Salud

Preocupante escasez de vacuna para la culebrilla. Aquí tiene lo que debe hacer y cómo encontrarla

El problema con la escasez de la vacuna Shingrix es a nivel nacional.
El problema con la escasez de la vacuna Shingrix es a nivel nacional. EL NUEVO HERALD.

Encontrar un lugar para recibir su primera vacuna contra la culebrilla, o la segunda dosis requerida, se está volviendo tan difícil como obtener boletos para Hamilton.

Solo en el sur de la Florida, muchos establecimientos de cadenas de farmacias como Publix y Walgreens han reportado problemas para obtener las vacunas, mientras aumentan las listas de espera.

El fabricante de la vacuna, GlaxoSmithKline (GSK), reconoció en noviembre que “la demanda ha excedido el suministro”, pero que “no hay problemas de fabricación”.

El problema con la escasez de la vacuna Shingrix es a nivel nacional, informa Healthline. “La escasez de Shingrix parece deberse en gran parte a una demanda sin precedentes del medicamento”, indica el sito de salud.

La vacuna tiene dos fases: la primera dosis y luego la segunda seis meses después. Shingrix se recomienda para adultos de 50 años o más para prevenir la culebrilla (también conocida como herpes zoster), según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Shingrix tiene una efectividad de más del 90 por ciento en la prevención de la culebrilla, según los CDC.

Shingrix es el medicamento preferido para ayudar a prevenir la culebrilla, que se caracteriza por una erupción dolorosa causada por una reactivación del virus varicela zoster, el mismo virus que causa la varicela. Las personas que son más susceptibles son las que han tenido varicela y es más común en personas mayores de 50 años, aunque los niños también pueden desarrollar culebrilla.

Según los CDC, casi 1 de cada 3 personas en Estados Unidos padecerá de culebrilla en algún momento. Se estima que hay 1 millón de casos de culebrilla cada año en EEUU. Aunque existen algunas dificultades para obtener Shingrix, no hay ninguna epidemia o evento significativo relacionado con la enfermedad.

Sin embargo, muchas personas quieren la vacuna, especialmente aquellas que recibieron la primera dosis en el verano del 2018 y ahora están retrasadas.

“Debido a los altos niveles de demanda de la vacuna Shingrix de GSK, GSK ha implementado límites de pedidos y los proveedores han experimentado retrasos en el envío”, dijo Kristen Nordlund, portavoz de los CDC.

El pronóstico no es especialmente alentador.

“Se anticipa que los límites en los pedidos y los retrasos en los envíos continuarán a lo largo del 2019”, dijo Nordlund.

En respuesta, GSK aumentó el suministro para EEUU en el 2018 y planea que haya más dosis disponibles en el país en el 2019, agregaron los CDC.

El portavoz de GSK, Sean Clements, dijo a Healthline que la compañía farmacéutica planea enviar “grandes volúmenes” de la vacuna dos veces al mes a los proveedores y que “planea distribuir muchas más dosis en Estados Unidos para el 2019 en comparación con el 2018.

GSK dijo que alrededor de 7 millones de dosis de Shingrix se distribuyeron globalmente desde el 2017 y casi dos tercios, o el 70 por ciento, de los pacientes completaron ambas dosis recomendadas.

Entonces, ¿qué debe hacer mientras espera?

No pierda la paciencia, dicen los funcionarios de salud. Y continúe visitando el sitio de Shingrix Vaccine Finder en Internet para ver cuándo su proveedor recibió un envío.

“Debe hacer todos los esfuerzos posibles para obtener la segunda dosis de Shingrix entre dos y seis meses después de recibir la primera dosis”, dijo Nordlund, de los CDC.

shingles.JPG
Una farmacia de Publix en Pinecrest ha estado anunciando la vacuna contra la culebrilla durante meses, pero aún no ha podido obtener suministros suficientes para sus clientes. Howard Cohen. hcohen@miamiherald.com.

“Si su médico o farmacéutico no tiene Shingrix, puede usar el buscador de vacunas para encontrar otros proveedores que tienen Shingrix. También puede comunicarse con las farmacias en su área y solicitar que lo coloquen en una lista de espera de Shingrix si no tienen la vacuna en ese momento”.

Aunque la segunda dosis es necesaria para que la primera sea completamente efectiva, no se desespere, y no se rinda, dijeron los CDC.

