Artes y Letras

‘Isla en la luz’, 30 escritores y 35 artistas cubanos en un libro

Ha viajado desde Miami hasta París un ejemplar del voluminoso libro Isla en la luz / Island in the Light, en edición bilingüe inglés y español. Se trata de un trabajo muy especial realizado por la Jorge M. Pérez Family Foundation, a partir de obras de arte cubano que atesora el Pérez Art Museum de Miami (PAMM).

Meses antes había recibido una invitación de parte de la escritora Wendy Guerra para colaborar junto a otros 30 escritores cubanos en este proyecto que apenas empezaba a madurar. Se trataba de escribir un cuento, poema u otro género, de tema libre, que guardara alguna relación con una obra de arte cubano, previa elección, entre las muchas que se exhiben en el PAMM, sito a orillas de la bahía de Biscayne. Escogí entonces Girasoles, de Tania Bruguera, y sobre esta escribí un cuento titulado Griselda, el vendabal y los girasoles.

El libro fue coordinado la propia Guerra y el escritor Leonardo Padura, ambos residentes en La Habana, y autores de textos sobre algunas de las obras escogidas, quienes contaron a su vez con la colaboración especial del artista plástico Carlos Garaicoa y el apoyo del equipo de curadores del PAMM.

Yo había estado dos veces en el PAMM durante mis visitas a Miami y me había gustado la arquitectura del edificio de los arquitectos suizos Herzog & de Meuron, los espacios claros, la aparente ligereza de su estructura exterior, la fusión entre los jardines y la bahía en una ciudad que no ofrece muchas alternativas para caminar a orillas de esta última. De la mima manera, me había parecido que el café al aire libre era un sitio poco atractivo debido al ruido ensordecedor del constante tráfico de la vía rápida que conecta el continente con las islas de la bahía y Miami Beach.

Isla en la luz, con prefacio del empresario y mecenas cubanoamericano Jorge Pérez, destaca el trabajo de 35 artistas cubanos o de origen cubano en simbiosis con los textos que 30 escritores, también de la Isla, escribieron sobre estos. Cuenta además con la música del cantautor Pável Urkiza, compuesta especialmente para el libro y que puede descargarse mediante códigos QR disponibles en sus páginas.

Los artistas que, por orden de aparición, acompañan el proyecto son: Juan Carlos Alom, Alexandre Arrechea, José Bedia, Tania Bruguera, Alejandro Campins, María Magdalena Campos Pons, Iván Capote, Yoan Capote, Elizabeth Cerviño, Tomás Esson, Roberto Fabelo, Leandro Leal, Teresita Fernández, Diana Fonseca, Carlos Garaicoa, Flavio Garciandía, Diango Hernández, Julio Larraz, Glenda León, Reynier Leyva Novo, Los Carpinteros, Enrique Martínez Celaya, Francisco Masó, Ana Mendieta, Glexis Novoa, Michel Pérez, Eduardo Ponjuán, Sandra Ramos, René Francisco Rodríguez, Lázaro Saavedra, Zilia Sánchez, Rubén Torres Llorca, Antonia Wright y José Yaque.

Entre cuentos, notas, versos o relatos inspirados por cada uno de los anteriormente mencionados podemos leer a Mylene Fernández, Rosa Lowinger, Ramón Fernández-Larrea, Karla Suárez, Jorge Enrique Lage, Alex Fleites, Manuel García, Abilio Estévez, José Pérez Olivares, Leonardo Padura, Iván de la Nuez, Wendy Guerra, Daína Chaviano, Luis Manuel García, José Kozer, Francisco López Sacha, Reina María Rodríguez, Arturo Arango, Carlos Pintado, Reinaldo Montero, Ana Mendienta, Rafael Grillo, Achy Obejas, Atilio Caballero, Orlando Hernández, Pedro Juan Gutiérrez, Mayra Montero, Legna Rodríguez Iglesias y Víctor Rodríguez Núñez, siendo Mendieta la única artista que escribe sobre su obra.

Al repasar los sitios donde viven los participantes nos damos cuenta de que, entre Suiza, Francia, Italia, Portugal, España, México, Puerto Rico, Argentina, Estados Unidos y la Isla, se encuentran diseminados por una amplia geografía.

El museo cuenta con unas 1,800 obras, de las cuales unas 110 han sido donadas por Jorge Pérez o se encuentran bajo promesa de donación en el futuro. Y para que la institución llevara su nombre el exitoso empresario efectuó, en su momento, una donación de $35 millones, algo que lo convirtió en el principal donante del museo a título individual.

Al referirse a la labor que como mecenas de arte realiza desde hace algún tiempo en la ciudad de Miami, el propio Jorge Pérez nos recuerda que este libro ‘’no solamente celebra la obra de los artistas y escritores cubanos contemporáneos, sino que también refleja [sus] convicciones en cuanto a la importancia del intercambio entre las disciplinas artísticas y la centralidad de Miami en el contexto del arte contemporáneo’’.

Se agradecen trabajos como este que arrojan luz sobre la creación a la vez que tienden puentes entre las partes dislocadas del rompecabezas cubano. Y también que en un legítimo intercambio se mezclen los intereses y aportes del capital privado, los artistas y escritores.

Sin este tipo de acciones no hubiera existido el Renacimiento italiano y menos el clasicismo francés, por solo citar dos momentos cimeros de la historia del arte occidental. Como tampoco pudiéramos disfrutar hoy en día de los diferentes Guggenheim (Nueva York, Venecia, Bilbao, etc.), ni del Thyssen-Bornemisza de Madrid o del parisino Jacquemart-André, entre muchas otras grandes colecciones e instituciones a lo largo y ancho del mundo.

William Navarrete es un escritor cubano, residente en París.

wnavarre75@wanadoo.fr

  Comentarios