Artes y Letras

‘El Sexto’ presenta primera exposición en EEUU

Una de las obras de la muestra ‘Pork’, de ‘El Sexto’, expuesta en la mMarket Gallery de Miami Beach.
Una de las obras de la muestra ‘Pork’, de ‘El Sexto’, expuesta en la mMarket Gallery de Miami Beach. Danilo Maldonado Machado

En la primera exposición en Estados Unidos de pinturas y dibujos de Danilo Maldonado “El Sexto” no faltará el performance porcino. Este será una continuidad de aquellos cerdos nombrados Fidel y Raúl, por los que encerraron al joven grafitero 10 meses en una prisión de La Habana, y de la cual salió gracias a la presión internacional, y a una huelga de hambre que pudo costarle la vida.

Pork, como se titula la muestra, se inaugura el jueves 25 en Market Gallery, en Alton Road, Miami Beach. En la apertura se presentará el grupo de rock contestatario Porno para Ricardo.

“La exposición reúne obras en formatos pequeños y grandes, hechas en diferentes lugares del mundo, como las que trabajé a partir del 2012 en Cuba, dijo El Sexto, que reside en Cuba. “Dibujos que hice en la cárcel, lienzos realizados aquí en Miami y cinco piezas que creé en Holanda cuando obtuve la beca Justitia et Pax”.

La firma “El Sexto” se dio a conocer en las calles habaneras cuando Danilo Maldonado Machado escogió el seudónimo como nombre artístico para firmar los grafitis que iba dejando en paredes y muros. Cuando la policía política del gobierno de Raúl Castro comenzó a hostigarlo, secuestrarlo en autos aparentemente civiles, detenerlo intermitentemente, registrarle su casa y hasta amenazarlo, su nombre saltó a las redes sociales y la prensa internacional como parte de una campaña para proteger su integridad física.

Recuerda que cuando preparaba su performance de los cerdos “Fidel” y “Raúl” en diciembre del 2014 y fue detenido, los agentes de la Seguridad del Estado le dijeron: “Ahora sí que te pasaste...”.

“Convertí a Raúl Castro en un puerco a nivel internacional, y ellos se enfurecen con esas cosas”, afirma Danilo.

Pero, ¿qué significa El Sexto?

“Vivíamos una de esas épocas en que el gobierno cubano gastaba incalculables recursos para pedir la libertad de los cinco espías presos en Estados Unidos [los últimos tres espías fueron liberados por el presidente Barack Obama en operación secreta con el gobernante cubano] y la propaganda dentro de Cuba era constante y por todos los medios”, cuenta Maldonado Machado. “Y pensé que si había cinco prisioneros, bueno, yo también estaba preso en la isla, así que era el sexto”.

Para Danilo, El Sexto es un antihéroe, aunque mucha gente pensaba inicialmente que su firma tenía una connotación religiosa. Fue entonces que conoció a Yoani Sánchez y al escritor Orlando Luis Pardo Lazo y comenzó a colaborar con la revista Voces, que se editaba impresa y en línea en aquel entonces, y se creaba en la casa de la famosa bloguera y editora hoy día del periódico digital 14ymedio.

“Antes de nacer El Sexto, yo era un joven más sin esperanzas, inventando para poder comer, vendiendo tabacos y llevando a los extranjeros a ciertos restaurantes o paladares para ganarme una comisión”, comenta Maldonado Machado y agrega: “El Sexto me ha enseñado a preocuparme por los demás, no por mí solamente”.

Pork está producida por Steven Pollock, de Pollock Fine Art de Londres; Thor Halvorssen, de Human Right Foundation; y el equipo de Market Gallery, donde se exhibe la muestra.

Sobre los 10 meses que estuvo encerrado arbitrariamente en una prisión en Cuba, El Sexto expresa:

“La falta de higiene e insalubridad de la cárcel es difícil de contar. No había agua para bañarse y apenas para tomar. Maltratan a los familiares de los reos y lo que es peor, la cantidad de personas que están tras las rejas por gusto, bajo la absurda ley de peligrosidad”.

Pero también resultó para él una etapa sorprendente ante las muestras de solidaridad inesperadas.

“Empecé mis dibujos en la cárcel, gracias a que un médico de la prisión me regaló el repuesto de un bolígrafo y un papel; así pude hacer mi primer dibujo allí”, recuerda El Sexto. “Muchos guardias se solidarizan con los presos y los ayudan a sacar cartas para los familiares. De hecho, la que escribí como despedida cuando me encontraba en huelga de hambre la sacó del penal uno de ellos”.

Maldonado Machado también recibió un gran regalo: la solidaridad de su mamá y su abuela, quienes hasta ese momento tenían miedo de perder sus trabajos y no lo apoyaban en su actitud disidente al gobierno. Durante su encarcelamiento, su mamá y su abuela marcharon con las Damas de Blanco exigiendo la libertad de Danilo.

“Ahora mi familia está unida. Mi mamá y mi abuela despertaron y ahora se sienten orgullosas de mí, y yo de ellas; comprendieron que este es mi momento de expresarme y actuar, y me ayudan para que mi momento no pase de largo como le ha sucedido a tantos jóvenes cubanos”, explica El Sexto.

Afirma que no se queda en Miami, que en marzo regresa a Cuba, porque “hay un ruido allá y lo que hasta ahora he logrado ha sido por mi trabajo en la isla”, dice.

¿No siente miedo?

“El miedo es un sentimiento humano válido, pero a estas alturas pocas cosas me lo provocan”, comenta El Sexto. “Lo que hago es tratar de analizarlo y vencerlo. Mi único miedo es a no vivir”.

Y piensa en su hijita de 2 y medio años llamada Renata.

“Por ella venzo los obstáculos, trabajo, creo, para dejarle un legado de sueños, constancia y valentía, un ejemplo para que en el futuro no deje que nadie le levante la voz –ni un gobierno ni un marido”.

Además de la exposición, Maldonado Machado ha aprovechado su estancia en Miami para crear la Fundación El Sexto, que empleará el 80 por ciento de sus fondos en ayudar a los artistas independientes de Cuba para que puedan hacer su trabajo, y también a los opositores en sus campañas.

“Es impresionante lo que los cubanos han logrado hacer en Miami, si se pudo aquí, ¿cómo no vamos a lograrlo allá cuando seamos libres?”, expresa sobre sus impresiones de esta ciudad. “Acá me siento como si tuviese otra familia y muchas personas que siguen mi obra”.

De regreso a Cuba, El Sexto asegura que continuará acompañando a las Damas de Blanco y a la campaña Todos Marchamos, junto a su mamá y a su abuela.

“Lo que más quisiera es que la gente no siga escapando. Hace falta que se queden y se unan para entre todos poder resolver aquello”, argumenta Maldonado Machado refiriéndose a la situación política, económica y social de Cuba.

Todas las obras de la exposición se encuentran a la venta. Pork estará abierta hasta el 17 de marzo en Market Gallery, 1420 Alton Road, Miami Beach.

yorkville43@yahoo.com

  Comentarios