Salud

Medicina Regenerativa: cuando la seguridad es una prioridad

El Dr. Ramón Castellanos realizando un procedimiento de células madre.
El Dr. Ramón Castellanos realizando un procedimiento de células madre.

Una de las principales preocupaciones de los pacientes que se van a someter a cualquier procedimiento es la seguridad de que los mismos no causen complicaciones; y en procedimientos de células madre y biológicos esto es clave, ya que es un campo muy nuevo y donde los mismos médicos que no practican este tipo de medicina, muchas veces no conocen de los procedimientos o del tipo de células y biológicos que se inyectan.

Para lograr esto es importante que usted sepa y averigüe las calificaciones de la institución que lo va a tratar y de su médico o médicos que lo van a tratar.

Por ejemplo, muchas clínicas que se anuncian como centros especializados en Medicina Regenerativa no tienen médicos estables, sencillamente los contratan para llenar un espacio y muchas veces ni su nombre aparece. Otras veces ofrecen una serie de procedimientos que no realizan; también suele suceder que los médicos que contratan, aunque puedan tener una especialidad, no tienen la mínima calificación o experiencia en procedimientos relacionados con Medicina Regenerativa. De manera que usted se convierte en un conejillo de Indias para ellos.

Por ejemplo, en nuestro moderno Instituto USA StemCell, localizado en el corazón de Miami y el estandarte de la Medicina Regenerativa en el Sur de la Florida, cumplimos con todas las normativas de HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act) y ACA; también tenemos todas las licencias requeridas por la ciudad, el condado y el gobierno federal.

Uno de los errores más comunes es no preguntar las calificaciones de la persona que le va a implantar las células. Ahora en Estados Unidos es común que lo traten enfermeros practicantes, o sea enfermeros que han completado uno o dos años de maestría. En realidad, no tengo nada en contra de este tipo de enfermeros e, incluso, nuestro Instituto usa uno de ellos para el seguimiento de los pacientes. Lo erróneo es que las instituciones usen este tipo de enfermeros para sustituir al médico.

Las pocas complicaciones reportadas a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) son de casos en los que los implantes fueron realizados por enfermeros practicantes y no por los médicos que debían hacerlos. Siete años de carrera, cuatro de especialidad y dos de maestría, o fellowship, no es comparable con cuatro años de enseñanza y un curso de una semana, y esto lo digo sin ánimos de ofender o menospreciar.

Es por esto que las decisiones y los procederes en USA StemCell todos, y literalmente todos, son realizados por mí. Es por esto que de más de 7,456 procedimientos, hasta la fecha, ninguno ha reportado un efecto colateral o negativo, ya sea de células madres autólogas o biológicos heterólogos. Y me refiero a áreas tan delicadas como la columna vertebral. Resumiendo, su cuerpo y su vida es lo más importante para usted y por ello usted es responsable de ponerla en manos de la persona y la institución más calificada. Como decía mi madre, hombre precavido vale por dos.

Si tiene síntomas de artritis degenerativa, dolor lumbar o ciática y quisiera ser tratado en el Instituto USA StemCell, obtenga una evaluación del Dr. Castellanos. Para ello llame al 305-250-CELL (2355). Para una segunda opinión sin necesidad de ser evaluado en persona, escriba o mande su MRI a info@usastemcell.com. Visite a USA StemCell y sígalo en las redes sociales den Facebook e Instagram.

  Comentarios