Salud

Quince años de aciertos en medicina regenerativa

El PRP no es nada nuevo, como suelen anunciar algunas personas y clínicas en la televisión. En lo que a mí respecta, he realizado unos 4,000 procedimientos desde que comencé a aplicarlo, en el 2004.
El PRP no es nada nuevo, como suelen anunciar algunas personas y clínicas en la televisión. En lo que a mí respecta, he realizado unos 4,000 procedimientos desde que comencé a aplicarlo, en el 2004. Imagen de cortesía

Hace 15 años traté a mi primer paciente con un producto biológico de sangre, en aquel entonces no se sabía nada de ellos. Hoy se conoce por sus tres letras PRP o Plasma Rico en Plaquetas. El paciente, que padecía de artritis reumatoide en las caderas mejoró de manera casi inesperada, a pesar de todos los pronósticos. Cuando advertí el progreso, “me enamoré” de los productos biológicos y de las células madre.

Apenas sin darme cuenta, me convertí en un pionero de su utilización en el Sur de la Florida en el tratamiento de dolores; específicamente en la artritis en cualquiera de sus formas y zonas afectadas.

El PRP no es nada nuevo, como suelen anunciar algunas personas y clínicas en la televisión. En lo que a mí respecta, he realizado unos 4,000 procedimientos desde que comencé a aplicarlo, en el 2004. Es decir, hace ya bastante tiempo sabemos sus ventajas y en cuáles pacientes funciona y en cuáles no.

Como decía mi abuelita Amelia, española “aplatanada” en Cuba, mucho ha llovido desde entonces. Pero mi amor y entusiasmo por esta innovadora rama de la medicina, lejos de disminuir, han aumentado. La principal razón es por los excelentes resultados que he visto y que veo día a día en nuestro instituto USA StemCell. Nuestra Institución encabeza, sin discusión, gran liderazgo en América en este tipo de tratamientos.

Desde el momento en que comencé mi especialidad en la rama de la medicina regenerativa hasta hoy, he adicionado a mi arsenal de tratamientos, las células madre de medula ósea o tuétano. Además, durante estos años yo mismo diseñé una aguja medular, para lograr mejores resultados en la cantidad y calidad de células obtenidas. También adicioné, hace más de diez años, las células de grasa o derivadas de adipocitos a mis tratamientos.

Ambos tienen un éxito indiscutible en pacientes con artritis en las rodillas, caderas, hombros, tobillos y pies. Básicamente, las células madre son capaces de regenerar tejidos desgastados y revertir el proceso de osteoartritis, a diferencia de los tratamientos tradicionales con medicamentos o cirugía.

En los últimos años, uno de los grandes aportes de nuestra institución USA Stemcell es lograr potencializar o “modificar” las células madre que envejecen en pacientes de más de 50 años. Este suele ser un problema crítico en pacientes de la tercera edad. Para nadie es un secreto que, a esa edad, hay desgaste en todas las articulaciones, en especial, las de la rodilla y la columna vertebral. Casi el 99 por ciento de los pacientes que padecen de dolores por la enfermedad degenerativa son mayores de 50 años.

Después de 15 años de éxitos cosechados como especialista en medicina regenerativa, puedo decir que hemos realizado 4,500 procedimientos con PRP; 4,000 con células derivadas de adipocitos (células de tejido graso); 4,600 de medula ósea (tuétano); y, recientemente, fui el primer especialista que logró realizar mil procedimientos con producto derivado de células placentarias y de cordón umbilical.

Si tiene síntomas de enfermedad degenerativa, dolor lumbar, lumbago o ciática y quisiera ser tratado en el Instituto USA StemCell, obtenga una evaluación del Dr. Castellanos. Para ello llame al 305 250-CELL (2355). Para una segunda opinión sin necesidad de ser evaluado en persona escriba o mande su MRI a info@usastemcell.com. Visite a USA StemCell y sígalo en las redes sociales den Facebook e Instagram.

  Comentarios