Salud

Estos cereales tienen rastros de glifosato, pero al parecer no hay por qué preocuparse

Cereales a base de avena como Lucky Charms, Cheerios (foto) y Quaker Oats tienen niveles peligrosos de glifosato, según un reporte del Grupo de Trabajos Ambientalistas.
Cereales a base de avena como Lucky Charms, Cheerios (foto) y Quaker Oats tienen niveles peligrosos de glifosato, según un reporte del Grupo de Trabajos Ambientalistas. Wikimedia Commons

Muchos de los cereales a base de avena que consumen los niños o usted mismo en el desayuno —como Lucky Charms, Cheerios y Quaker Oats— tienen niveles peligrosos de glifosato, un ingrediente que se usa comúnmente en los pesticidas, según un reporte del Grupo de Trabajos Ambientalistas (Environmental Working Group, o EWG).

La noticia ha provocado un gran temor en los padres y los amantes de los cereales.

¿Acaso el glifosato no es el principal ingrediente del herbicida Roundup? ¿No se determinó que Roundup fue la principal causa de cáncer en la demanda de $289 millones que la semana pasada otorgó un jurado al ex jardinero Dewayne Johnson?

Las respuestas varían. Sin embargo, el título del propio reporte de EWG le resta importancia al posible terror: “Desayuno con una dosis de Roundup”.

El análisis que hizo la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) en 1993 sobre el glifosato señala que “en el peor de los casos, el riesgo que conlleva consumir a diario alimentos que contengan glifosato es mínimo”.

Sin embargo, para determinar la norma de lo que se puede y no se puede consumir, el reporte EWG no utiliza las normas del EPA. El grupo tampoco usa los estándares de California que son incluso mucho más bajos: 1.1 mg diarios (para un adulto con un peso de 154 libras). Según la norma de California, la posibilidad de contraer cáncer es de una en 100,000 para un adulto promedio.

EWG extrapoló la norma de glifosato que se aplicó en las pruebas tras realizar dos ajustes a la norma de California.

Primero, el EWG decidió utilizar la línea de California para los contaminantes de agua potable, que tienen una norma más estricta que la de la EPA. Después, el EWG dijo que es precisamente la mayor vulnerabilidad que tienen los niños (cuyos sistemas inmunológicos no están completamente desarrollados) la razón para aplicar el “factor de seguridad 10 veces” en la Ley de Protección de la Calidad de la EPA, que se promulgó en 1996.

“Con este factor adicional, el EWG calculó que existiría un riesgo de cáncer de uno en un millón si se consumen 0.01 miligramos diarios de glifosato”, dice el reporte.

Una norma de 1/100 es la cantidad de glifosato que California considera segura para los adultos y aproximadamente 1/200 de lo que la EPA dice que se puede comer diariamente sin ningún problema.


Según EWG, una porción de 60 gramos serían dos tazas de Cheerios (un promedio de 497 ppb en las pruebas de EWG) o 3/4 de taza de Quaker Old Fashioned Oats (un promedio de 930 ppb en las pruebas de EWG). Eso es aproximadamente 1/4 de taza menos que un tazón de cereal. Por su parte, según las indicaciones de Quaker, 3/4 de taza de avena Quaker Oats es suficiente para una porción de una y media.

Aunque tanto Cheerios como Quaker Old Fashioned Oats exceden la norma de EWG, ninguno está cerca de ser un problema bajo los estándares de California o de la EPA. La persona tiene que consumir casi 28 tazas diarias de Cheerios o 26 porciones de Old Fashioned Oats para que el estado de California pueda considerar que su desayuno es un riesgo de cáncer.

  Comentarios