Artes y Letras

Armando Caicedo regresa con una novela de suspenso

El escritor Armando Caicedo presenta la novela el miércoles 10 de julio a las 7:00 p.m. en el Koubek Center de la ciudad. El evento es organizado por la Feria del Libro de Miami y Palabra Libre.
El escritor Armando Caicedo presenta la novela el miércoles 10 de julio a las 7:00 p.m. en el Koubek Center de la ciudad. El evento es organizado por la Feria del Libro de Miami y Palabra Libre.

Armando Caicedo es un autor conocido para la mayoría del público de la ciudad. Cada nuevo trabajo es recibido por sus fieles lectores que celebran sus historias en las que no falta el humor y la ternura, dos condiciones que también son parte de la personalidad de Armando. Con El niño que me perdonó la vida –obra que merece llevarse al cine– logró que sea una de las novelas más leídas en la Feria del Libro de Bogotá 2018.

El escritor colombiano regresa con Abril nace en enero (Palabra Libre), una trama con peso propio en que la amistad de Gabriela y Abril, compañeras de clase en el colegio más aristocrático del país, es una excusa para desplegar una historia política. Gabriela es la única heredera del banquero Hoffman, millonario y de ética esquiva. Cuando la jovencita rica es secuestrada, desencadena una serie de enigmas que capítulo a capítulo sostienen la atención. Para el nuevo trabajo, Caicedo decidió sumergirse en las aguas negras de la novela de intriga.

Tal vez, Abril nace en enero sea la obra más ambiciosa del autor, y el resultado no desentona con el esfuerzo. Aún con más de 500 páginas, la novela se disfruta por su historia y por lo entrañable de las protagonistas que, para el prejuicio de la sociedad, son tan diferentes entre sí, pero que en el fondo tienen muchas cosas en común, entre ellas, el deseo íntimo de justicia y paz.

Su anterior novela era de corte testimonial. Ahora, en cambio, llega con una de intriga. ¿Qué lo sedujo de este género?

En Abril nace en enero exploro el género de intriga, motivado por mi respeto al lector. El lector hace su mejor esfuerzo por leer mi historia, y yo, como retribución, tengo que hacer mi mejor esfuerzo por involucrarlo, informarlo y divertirlo. Desde mi perspectiva como autor, es con esa justa reciprocidad como debe funcionar la literatura. El alma de una novela está inspirada en un juego de conflictos, y el oxígeno que le da vida a los conflictos se llama “intriga”. Al lector le gusta jugar y lo seduce el fascinante reto que le plantea el autor: “yo te involucro en una trama donde se mezclan escenas de tensión, humor, drama y suspenso y tú –en contraprestación– intenta imaginar el más insólito de los posibles desenlaces”. Confieso que en la novela de Abril, el gran sorprendido por el inesperado desenlace fui yo como autor. Ni en sueños me imaginé el curso que tomó la historia, ni mucho menos la asombrosa resolución de la trama.

Abril y Gabriela son dos jóvenes de distinta clase social que, sin embargo, van al mismo colegio. ¿Qué encontró en ese contraste para incluirlo en la novela?

La trama de esta novela se basa en la aparente discrepancia entre sus dos protagonistas: Gabriela, única heredera de un imperio financiero, y Abril, una adolescente pobre. Ambas comparten durante seis años el mismo salón de clase. Abril asiste a ese colegio élite, gracias a una beca caritativa, con la condición que jamás revele ni su clase social, ni el barrio obrero donde vive, ni la precaria situación económica de su familia. Gabriela, por su parte, no disfruta de una adolescencia feliz, sufre de depresión causada por el rígido dispositivo de seguridad que le imponen sus padres y por la indiferencia de sus compañeras de clase, que confunden su ansiedad social con pedantería. Al final de cuentas, todas consideran que se trata de una adolescente millonaria, que lo tiene todo y que no le hace falta siquiera un gesto de amistad. Después de tres años de indiferencia, un día Abril y Gabriela se convierten en las mejores amigas. Gabriela encuentra en Abril su polo a tierra y la oportunidad de asomarse por una nueva ventana a un mundo real y fascinante que ella desconoce. De súbito, en un giro inesperado de esta historia, la vida de la mujer más rica dependerá de la habilidad de negociar con criminales, de la adolescente más pobre.

Más allá del suspenso, los personajes de esta novela, como de otras, siempre tienen algo en común: no tienen maldad, lo que produce una empatía inmediata.

La clave de una buena historia es la construcción de escenarios de una autenticidad a toda prueba, donde interactúan personajes dotados de humanidad ‘tridimensional’: imperfectos, soñadores, temerosos, con ambiciones y limitaciones, que deben resolver conflictos en los que se pone a prueba su valor, su ingenio, su capacidad de adaptación, su autenticidad... y hasta su vida. Como autor, no diseño robots destinados a lograr el desenlace esperado. Yo creo personajes ‘reales’ y les insuflo el soplo divino para dotarlos de alma, carácter, temperamento y sentimientos. Si los personajes están bien construidos, serán ellos los que irán creando imaginativos conflictos, introducirán nuevos personajes y, al final, resultarán dictándome la novela e imponiéndome su inesperado desenlace.

La novela tiene más de 500 páginas. ¿Cuánto tardó en escribirla?

Yo tardo un año en escribir una novela y dos años en someterla a las más duras pruebas para ajustarla y corregirla. Al final siempre descubro que la versión original luce más humana, divertida y espontánea. Entonces me pregunto: ¿No habré desperdiciado dos años buscando una perfección innecesaria?

¿Para la trama se inspiró en un hecho real?

En esta novela todo es real. Desde las mujeres entre 21 y 90 años que se reúnen a conspirar para enfrentar toda clase de amenazas y peligros, hasta el hecho de que ellas triunfan sin disparar ni un tiro y sin mancharse siquiera de salsa de tomate. Para el creador de la historia el verdadero reto es que el lector viva la trama como ‘un hecho real’, se involucre en los conflictos y los padezca al lado de los personajes de la novela, tome partido con ellos, sonría, llore, se interese con los desarrollos y viva con intensidad los enredos y maquinaciones sorpresivas. Así como los personajes que actúan en Abril nace en enero sufrirán cambios significativos durante el transcurso de la novela, los lectores también deben sentir que algo cambió en su modo de apreciar la vida, al concluir su lectura.

El escritor presenta la novela el miércoles 10 de julio a las 7:00 p.m. en el Koubek Center de la ciudad. El evento es organizado por la Feria del Libro de Miami y Palabra Libre.

  Comentarios