Salud

Cubano Marco Borges comparte en un libro la dieta que cautivó a Beyoncé

Marco Borges
Marco Borges

El fisiólogo de origen cubano Marco Borges ha creado un método con el que asegura el bienestar basado en una dieta que en 22 días cambia los hábitos alimenticios, una receta que lo ha llevado a ser consultor de estrellas como Beyoncé o Pharell Williams y que presentó el martes en un libro en español.

En “La revolución de 22 días” (Editorial Celebra), Borges, parte del principio de que el ser humano tarda 21 días en establecer o romper un hábito y propone un programa de cambio total en la alimentación de 22 días a base de plantas.

“Durante más de 20 años he estado estudiando las formas de comportamiento frente a la alimentación y el ejercicio hasta llegar a un programa que nos crea un hábito, nos enseña un camino, al cual una vez experimentado se busca volver”, dijo el nutricionista.

Borges, un deportista que se crió y vive en Miami junto a su esposa y tres hijos, afirma que existe la creencia general que para estar en forma se debe hacer ejercicios, que en el gimnasio está la clave de una buena salud.

“Por supuesto que el ejercicio es esencial, pero la gente lo abandona cuando no ve resultados y no se dan cuenta que lo importante es la dieta. Uno puede hacer deporte, pero si no se alimenta correctamente, no tiene el hábito de la buena alimentación, entonces no se verá ni se sentirá como quisiera”.

“La revolución de 22 días” es una guía con estrategias, menús detallados y un amplio recetario cuya base son las plantas, reunidos tras su larga experiencia y su constante exploración de los temas nutricionales.

“Yo soy un investigador disciplinado, me la paso estudiando cada aspecto de mi trabajo, pero mi idea desde un comienzo fue ayudar y crear una manera proactiva para que las persona mantuvieran su salud”, comentó.

Borges, quien asegura que predica con el ejemplo, es un deportista que llegó al campo de la nutrición por su afán de siempre aprender más y ayudar con sus conocimientos a los demás.

“Desde niño siempre fui muy activo y amaba el deporte. Primero quería ser médico, pero me di cuenta que el acercamiento reactivo no iba conmigo, yo quería atender al paciente antes de que sea paciente, ayudándolo a cuidarse, es decir, servirle de manera proactiva”.

Graduado en biología y fisiología, la carrera de Borges empezó cuando a los 22 años trajo el “spinning” a Miami y abrió su primer gimnasio cuando no se conocía en la ciudad ese deporte de velocidad y resistencia en bicicleta estática.

“Trabajé como entrenador personal y hasta pintando casas para reunir el dinero para comprar mis primeras 60 bicicletas, pero el gimnasio atrajo a mucha gente, yo trabajaba como loco, y terminé abriendo otros más, así también me inicié en los negocios”, recordó.

Borges trabajaba paralelamente en la rehabilitación de atletas para quienes diseñaba un programa completo de ejercicios y nutrición que les permitiera retomar sus carreras truncadas por lesiones físicas.

“Y así fue se fue regando la voz que había un muchacho en Miami que había ayudado a tal atleta a recuperarse y empecé cada vez a tener más clientes hasta que un día me llamaron de la oficina de un artista para que lo ayudara a seguir una alimentación más saludable”.

Borges diseñó una estrategia para el cantante Pharell Williams que a su vez lo recomendó con sus conocidos, uno de ellos, el cantante y productor Jay-Z, esposo de la cantante Beyoncé.

“Jay y yo nos conocimos hace 10 años y fue una amistad instantánea. En ese momento junto a Beyoncé iban a sacar un álbum y quería que yo los ayudara a ponerse en forma”.

Beyoncé además de poner en práctica la filosofía de Borges y ser amigos, ha escrito el prólogo del libro en el que afirma que antes de empezar pensaba que la revolución de los 22 días era “una dieta más”, pero que se sorprendió no solo al perder peso sino al ver mejoras en su ánimo, piel y sueño.

La artista coincide con su entrenador en que “en la salud está la felicidad y en la felicidad está la paz”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios