Cocina

Una Navidad con tradiciones mexicanas

La periodista María Elena Salinas, en su casa de Coral Gables, enseña su cena de Navidad con sabor mexicano, como las que recuerda de su infancia en Los Angeles.
La periodista María Elena Salinas, en su casa de Coral Gables, enseña su cena de Navidad con sabor mexicano, como las que recuerda de su infancia en Los Angeles. EL NUEVO HERALD

Como presentadora del Noticiero de Univisión y del programa Aquí y ahora, María Elena Salinas es una de las periodistas hispanas más reconocidas de Estados Unidos. Ha entrevistado a presidentes, figuras políticas de América Latina, jefes de estado, líderes rebeldes y dictadores. Pero, cuando llega la Navidad es ama de casa, madre y abuela, y solo desea celebrar en familia.

Inspirada en recuerdos y olores de su casa de la infancia en su ciudad natal, Los Angeles, donde además inició su carrera en los medios de comunicación, Salinas revive cada año esa época en su residencia de Coral Gables.

“Es una temporada muy especial para mí y para mi familia. Le agradezco a mi madre que nos haya inculcado ese orgullo por nuestra herencia cultural, que las tradiciones mexicanas siempre formaran parte de nuestras celebraciones, combinadas con las celebraciones de este país”, dice la periodista.

En la casa que compartía con sus padres, dos emigrantes mexicanos -ella de Sinaloa y él de Ciudad de México- y con sus dos hermanas mayores, Isabel y Lina María, se centraban todas las celebraciones de toda la familia. La Navidad venía acompañada de olores característicos que despedía la cocina desde la víspera de la Nochebuena.

“Uno de ellos era el del bacalao, mientras se remojaba, con el que luego se preparaba el pescado a la vizcaína, un plato español, herencia de los colonizadores para esta época. También, el de los tamales con chiles rojos y verdes que invadían toda la casa mientras se cocinaban”, evoca.

En su mesa de Miami, su ciudad adoptiva, Salinas también recibe a sus invitados con tamales, pescado a la vizcaína, ensalada de Nochebuena y el ponche tradicional o los dulces mexicanos de leche y coco y frutas.

Su ensalada de Nochebuena es una atesorada receta de su padre, José Luis Cordero Salinas. Y este, además, fue la inspiración para escribir un libro autobiográfico -en conjunto con la periodista Liz Balmaseda-, publicado en el 2007, Yo soy la hija de mi padre: una vida sin secretos, que ha figurado en la lista de best sellers en español.

“El ingrediente principal de esta ensalada es el color que da la mezcla de vegetales y frutas, como la lechuga, el betabel (remolacha), manzana, naranja, granada, piña y jícama. Mi padre y yo éramos los únicos que comíamos esta ensalada”, recuerda.

El ponche caliente recibe su sabor de las frutas y es endulzado con piloncillo (panela). “Logramos esta vez conseguir el tejocote (una especie de manzana nativa de las montanas de México) y, por supuesto, no se pone alcohol porque también lo toman los niños”, indica.

En su casa de Coral Gables, Salinas será la anfitriona de una cena navideña que congregará a más de 20 personas, junto con sus dos hijas, Julia Alexandra y Gabriela María; sus hijastras y su nieto Dylan, de dos años. También sus hermanas y familiares de México y sus amigos que están solos.

“La Navidad para estar en familia, celebrar que estamos juntos, sin olvidar la parte religiosa y dar gracias Dios por sus bendiciones. Es, además, una fiesta de los niños y ahora con mi nieto volvemos a esa magia”, dice la periodista y recuerda las cartas que sus hijas enviaban de pequeñas a Santa, desde un buzón especial en la ciudad de Coral Gables.

“Entonces, la ciudad solía contestar la cartas y mis hijas sabían que habían sido entregadas a su ‘destinatario’. Después, todo cambió y me mandaban emails con lo que querían de Navidad”, dice.

No obstante, agradece a esa tecnología que la mantiene unida con su numerosa familia en Los Angeles y en México. “Tenemos un grupo de chat en WhatsApp con primos, tíos y sobrinos. Somos más mujeres que hombres en la familia. A veces, recibo hasta 30 mensajes diarios y en esta época nos mandamos fotos de nuestras cenas”, comenta.

Después de la Navidad, siguen las celebraciones en familia. “Nos vamos 27 personas a México para el Año Nuevo, también celebraremos mi cumpleaños, el 30 de diciembre”, finaliza.

ENSALADA DE NOCHEBUENA

INGREDIENTES:

1/2 lechuga romana

1/2 jícama mediana (pelada)

2 manzanas rojas rebanadas

2 remolachas (betabeles)

1/2 piña en rebanadas

1 naranja

1 cda. de jugo de limón

cilantro

semillas de granada

cacahuates (maníes)

PREPARACIÓN:

Si las remolachas son frescas, cocínelas primero y luego córtelas en rebanadas. También se pueden usar en conserva. Corte las frutas en rebanadas delgadas. En un bol, coloque primero la lechuga y luego las frutas y las verduras, de manera que se combinen los colores. Al final, coloque en el centro las semillas de la granada y esparza los cacahuates y un poco de cilantro cortado.

“El propósito de esta ensalada es mezclar los sabores y colores de frutas y verduras. Se puede variar al gusto de cada persona. Es así como la hacemos en casa”.

PONCHE

INGREDIENTES:

5 litros de agua

tejocotes (manzana nativa de las montañas de México) o manzanas corrientes

guayabas rebanadas

cañas peladas

ciruela pasa

un puñado de flores de Jamaica

1 ramita de canela

2 piloncillos pequeños (panela)

PREPARACIÓN:

Hierva el agua con el piloncillo y la canela. Añada las cañas, manzanas o tejocotes. Posteriormente, agregue las guayabas, flores de Jamaica y ciruelas pasas. Deje hervir a fuego lento por media hora. Sirva el ponche caliente.

  Comentarios