Salud

La transición de escuela intermedia a secundaria: preguntas y respuestas

Los estudiantes necesitan encontrar un grupo con el que se sientan cómodos, personas similares a ellos. Toma algunas semanas o un mes acostumbrarse a la escuela y encontrar amigos.
Los estudiantes necesitan encontrar un grupo con el que se sientan cómodos, personas similares a ellos. Toma algunas semanas o un mes acostumbrarse a la escuela y encontrar amigos. AP

La ansiedad relacionada con la seguridad escolar es muy alta. Aún sin eso, el regresar a la escuela es lo suficientemente estresante, en especial para estudiantes que dejan escuela intermedia y entran a escuela secundaria. Eso puede ser tanto un momento excitante como uno angustioso y puede causar ansiedad en los padres y en los hijos.

La Dra. Nicole Mavrides, pediatra y psiquiatra infantil de la Universidad de Miami, dice que la anticipación de esta transición es peor que la transición misma.

“Escuela intermedia a escuela secundaria es difícil debido al aspecto social y emocional que involucra”, dice Mavrides. “Parece una gran discrepancia en edad, pero es tan similar al día a día de escuela intermedia que una vez llegan no es muy diferente”.

Los padres se pueden preocupar sobre la diferencia de edad entre el primero y cuarto año, 14 a 18. Los chicos pueden pensar, “Soy muy bajito”, “Soy muy pequeño” o “¿Cómo me voy a adaptar?”. Lo que es importante que su hijo sepa es que todos los chicos se están sintiendo de la misma forma. Es normal para los padres sentirse preocupados sobre sus hijos porque desean que les vaya bien. De acuerdo con Mavrides, normalizar esta ansiedad es importante tanto para padres como para chicos.

En su práctica en la Universidad de Miami, Mavrides atiende muchas familias y sabe que las épocas de transición son siempre difíciles, especialmente si hay un historial de ansiedad. Ella enfatiza que es imperativo mantener una comunicación abierta con su hijo, y eso puede llevar a muchas conversaciones importantes sobre drogas, ansiedad y otros asuntos.

Mavrides responde algunas preguntas que los padres comúnmente hacen:

¿Cómo puedo ayudar a facilitar la transición de escuela intermedia a secundaria?

Primero viene el ajuste del verano al regreso a clases. Más o menos una semana antes de que comience la escuela, los padres deben comenzar poco a poco a ajustar nuevamente la hora de acostarse de su hijo, de forma que el primer día de escuela no entre de golpe al sistema. La diferencia en la hora de comienzo en la escuela es significativa porque las escuelas intermedias en Miami-Dade generalmente comienzan a las 9:10 a.m., pero la escuela secundaria comienza a las 7:20. En Broward, la hora de comienzo es entre 7:30 y 8:45 dependiendo de la escuela. Los padres pueden ayudar asegurándose de que su hijo sabe cuando es la orientación y qué ofrece la escuela.

Al principio, puede que los padres necesiten continuar involucrados en revisar las tareas escolares, revisar el portal de padres o enseñar a los estudiantes a usar una agenda. Tener una rutina para cuando sale de la escuela que incluya las tareas escolares, ayuda mucho cuando se llega a primer año y enseña a los hijos a ser eficientes.

La programación en bloque también comienza en algunas escuelas secundarias, lo que es una gran preocupación para todos, en especial para niños desorganizados. Recomendamos mantener dos mochilas diferentes dependiendo del programa, así como carpetas y libretas coordinadas por color. Este es un buen modo de mantenerse al día con el trabajo escolar. Si se atrasan necesitarán solicitar ayuda.

Los niños se preocupan mucho por adaptarse cuando llegan a escuela secundaria, entonces motívelos a integrarse a clubes o grupos y hablar con otros chicos en sus clases. Va a tomar tiempo, pero van a hacer amigos.

¿Qué pasa si mi hijo no obtiene buenas calificaciones en su primer año?

Aunque a un niño no le vaya bien en su primer año, no significa que no van a asistir a la universidad que desean. A pesar de que el primer año no vaya tan bien como esperaba, tiende a mejorar cada año. Están ajustándose y eso va a tomar algún tiempo. Es importante comenzar lentamente en el noveno grado, acostumbrarse a la escuela, unir las calificaciones y las destrezas de estudio, encontrar cómo balancear el trabajo escolar y las actividades extracurriculares y tratar de encontrar una o dos actividades. Los niños necesitan descubrir cómo balancear todo esto y no abrumarse en su primer año. No tienen que hacer todo en este año, hay tiempo para ir construyendo las cosas desde ahí.

¿Qué consejo le doy a mi hijo si está ansioso o estresado?

