Salud

Retiro: nueva vida y nuevo potencial

Evée Marie Miquel en una clase de computación junto a la profesora Joan Nurse en la clase de ‘Android and Social Media’ en The Osher Lifelong Learning Institute en Coral Gables.
Evée Marie Miquel en una clase de computación junto a la profesora Joan Nurse en la clase de ‘Android and Social Media’ en The Osher Lifelong Learning Institute en Coral Gables. sballestas@miamiherald.com

Para aquellos que se retiran hoy en día, hay una gran cantidad de oportunidades de convertirse en arquitectos de un segundo acto.

Según la generación de la posguerra (Baby Boomers) continúan cruzando el umbral del retiro, se proyecta que la población de estadounidenses adultos mayores se duplicará para el 2030 a 74 millones, representando casi el 21 por ciento de la población total de Estados Unidos, de acuerdo con el Negociado del Censo. Según esta población continúa envejeciendo y aumentando, así también los años que uno pasa en retiro.

“Usted puede crear un plan de 20, 30 o hasta 45 años”, dice Miriam Moussatche-Wechsler, psicoterapista certificada que enseña cursos en Osher Lifelong Learning Institute en la Universidad de Miami de bienestar, envejecimiento positivo y psicología positiva. “Las personas deben pensar en el retiro como una nueva vida con nuevo potencial. Haga el trabajo. Descubra quién es usted hoy. Es como haber renacido. Usted puede comenzar una nueva vida sin obligaciones o responsabilidades con lo que otros quieren que usted haga. Pueden suceder muchas cosas buenas en esta etapa de la vida”.

La transición a esta etapa puede presentar también desafíos particulares por primera vez a algunas personas, ya sean financieros, emocionales, sociales o relacionados con la salud. “El retiro es un momento especial”, recuerda Ed Rosasco, de 79 años, retirado y anteriormente CEO de Mercy Hospital. “Todas las familias tienen una historia sobre lo que hizo mamá, papá, abuela y abuelo. Usted no da vuelta a una llave y camina a una nueva vida. Requiere ajuste constante y usted no tiene el control sobre todo el entorno”.

Max Rothman, abogado jubilado de 77 años de edad, quien se embarcó en una carrera en su retiro como presidente de Alliance for Aging, agencia de Miami-Dade: “Todo el mundo lo hace un poco diferente. Las personas tienen diferentes intereses, necesidades y deseos de lo que quieren hacer”.

Algunas de las muchas opciones incluyen realizar proyectos que le apasionan, hacer labor voluntaria, mentoría, enseñar, consultoría, activismo y educación permanente.

Educación permanente

OLLI @ UM ofrece un currículo multifacético para jubilados que ingresan al programa de 1,200 miembros, se matriculan en cursos y posiblemente imparten clase. Con sesiones de seis semanas que se ofrecen continuamente a través del año, los cursos van desde lo académico (filosofía, historia del arte y derecho), hasta destrezas prácticas (cursos básicos de computadora y eventos de actualidad), actividades de ocio (mahjong, barajas), las artes (coro y pintura de aceite), aptitud física y bienestar (tai chi y desarrollo personal) e idiomas extranjeros.

Aunque todo el mundo es bienvenido, los integrantes varían desde los 45 a los 97 años con una edad promedio de 72 años, dice la directora de OLLI, Julia Cayuso. Cerca del 30 por ciento de las clases son impartidas por miembros y el currículo es manejado por la membresía. También se incluyen en el programa eventos sociales como un almuerzo mensual y series de aprendizaje.

“Las personas hoy en día están tan involucradas con el trabajo y a menudo sus conexiones sociales son a través del trabajo, así que cuando usted se retira se siente aislado y pierde la rutina diaria”, dice Cayuso. “Este es un lugar en que las personas se encuentran y hacen conexiones sociales. Todas nuestras clases se llevan a cabo en un edificio en el campus, por lo que puede pasar aun cuando no tiene clase, y tomar un café y desarrollar relaciones”.

Cuando Susan Rosenthal, de 65 años se retiró luego de 35 años enseñando en el sistema escolar de Miami-Dade, se integró a OLLI y se matriculó en una clase de español. A través de los años también ha tomado un curso de inversiones y yoga, se unió al consejo asesor y enseña canasta y club de libros.

Para Rosenthal, OLLI es solo un componente de cómo ella usa su tiempo en la jubilación. “Sucedió un lunes”, recuerda sobre su último día como maestra. “Me desperté en la mañana del martes y dije ‘Dormí ocho horas. Ahora, ¿qué hago?

Luego de un período de gracia de seis meses que había prometido a su esposo, volvió a trabajar a tiempo parcial en Nordstrom antes de regresar al sistema escolar, donde trabaja ahora como intervencionista de lectura a tiempo parcial durante la preparación de exámenes, poniendo en uso un grado de maestría, especialidad que tenía por un largo tiempo.

“Me encanta enseñar y estar con personas. Si no regresaba al trabajo, estaba olvidando cosas y perdiendo la noción del tiempo, me asustó… Quería ser un miembro productivo de la sociedad”, dice Rosenthal. “Los niños me hacen más joven. Es realmente agradable”.

Proyectos de pasión

Para Rothman, trabajar en Alliance for Aging en el retiro fue un progreso natural de su larga carrera en derecho y servicios humanos. Sirviendo a los condados de Miami-Dade y Monroe, la agencia es un centro administrativo de financiación de $35 millones en dinero estatal y federal para servicios en el hogar y la comunidad para adultos mayores, especialmente para aquellos con bajos ingresos, alguna discapacidad o que viven solos.

