Salud

Células madre y micro-RNA: el camino a rejuvenecer las células

Cada vez vemos más pacientes que buscan una solución no quirúrgica para sus problemas de dolor.
Cada vez vemos más pacientes que buscan una solución no quirúrgica para sus problemas de dolor. Ibsen Fundora

Hace unos años, escribí un artículo similar para este mismo foro, en el cual hacía la predicción que pronto podríamos sobreponernos al hecho de que las células madres van envejeciendo con el individuo. Esa es la razón que muchos de los pacientes de mi nueva especialidad, Ortopedia Regenerativa (de la cual soy pionero y fundador) padezcan de tanto dolor y artritis en sus articulaciones a medida que envejecen y no puedan reponerse con pastillas, terapia o infiltraciones. Además, que desafortunadamente solo sea un reemplazo total con una prótesis de metal y plástico su última esperanza.

A pesar de que en mis años de práctica de cirugía ortopédica realicé reemplazos e implantes, no dejo de reconocer que mi mente siempre iba más allá, pensando que llegaría el día en que pudiéramos regenerar y no tener que reemplazar la articulación dañada. Treinta años después y desde que empecé en este campo de la Ortopedia Regenerativa, mi objetivo ha sido encontrar una alternativa viable al habitual reemplazo articular con un metal o plástico. Hasta ahora y afortunadamente ¡vamos por el camino correcto!

Sin embargo, nada nos exime de nuevos retos en este campo. Nuestros estudios y experiencia nos muestran que, a medida que el paciente se hace mayor de 70 años, lamentablemente se nos hace algo más difícil lograr un mejor resultado.

En otras palabras, nuestras células encargadas de conservar el mantenimiento de la salud celular disminuyen en número y función. Y es en este segundo subgrupo de “función” (y en ciertas personas) se hacen incapaces de regenerar el cartílago dañado. Por lo tanto, la enfermedad continúa progresando y además no responde al implante de las células madre tan efectivamente, como en aquellas personas que sus células aún están más activas.

Ahora por primera vez, de nuevo somos los primeros en lanzar la teoría y empezar a trabajar en este aspecto nuevo de la comunicación entre células, específicamente cómo “rejuvenecer las células que están envejeciendo” con un mensaje “más fuerte y juvenil”. Para ello, hemos desarrollado la estrategia de infundir micro-RNA procedente de placenta de niños sanos (y a término) en conjunto con sus propias células madre. Quiero aclarar que no tiene nada que ver con células embrionarias (ni de fetos) sino con la placenta y el cordón umbilical, que además de ser examinadas minuciosamente antes del procedimiento, dicha técnica es también aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

La pregunta es: ¿qué es el micro-RNA? Es un mensaje de 22 nucleótidos que existe en el mundo animal y vegetal (o sea no solo en los humanos) y es una de las formas en que las células se comunican entre sí, parecido a una clave Morse o algo como un “WIFI” para conectar su internet.

Así que ahora y a diferencia de cualquier instituto de células madre, si usted sufre de un problema ortopédico y tiene más de 70 años, ya no tiene que temer que sus células disminuyan o estén muy “envejecidas”, ya que le ofrecemos la posibilidad de enviar estos micro-RNA y rejuvenecerlas gracias a la ciencia, perseverancia y el liderazgo de nuestro instituto de StemCell Miami.

Para información sobre los seminarios gratuitos que ofrece el Dr. Castellanos el último sábado de cada mes, llame al 305-598-7777; confirme su asistencia por teléfono, por favor. Si desea una evaluación gratuita y conocer si sus células madre pudieran controlar su dolor, llame a mismo número. Preguntas directas al doctor, escriba a info@stemcellmia.com. Siga a StemCellMia: @Stemcellmia, Facebook o Twitter, por el canal de YouTube de StemCell o en www.stemcellmia.com

  Comentarios