Artes y Letras

El museo Whitney estrena sede de lujo en Manhattan

Una vista del High Line y de la fachada este del museo.
Una vista del High Line y de la fachada este del museo. Ed Lederman/Whitney Organization

La nueva sede del museo Whitney de arte estadounidense, diseñada por Renzo Piano, abrirá sus puertas en la parte baja de Manhattan el próximo 1 de mayo, según informaron fuentes del museo.

Tras cerrar las puertas de su edificio en la calle Madison, en el Upper East Side, con la exitosa exposición de Jeff Koons, el Whitney ultima los preparativos para abrir al público su nueva sede, en el 99 de la calle Gansevoort, a los pies del popular parque del High Line y en el barrio chic del antiguo Meatpacking District.

Duplicando la superficie para la colección permanente del museo, este edificio sigue terminando las asimetrías, los ventanales y las enormes planchas de acero pintado de blanco según el proyecto que en 2008 le fue encargado al arquitecto genovés.

“El museo es una idea, no un lugar. Tenemos que ir adonde demos el mejor espacio para el arte y los artistas”, aseguró el director del museo, Adam D. Weinberg, el pasado mayo, cuando mostraron a la prensa las obras de la nueva sede, que será la cuarta para la institución.

El Whitney fue creado en 1918 por la millonaria Gertrude Vanderbilt Whitney bajo el nombre de Whitney Studio Club. Comenzó en la avenida A, se mudó a la calle 54 y desde 1966 se había unido al Metropolitan y al Guggenheim en el lado oriental de Central Park.

Ahora, disfrutará de 20,500 metros cuadrados de superficie total, 4,600 de ellos para galerías internas y 1,200 para terrazas que también expondrán esculturas e instalaciones.

En sus ocho plantas, acogerá además centros educativos, conservación, biblioteca, oficinas, cine e incluso una sala dedicada exclusivamente a las performances.

Para la apertura del museo, sus responsables han organizado una exposición que recoloca toda su colección permanente y rescata obras de su almacén que, por problema de espacio, no podían estar a la vista del público.

“Recolocando toda nuestra colección y explorando nuestro almacén todos hemos visto la colección permanente, que es nuestro ADN, de una manera sorprendente y refrescante, y así también la verá el visitante”, aseguró Weinberg.

Eward Hopper, Georgia O'Keeffe, Willem De Koonig, Andy Warhol o Cindy Sherman son algunos de los artistas que componen el patrimonio del museo, que en septiembre tendrá exposiciones temporales del modernista de la era del jazz Archibald Motley, de Frank Stella, uno de los artistas estadounidenses vivos más reputados, y de la colección Westreich/Wagner.

  Comentarios