Artes y Letras

‘Color Motion’, poética de la geometría abstracta

El cuadro, a la izquierda, es una obra de Pablo Griss. A la derecha, una escultura de Rafael Barrios.
El cuadro, a la izquierda, es una obra de Pablo Griss. A la derecha, una escultura de Rafael Barrios. Ranivilu Gallery

Para muchos el circuito de galerías de Miami está al borde de la saturación. Esto también se ha dicho respecto al número de ferias de arte que se celebran con motivo de Art Basel Miami Beach. Sin embargo, ambos escenarios –el de las galerías y el de las ferias– continúan no solo creciendo, sino que estrenan novedad año tras año.

Tal es el caso de la galería Ranivilu que estrenó espacio en el 2014 en Wynwood. Desde su apertura hasta la fecha ha realizado cuatro exposiciones, todas sobre abstracción geométrica y todas con un notorio componente de autores latinomericanos. La actual exposición, Color Motion, es una exhibición colectiva en la que se dan cita distintas generaciones de creadores de la poética abstracta geométrica como Carolina Brewer, François Morellet, Go Segawa, Victor Vasarely, Cruz-Diez, Jesús Soto, Rafael Barrios y Pablo Griss. La exposición está conformada por escultura, pintura, obra gráfica y objetos esculturados.

En esta variedad de enfoques encontramos obras de François Morellet marcadas por el informalismo europeo que abrazó algunos elementos del constructivismo ruso. Color Motion contempla también las obras de Cruz-Diez y Soto cuyas abstracciones sobre el mundo organizan el espacio de tal manera que parece volar en diversos planos sobre una geometría aérea (es un efecto también muy empleado por el arte cinético). Una mirada detenida a sus obras transmite ingravidez, tal vez por sentirse las posibilidades infinitas que el espacio nos brinda.

En las pequeñas esculturas de Go Segawa descubrimos, en cambio, una abstracción de estirpe minimalista. Segawa elige un motivo y articula sobre este variaciones de módulos pequeños con formas diversas, cuyos materiales artificiales hacen juego con la luz. Algunas de estas esculturas tienen apariencia naranja, pero este color parece ser un efecto que va desvaneciéndose. Y a medida que la mirada se acerca, el objeto va adquiriendo otros atributos que vuelven a afectar nuestra percepción.

La obra de Pablo Griss, uno de los autores más jóvenes de la muestra, destaca por el empleo de una abstracción más pictórica: es una pintura más cercana a la retina, que juega con el contraste en la viveza de su combinación de colores. Amarrillos, rojos, azules aparecen entretejidos, yuxtapuestos, a través de motivos geométricos, sumergiéndonos en composiciones que a veces tiene ecos en la obra de Modrian, pero también la imperiosa e implacable linealidad de los espacios de Manaure o Vellojín.

Color Motion brinda la posibilidad de disfrutar, dentro de una síntesis de generaciones y maneras de abordar el arte abstracto geométrico, las obras de grandes autores. Autores paradigmáticos de Latinoamerica. Y con la inclusión de jóvenes figuras como Griss y Hasegawa, ofrece la posibilidad de conocer los nuevos derroteros de un género expresivo fundamental en la historia del arte.

dmatos66@gmail.com

Color Motion’, hasta el 28 de febrero en Ranivilu Gallery. 2617 N. Miami Ave., Miami

  Comentarios