Artes y Letras

El colombiano Germán Botero: excavaciones de un milagro

Desde el pasado 15 de abril quedó oficialmente inaugurada en Durban Segnini Gallery, la exhibición personal Germán Botero: Geometer & Archaeologist, comisariada por la especialista Adriana Herrera. La muestra, integrada por doce piezas, entre esculturas e instalaciones, constituye una gran oportunidad para apreciar algunos de sus trabajos más recientes; los cuales mantienen una evidente conexión con su repertorio habitual. Botero, de origen colombiano, curiosamente no ha podido distanciarse –en más de cuatro décadas– de su formación como arquitecto. De ahí que tal influencia atraviese su obra, manifestándose en distintas etapas, en las que siempre está presente la obsesión constructiva.

Motivado tanto por objetos artesanales y materiales de origen industrial, los avances tecnológicos y otros símbolos de la modernidad, así como los preceptos arquitectónicos de Mies van der Rohe: “la importancia de la estructura sobre el ornamento, y el énfasis en el espacio abierto”, produce una suerte de escultura arquitectónica o paisajística, en cuyas primeros momentos predomina la figura del cubo, el vacío de la retícula multiplicada en distribuciones metálicas, que buscan alcanzar el cielo. Pero dichas creaciones de apariencia instalativa provienen –al mismo tiempo– del abstraccionismo geométrico y la experiencia del arte neo-concreto, pasando por la frialdad de las obras seriadas minimalistas, en cuya síntesis expresa un mundo nostálgico, que hurga en la tradición, en las formas del pasado.

Como bien indica Herrera, en las palabras del catálogo: “su viaje incesante como explorador del lenguaje de formas lo ha llevado más y más atrás en el tiempo. A partir de la modernidad urbana y su sueño de arquitecturas modulares que celebran el progreso, se trasladó a investigar expresiones pre-industriales, y luego profundizó en las raíces de la arquitectura prehispánica, y aún más atrás, en las primeras construcciones prehistóricas”. De modo que su obra contiene altos grados de búsqueda, asociaciones y referencias culturales, pues se apropia de imágenes o configuraciones existentes, las cuales recrea con un acento más contemporáneo, al tiempo que nos demuestra su interés por el valor de la historia y de la cultura mítica y ancestral de nuestro continente.

A estos efectos, la galería ostenta una acertada distribución de las piezas organizadas por temática y según los materiales como criterio unificador dentro de la diversidad. Obras como Patio de los Vientos (2012), Torre y Palma, ambas de 2013, Serpiente (2014), Parrillas (2015) y Corazón Dorado (2016), son ensambles de aluminio anodizado, que semejan un minucioso juego de armar -al estilo de Lego- lo cual le imprime un sentido lúdico más allá de la ambivalencia de las formas y el esmerado engranaje, que parece más trabajo de una fábrica, que obra del ser humano. Algo similar sucede con una de las piezas más atractivas de la muestra, Trompos (1986-2015), compuesta por una veintena de trompos de cerámica gigantes, como si se tratara de un nido de avestruz, pero lleno de estos juguetes. Mientras que los otros ejemplares en madera: Observatorio (2007), Terrazas Taironas (2007), Tumba Indígena (2009), y Coro (2012), esta última elaborada con semillas de palma semejando cabezas humanas, a modo de los Tzompantlis de la civilización maya o azteca, representan esa conexión profunda con los antepasados. La obra de este artista es una de las más representativas de Colombia en el mundo entero, una lástima que no hubiese espacio en la galería para colocar sus trabajos de orientación ecológica o sus piezas monumentales, pero esta exhibición nos facilita prácticamente hacer todo un recorrido por “la historia cultural de formas y construcciones, así como una dimensión material y eco-sistémica de nuestra presencia en la tierra”.

La muestra German Botero: Geometer & Archaeologist, está a disposición del público mediante cita telefónica previa en Durban Segnini Gallery, 3072 SW 38th Ave. Miami, FL 33146.

Twitter: @rubens_riol

  Comentarios