“Si han pasado más de seis meses desde que recibió la primera dosis, debe recibir la segunda dosis tan pronto como sea posible”, dijo Nordlund. “No necesita reiniciar el ciclo”.

Publix planea mantenerse diligente, dijo Nicole Krauss, gerente de relaciones comunitarias de Publix Super Markets para la división de Miami.

“Seguimos buscando en los CDC las últimas pautas de dosificación y alentamos a los clientes pacientes a seguir sus recomendaciones”, dijo. “...Tenemos el compromiso de ofrecer la vacuna a los clientes tan pronto como esté disponible”.

¿Quién debe recibir la vacuna contra la culebrilla?

▪ Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que las personas mayores de 50 años reciban dos dosis de la vacuna contra la culebrilla Shingrix. Los CDC recomiendan la administración de dos dosis de Shingrix dentro de un período de dos a seis meses o una dosis única de Zostavax, otra vacuna para la culebrilla que se ha recomendado para personas mayores de 60 años. Los CDC y los expertos en salud dicen que prefieren Shingrix en vez de Zostavax.

▪ Se recomienda a las personas que hayan tenido una reacción adversa a una dosis anterior de Shingrix que no se vacunen. Pueden considerar la vacuna Zostavax, que está aprobada desde el 2006. Shingrix no se ha estudiado en mujeres embarazadas o en período de lactancia, por lo que es posible que algunos proveedores de atención médica no recomienden que se pongan la vacuna.

Eficacia

Según los CDC, Shingrix fue 97 por ciento eficaz en la prevención de la culebrilla en los adultos de 50 a 69 años de edad que recibieron dos dosis. Entre los adultos mayores de 70 años, Shingrix fue 91 por ciento efectiva.

Síntomas de la culebrilla

Las personas suelen sentir hormigueo, picazón y dolor en el área donde aparecerá la erupción de uno a cinco días antes de que se desarrolle la culebrilla, según los CDC.

La erupción con mayor frecuencia se forma en una sola franja vertical en el lado derecho o izquierdo del cuerpo.

Algunas veces la erupción se forma en la cara y puede afectar el ojo y causar pérdida de la visión.

Los síntomas también pueden presentarse a través de malestar estomacal, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos.

Transmisión

La erupción de la culebrilla consiste en ampollas que generalmente se reducen en un lapso de siete a 10 días y desaparecen en un plazo de dos a cuatro semanas, según los CDC.

La culebrilla, que algunos describen como “una sensación de quemazón”, no se puede propagar de una persona a otra, dicen los CDC. “Sin embargo, el virus que causa el herpes zóster, varicella zoster, puede transmitirse de una persona con el herpes activo a otra persona que nunca haya tenido varicela”.

En tal caso, la persona “expuesta al virus podría desarrollar varicela, pero no culebrilla”, según los CDC.

El virus se propaga a través del contacto directo con el líquido de las ampollas, pero solo se disemina cuando la erupción está en la fase de la ampolla. La culebrilla no es contagiosa antes de que aparezcan las ampollas, o una vez que desaparecen las costras o ampollas.

La culebrilla es menos contagiosa que la varicela y si se cubre la erupción se minimiza el riesgo de transmisión.

Efectos secundarios de la vacuna.

Los efectos secundarios de Shingrix pueden incluir dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección, además de dolor muscular, cansancio, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre y malestar estomacal. Informe a su proveedor de atención médica si está embarazada, planea quedar embarazada o si está amamantando.

Si usted tiene culebrilla

Mantenga cubierta el área afectada.

Evite tocar o rascarse la erupción, incluso si siente el deseo de hacerlo.

Evite el contacto con mujeres embarazadas que nunca hayan tenido varicela o que no hayan recibido la vacuna contra la varicela, o bebés prematuros o de bajo peso al nacer, o personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Para usar el localizador de vacunas Shingrix

▪ Puede ingresar su ubicación y el sitio Shingrix.Com le informará sobre la disponibilidad de la vacuna en su área.

▪ Visite el Localizador de vacunas.

Pero no hay garantía de que el sitio, que se actualiza semanalmente, sea preciso. Es posible que algunas de las ubicaciones enumeradas aún no estén disponibles, por lo que debe llamar antes de ir hasta el lugar.

▪ Para preguntas más frecuentes sobre Shingrix, visite la página web de los CDC (en inglés).

  Comentarios