La mayoría de los chicos están intentando encontrar su nicho, lo que es muy importante. Necesitan encontrar un grupo con el que se sientan cómodos, personas similares a ellos. Toma algunas semanas o un mes acostumbrarse a la escuela y encontrar amigos. Si el niño no puede encontrar un grupo y la ansiedad continúa, entonces puede ayudar ver a un consejero escolar o un pediatra. Si un padre está preocupado, necesita sentar a su hijo y tratar de tener una conversación. Si el hijo no habla a los padres o el padre no se siente cómodo planteando el tema, entonces deben hacer una cita con un profesional. Algunos niños pueden necesitar estar en terapia o que se les prescriba algún medicamento para la ansiedad y, en ese caso, los padres pueden buscar un pediatra o un psiquiatra.

¿Necesita mi hijo estar en programas de honor o clases avanzadas para entrar a la universidad?

No a todos los niños les va a ir bien en ese tipo de clases, y eso es normal. Se pueden sentir más cómodos en clases regulares y de ser ese el caso, entonces deben estar allí. Los padres deben ayudar a sus hijos y no agobiarlos si están teniendo problema con algo, mientras los empuja hacia sus fortalezas.

Si un niño toma “Cursos Avanzados” (Advanced Placement, AP) y no pueden pasar el examen, también está bien. No recibirán crédito universitario, pero eso no es algo tan serio. Los exámenes pueden provocar ansiedad, pero eso no va a suceder por un tiempo y los chicos se van acostumbrando a ellos. Esa es una de las razones por lo que los estudiantes de primer año no toman Cursos Avanzados.

Es importante que un niño no permita que su trabajo escolar se afecte por estar muy dedicado a actividades extracurriculares para la universidad. Lo que a las universidades les interesa saber es el joven está interesado en alguna actividad específica.

¿Qué hago sobre el uso que hace mi hijo de las redes sociales?

Cuando un niño llega a escuela secundaria, puede ser que use las redes sociales más frecuentemente, o puede tener en ellas a personas nuevas que sus padres no sepan. Por eso, los padres pueden tener la necesidad de vigilar las redes sociales de sus hijos para asegurarse de que no hay algo inapropiado sucediendo.

ENTER-EIGTHGRADE-MOVIE-REVIEW-TB.JPG
El acoso cibernético se da también en escuela secundaria, por lo que los padres necesitan estar pendientes de lo que hacen sus hijos. ENH/Archive TNS

El acoso cibernético se da también en escuela secundaria, por lo que los padres necesitan estar pendientes de lo que hacen sus hijos. Es importante recordar que lo que aparezca en las redes sociales y el internet se quedará allí por siempre, las fotografías te pueden perseguir. Además, las universidades y los empleos mirarán las cuentas de redes sociales, así que los niños necesitan ser cuidadosos.

¿Debo de hablar con mi hijo sobre los tiroteos en las escuelas?

Este próximo año hay más ansiedad sobre el regreso a clases. Asegúrese de que sus hijos sepan que puede haber un incremento en la presencia policíaca y más guardias caminando alrededor, pero que será por su seguridad. Tener más protección en los alrededores va a ayudar. Además, van a tener simulacros de tiroteos escolares. Si comienzan a sentirse incómodos, los padres necesitan dejarles saber que es normal sentirse ansiosos con la situación.

Los padres están preocupados, también los maestros, pero la meta es mantener seguros a los niños. Los maestros y las escuelas están haciendo todo lo que pueden. Independientemente, los niños que van a escuela secundaria van a estar ansiosos porque esta situación puede suceder en cualquier lugar. Es normal sentir un poco de ansiedad, pero cuando comienza a afectar el sueño, el apetito, el comportamiento, entre otras cosas, entonces usted necesita buscar ayuda.

Algunas señales de ansiedad pueden ser mayor aislamiento o comportamiento no adecuado, y los síntomas de depresión son similares, comportamiento diferente del patrón de sueño, bajan las calificaciones y disminuye la concentración. Por lo tanto, es importante mantener la comunicación abierta con sus hijos. Si los padres están preocupados entonces necesitan acudir al consejero escolar y hablar con alguien.

¿Qué hago en relación con las drogas y el alcohol?

Los padres necesitan apoyar a sus hijos y tener una comunicación abierta con ellos. Deben hablar sobre drogas y alcohol con sus hijos y cuáles son las expectativas que tienen de ellos. Eso significa asegurarse de que sus hijos sepan que el vaporizador y los cigarrillos electrónicos pueden parecer geniales, pero son tan malos como fumar cigarrillos. Y aunque la marihuana es legal en muchos lugares, lo que hace que sus hijos piensen que no es gran cosa, sigue siendo una droga que es bastante peligrosa.

Es importante tener este tipo de conversación desde temprano, para que los niños sepan que, si se involucran en situaciones con las que se sienten incómodos, pueden hablar con sus padres. Los padres se preocupan por las drogas, así como los niños están pensando en ellas, la línea de comunicación es importante porque los niños no serán honestos si no existe el espacio para ello.

Los padres necesitan dejar saber a sus hijos que ellos no son perfectos y que también cometen errores. Aunque esperan que sus hijos cometan errores, desean mantenerlos lo más seguros posible. Es importante que los padres escojan las batallas, no se preocupen por cosas pequeñas como si su hijo se pinta el pelo. Permítales encontrar su propia forma de expresión e identidad.

  Comentarios