedagógica como artística. El sentido concéntrico y luminoso (Heaven is for White Men Only y Let it All Hang Out, ambas de 1973) así como la introducción de la caligrafía (Reincarnation Thryptic, 1973) van prefigurando The Dinner Party, de la cual la muestra comprende platos de prueba.

Estableciendo el necesario contrapunto entre género y estereotipo, encontramos The Birth Project Series (1980-1985) y PowerPlay (1982-1987). En la primera, Chicago se acoge técnicas tradicionales identificadas con la labor femenina (bordado, macramé, técnica del edredón) que engranan en una suerte de maná donde vida y creatividad van mano a mano, para avanzar temas asociados a la vida y la creación en un flujo . El arquetipo femenino de fecundidad es contrapuesto a la construcción masculina asociada al poder. Los estados emocionales derivados de ambas series es alto revelador.

Autobiography of a Year (1993-94) es la obra más reciente incluida en A Reckoning... está compuesta por 140 dibujos realizados en acuarela y prismacolor sobre papel, la serie que tiene la delicadeza del diálogo íntimo y desinhibido, nos adentra en el mundo personal del la artista.

Como regalo especial a la ciudad del sol, Chicago presentará en febrero Making a Purple Poem for Miami. El performance entronca con sus tempranas Atmospheres, en las que la artista a través de diferentes medios (pirotecnia, fuegos artificiales o hielo seco) transformaba el paisaje para impregnarlo de la atmósfera y energía femeninas.

Janet Batet es escritora, curadora y crítica de arte. Escribe para diferentes publicaciones, galerías y museos.

Judy Chicago: A reckoning, hasta el 21 de abril del 2019, Institute of Contemporary Art Miami, 61 NE 41st Street, Miami, FL 33137. (305) 901- 5272.

  Comentarios