Salud

Indianapolis 500 y las células madre: una historia real

El Dr. Castellanos realizando un tratamiento de células madre.
El Dr. Castellanos realizando un tratamiento de células madre.

La semana pasada se celebró la edición 103 del clásico en la histórica pista de automovilismo de Indianapolis. Este viene siendo uno de los pilares del deporte de la velocidad mundial desde 1911.

Hoy contaré la verdadera historia de cómo mi camino se cruzó con el automovilismo y de cómo un joven criado en la barriada de Nuevo Vedado, en una pequeña isla del Caribe, y devenido médico especialista en células madre tuvo la oportunidad de tratar con éxito a uno de los grandes ases de la velocidad, el brasilero Tony Kanaan. Y de cómo nuestro equipo médico retó al viejo y convencional sistema de tratamientos médicos.

Tony Kanaan, flamante campeón absoluto del 2013, y que justamente finalizó este año en noveno lugar entre los 33 ases que corrieron las 500 millas, o 200 vueltas, sufrió un accidente y se dañó el hombro derecho. A pesar de las mejores terapias físicas, medicinas e inyecciones aplicadas por los médicos de la federación de automovilismo por espacio de un año, el dolor persistía. Y esto le impedía desarrollar su talento en la pista de carreras. Fue en este punto cuando le propusieron como solución la reconstrucción quirúrgica del hombro.

Sin embargo, Tony, conocedor de mi trabajo con células madre por un amigo común, decidió recurrir al implante de células madre y exosomas, en lugar de someterse a la cirugía, haciendo caso omiso a la recomendación de los médicos de la federación. Les cuento que cuando esto sucede con una figura de tanta envergadura y un contrato de millones -donde un auto cuesta $ 400,000 y una escudería invierte en un año la cifra de $1.5 millones-, las cosas se complican mucho más de lo que pudiera esperarse.

En primer lugar, tuve que informar a la junta médica de automovilismo deportivo sobre mi tratamiento con células madre (algo que es estándar). Les expliqué que el tratamiento era seguro en extremo y mi proyección de lo que esperaba del porcentaje de mejoría que se esperaba; también les expliqué cuánto tiempo le tomaría la recuperación (de 6 a 12 semanas), y que nuestro tratamiento no incluía sustancias prohibidas por el WADA (World Anti-Doping Agency o Asociación Antidoping Mundial).

Después de discutir con la Junta mi tratamiento y mi proyección, ellos se mostraron muy escépticos con los resultados. ¿Cómo iba Tony a retornar en un período de 6 a 12 semanas, si la cirugía proponía 6 meses de terapia? Al final, firmamos un documento en el que me hacía responsable de ese reto, pues como ustedes saben las células madre son una innovación en la medicina y era la primera vez que se aplicaba este tratamiento a un campeón de automovilismo.

Confieso que aceptar el reto no fue una decisión fácil. Tal vez mi pasión, perseverancia y confianza en estas células durante los últimos 16 años me empujó a tomar esa decisión y confrontar al viejo sistema quirúrgico, sin pensar siquiera en las consecuencias de que Tony hubiera podido no mejorar.

Sin embargo, 6 semanas después de implantarle las células a Tony comenzó a verse la mejoría. El dolor desapareció en un 90 por ciento, se le restablecieron las funciones que había perdido; y tal como pronostiqué regresó en 8 semanas a sus entrenamientos como nunca antes, bajo la supervisión de una federación que aún se negaba a creerlo. Durante los años 2018 y 2019, Tony ha realizado, sin el menor problema, todos sus entrenamientos y carreras planificadas. El año pasado iba en quinto lugar cuando le faltaban algunas vueltas; pero su auto resbaló, se salió de la pista y se descompuso. Sin embargo, este año logró ubicarse en el noveno lugar.

Y aunque esta historia es poco conocida, este es, en mi opinión, uno de los mayores éxitos de las células madre en la medicina deportiva.

El Dr. Ramón Castellanos es un experto graduado en Cornell University en dos especialidades; es pionero en la utilización de células madre en la ortopedia, columna vertebral y estética. Usted puede ser evaluado en el Instituto USA Stemcell. Para ello, llame al 305-250-2355 o escriba directamente a stemdoc305@gmail.com. Para mayor información no deje de ver el programa Buena Vida, cada martes, a las 4 p.m., en MegaTV, conducido por la Dra. Maritza Fuentes; el Dr. Castellanos participará todas las semanas en la Sección Células de Vida. Siga a USAStemcell.com en las redes sociales de FB, Instagram y YouTube.

  Comentarios