Su programa SHINE (Serving Health Insurance Needs of Elders, sirviendo las necesidades de seguro de salud para adultos mayores) es atendido por voluntarios y ofrece consejería gratis sobre Medicare, Medicaid y opciones privadas de seguros de salud.

Sobre su decisión de continuar trabajando durante el retiro, Rothman dice, “Quería estar involucrado y sentir un desafío, trabajando con un grupo de profesionales interesados en hacer el mismo tipo de trabajo. Hay también una gran satisfacción en ayudar a las personas”.

Cuando Linda Quick, de 69 años, se retiró como CEO de South Florida Hospital & Healthcare Association, comenzó con prontitud su propio negocio de consultoría. “Pensé que pasaría de trabajar una semana de 80 horas a una de 40. En realidad, estoy cerca de las 60 horas”, dice riendo. “Mucho de lo que estoy haciendo ahora como consultora lo he estado haciendo durante los pasados 40 años”.

También es voluntaria de varias juntas, comités y grupos especiales, incluyendo el Consejo Económico del Condado de Palm Beach, la Cámara de Comercio de Greater Miami, Camillus House y FAU Business School.

Tiene algunas recomendaciones directas a los nuevos jubilados: “Observe lo que ha hecho en su trabajo a tiempo completo. ¿Qué cosas le gustaban más? Haga más de eso. Tenga un grupo de tarjetas de presentación con usted todo el tiempo. Usted nunca sabe cuando se va a tropezar con alguien que puede utilizar su experiencia. Aprenda a usar las redes sociales, especialmente LinkedIn. Y, finalmente, no se encierre en una habitación en su hogar con la computadora y olvide ir a diferentes lugares”.

Rosasco tenía 62 cuando dejó Mercy Hospital, una edad que él se percató posteriormente, era muy joven. “Pensé que retirarme a los placeres de lo que gané era de lo que se trataba el retiro”, reflexiona. “Aprendí que era sobre encontrar un propósito”.

Eventualmente encontró su propósito enseñando en el programa de maestría de manejo de cuidado de salud en la Universidad Internacional de Florida, como consultor de Baptist Health y sirviendo en varias juntas directivas.

“Si usted no se siente cómodo abandonando la satisfacción de trabajar y contribuir al mundo, no lo haga”, advierte Rosasco. “Sea flexible al entrar al período temprano de retiro. Deje que se desenvuelva apropiadamente y busque formas en que puede ser de ayuda”.

Oportunidades de voluntariado

Ricardo Casa, de 65 años, pasó cerca de un año organizando sus asuntos y estableciendo su retiro de Exxon Mobil como ejecutivo de mercado antes de hacerse voluntario de SCORE, una red nacional de 10,000 voluntarios en mentoría de negocio, con 300 capítulos incluyendo Miami-Dade.

SCORE ofrece mentoría gratuita y servicios de junta de asesores, así como talleres a bajo costo a clientes que se matriculan en línea y son ubicados con un experto de negocios que sea compatible. Cerca del 60 por ciento de los voluntarios de SCORE son retirados mientras que el restante 40 por ciento continúan en la fuerza laboral.

Luego de una carrera viajando internacionalmente y supervisando personas en 30 países, Casa estaba deseoso de encontrar una forma de involucrarse de la comunidad jubilada en Miami. El pasado año, realizó unos 85 viajes de negocio a lo largo del sur de Florida trabajando con clientes de SCORE.

“Es muy gratificante ver el desarrollo de un cliente desde la reunión inicial, de poner lápiz al papel y resolver un problema, probablemente más de lo que yo esperaba”, dice Casa. “He aprendido mucho de los clientes y otros mentores. Es una oportunidad para continuar creciendo personal y profesionalmente sin la presión de un trabajo”.

Ted Dieffenbacher, de 72 años, vive retirado en Miami con su esposa, antigua oficial del servicio extranjero, desde hace cuatro años. Luego de pasar 30 años como educador en ocho países diferentes, se hizo voluntario de dos programas locales para jóvenes.

Es mentor en Coral Gables High School, con Take Stock in Children, donde se reúne individualmente con tres estudiantes diferentes unas 20 veces en el transcurso del año escolar. También es voluntario de Empowered Youth, donde niños y hombres jóvenes en problemas con la ley aprenden destrezas empresariales y culinarias y eventualmente trabajan para administrar un food truck y ganar un ingreso.

Sirvió en los Cuerpos de Paz desde 1967 a 1969 como maestro en Filipinas y se conectó con Returned Peace Corps Volunteers of South Florida cuando se mudó a Coral Gables, lo que le ayudó a involucrarse con la comunidad local.

Recordando un viejo consejo de sus viajes, cuando usted llegue a un lugar nuevo, nunca rechace una invitación, a menos que sea ilegal o inmoral, Dieffenbacher anima a nuevos jubilados a “salir y hacer algo. No espere a que suceda”.

Recursos

Osher Lifelong Learning Institute @ UM

305-284-6554, continue. miami.edu /subcategory. aspx?sc=73

Alliance for Aging

305-670-6500, allianceforaging.org

SCORE Miami-Dade

786-425-9119, miamidade.score.org

  Comentarios