Salud

Estudio: En los estados que ampliaron el Medicaid hubo menos muertes por enfermedades cardíacas

Un análisis de fallecimientos durante siete años de personas de entre 45 y 64 años sugiere que el aumento de la cobertura de seguro médico con la Ley de Servicios Médicos Asequibles lleva a una reducción en las muertes por infartos cardíacos y otras enfermedades del corazón.
Un análisis de fallecimientos durante siete años de personas de entre 45 y 64 años sugiere que el aumento de la cobertura de seguro médico con la Ley de Servicios Médicos Asequibles lleva a una reducción en las muertes por infartos cardíacos y otras enfermedades del corazón. TNS

Las personas con síntomas de un infarto cardíaco son menos propensas a ir a emergencias si no tienen seguro médico, han concluido varios estudios.

La aprobación en 2014 de la Ley de Servicios Médicos Asequibles, permitió a los estados ampliar la cantidad de personas elegibles para el Medicaid, sugirió un experimento a un equipo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania: ¿Llevaría el aumento en la cobertura médica a una reducción en las muertes por infarto cardíaco y otras enfermedades del corazón?

Un análisis de siete años de índices de mortalidad en personas de entre 45 y 64 años sugiere que la respuesta es que sí, informó el equipo el 5 de junio en la publicación JAMA Cardiology.

A primera vista, la baja puede ser modesta: 4.3 menos muertes por cada 100,000 habitantes en 29 estados donde primero se amplió el Medicaid, entre ellos Pennsylvania y Nueva Jersey. Pero cuando el índice se multiplicó por la población de esos estados, significa 2,000 fallecimientos menos por año, indica el estudio.

Legisladores de la Florida, apoyados por el entonces gobernador Rick Scott, ahora senador republicano por ese estado, se han negado a ampliar el Medicaid bajo la Ley de Servicios Médicos Asequibles. Esa decisión ha dejado a unos 850,000 floridanos sin seguro médico. El gobernador Ron DeSantis, fuerte opositor de la Ley de Servicios Médicos Asequibles, dijo al final del período de sesiones de la Legislatura floridana este año que no ampliará el Medicaid.

Los autores del estudio, que colaboraron con investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, compararon los índices de muertes por enfermedades cardíacas en los cuatro años antes de la ampliación del Medicaid en esos estados (entre 2010 y 2013) con el índice de fallecimientos en los tres años posteriores a la ampliación.

Debido a que el número de muertes por enfermedades cardíacas ha estado aumentando a nivel nacional, los investigadores también analizaron las muertes en estados donde no se amplió el Medicaid, de manera que pudiera tomarse en cuenta una tendencia más amplia, indicó el autor principal del estudio, Sameed Khatana.

Eso significa que la declinación de 2,000 muertes representa la diferencia proyectada entre la realidad y lo que pudiera haber sucedido en esos estados si no hubieran ampliado el Medicaid, dijo Khatana, a especialista en medicina cardiovascular en la Escuela Perelman de Medicina de la Universidad de Pennsylvania.

“En los estados donde no se amplió el Medicaid, la mortalidad siguió aumentando”, dijo “Pero en los estados que ampliaron el Medicaid, la mortalidad se mantuvo relativamente estable”.

Las conclusiones se presentan en momentos que la ampliación del Medicaid es objeto de críticas en algunos estados, y legisladores republicanos proponen que para cumplir los requisitos para ese plan de cobertura médica las personas tienen que probar que están empleadas, entre otras exigencias.

Varios estados ampliaron el Medicaid de diferentes maneras a partir de 2014, generalmente aumentando el umbral de ingresos para cumplir los requisitos, y eliminando otros obstáculos, como exigir que las personas tuvieran algún nivel de discapacidad.

Como el estudio en cuestión fue observacional, los investigadores no pudieron demostrar que la ampliación del Medicaid provocó una baja en las muertes por enfermedades cardíacas, solamente que las dos tendencias iban de la mano.

Pero a nivel de la población, es plausible que ampliar la cobertura médica pudiera prevenir muertes por enfermedades cardíacas, dijo Khatana. La atención adecuada y rápida en una sala de emergencias es esencial para aumentar las probabilidades de que una persona sobreviva a los problemas cardíacos incluidos en el análisis: infarto cardíaco, embolismo y paro cardíaco repentino.

Además de determinar el impacto a nivel estatal de la ampliación del Medicaid, los autores del estudio también estudiaron el tema a nivel de condados, tomando en cuenta la cantidad de personas que se inscribió en el Medicaid ampliado.

Y lo que observaron fortaleció las conclusiones a nivel estatal, dijo Khatana.

Los condados con los menores aumentos en cobertura de seguros tuvieron el mayor aumento en la cantidad de fallecimientos por enfermedades cardiovasculares, concluyó el estudio.

  Comentarios