Salud

‘Te toca tocarte’, una frase que puede cambiar la vida de una mujer

Clara Pablo sabe muy bien el significado de esa frase popular: “La vida te puede cambiar en un segundo”.

El 16 de agosto del 2017 estaba relajada viendo la televisión con su novio, cuando, de pasada, se rascó el seno y encontró un bulto. Unos días después, luego de una mamografía, un ultrasonido y una biopsia, la doctora le dio la peor noticia.

No era un quiste, como Pablo había pensado hasta ese momento, manteniendo la esperanza. Era un tumor de dos o tres centímetros que ya había salido de los conductos del seno.

“Yo no me desperté esa mañana para que nadie me dijera que tenía cáncer. Sentí como si me hubieran dado una puñalada en el estómago”, rememoró Pablo, que en esos días preparaba un viaje a España, la tierra de su novio.

“Es increíble como un día estás planeando un viaje a Europa y el otro estás viendo cómo vas a salvar tu vida”, reflexiona la sobreviviente de cáncer de seno en un sofá en el Miami Cancer Institute, en Kendall.

La joven alta de pelo largo con mechas rosadas es considerada por muchos como “una fuerza de la naturaleza”, tanto por su carrera como ejecutiva de la industria de la música como por la energía que ha desplegado haciendo campañas de concienciación sobre el cáncer de seno, especialmente en el mundo latino.

Pablo tenía 36 años cuando le llegó el diagnóstico y aún no había sido madre. Sin embargo, no se dejó tumbar. Se dio cinco horas para llorar y en la tarde ya estaba planeando con sus médicos el tratamiento.

“Me di cuenta que cuando le contaba a mis amigas, inmediatamente se empezaban a chequear”, rememora Pablo sobre cómo se le encendió el bombillo de la labor que podía desplegar para ayudar a otras mujeres a detectar el cáncer temprano.

En aquellos días, una amiga le regaló un pulóver con un letrero que decía: ‘Hey, cancer, you picked the wrong b____”, con una palabra más fuerte, pero que ella prefiere traducir como: “Hey, cáncer, escogiste a la mujer equivocada”.

“Me puse el t-shirt encima de la cara y esa fue mi manera de decirle al mundo lo que me estaba pasando”, recuerda Pablo, que se tomó un selfie y lo compartió en sus redes sociales.

CancerDeSeno_SN029
Clara Pablo cuenta cómo le diagnosticaron el cáncer de seno y su despertar al comprender que existe un estigma entre las latinas a hablar de cáncer. Ella impulsa campañas de detección temprana y prevención. SAM NAVARRO Special for the Miami Herald

En la actualidad Pablo es vicepresidenta ejecutiva de una gran compañía de manejo de artistas, que se encarga del mercadeo global de Carlos Vives, Wisin y Yandel, Maluma y CNCO —estos dos últimos son los que Pablo maneja. Pero ella toda la vida había trabajado en ese medio, primero con una disquera y después como ejecutiva de Univisión.

También tenía muchos amigos en la prensa y entre los famosos, que al saber la noticia empezaron a preguntarle: ¿Cómo puedo ayudar? Su respuesta era: “Ayúdame a llevar el mensaje”.

Pablo supo que había mucha desinformación entre las mujeres latinas sobre el cáncer de seno, el cual representa la principal causa de muerte en este grupo, especialmente entre las menores de 40 años.

Una de las razones por las que el tratamiento no puede hacer mucho es porque el cáncer no se detecta a tiempo. Pablo pensó que algún significado debía tener el hecho de que su cirugía tuviera lugar un 28 de septiembre, a solo unos días del comienzo de octubre, el mes de concienciación sobre el cáncer de seno.

Lo vio como una señal y decidió crear una campaña: #Tetocatocarte, con la cual le recuerda todos los meses a sus seguidoras de las redes sociales que deben examinarse cuidadosamente los senos en busca de cualquier abultamiento.

“La diferencia es de vida o muerte, si lo detectas temprano”, apunta sobre la importancia de la prevención del cáncer.

El apoyo que salva vidas

En cuanto a su tratamiento, Pablo había decidido con sus médicos someterse a una lumpectomía, que solo implica la extirpación del tumor y no de todo el seno. Después requirió sesiones de radiación diarias, muy fuertes, al punto que aún tiene la piel del seno quemada.

Compartir en Instagram la foto de la carne chamuscada, una imagen que la hizo muy vulnerable, la puso a cavilar, pero finalmente decidió hacerlo, porque consideró que era una manera de ser honesta con las mujeres y sus familiares que la seguían.

Si las radiaciones la dejaron marcada, como no tuvo que hacerse quimioterapia, no perdió el pelo, un efecto secundario de este tratamiento que la mayoría de las mujeres detesta.

Por otra parte, antes de comenzar las radiaciones, se sometió a un tratamiento de fertilidad, que después de cinco años le ofrece la opción de ser madre.

CancerDeSeno_SN043
La ejecutiva de la industria de la música Clara Pablo, sobreviviente de cáncer de seno, en el Miami Cancer Institute, junot a la campana que tocan los pacientes cuando terminan el tratamiento de radiación, el pasado 13 de septiembre. SAM NAVARRO Special for the Miami Herald

Entre tantos pasos y esfuerzos para recuperar la salud, Pablo reconoce que lo más difícil fue darle la noticia a su familia, porque pensó que los estaba “defraudando”.

“Cuando uno se enferma y tiene cáncer, tu familia y tus amistades también tienen cáncer. Ellos sufrieron cada tratamiento. Pero al mismo tiempo, fue un momento muy lindo, porque nos unimos muchos”, señala.

Asimismo, destaca la importancia de este apoyo para los pacientes de cáncer. A su primera cita médica después del diagnóstico, se apareció con 11 personas, entre ellas sus padres, sus dos hermanas, su novio y una de sus mejores amigas, Agueda López —la esposa de Luis Fonsi— quien ese día pasó su cumpleaños junto a ella en el hospital.

También estuvo presente Wendy —Pablo la llama así a secas, porque la considera su “angelito”, por el afecto que le mostró durante el tratamiento.

“Se aparecía a todos mis appointments con su peluca y el corazón abierto”, recuerda Pablo, y se le quiebra la voz.

Wendy, también paciente de cáncer, murió hace un tiempo.

“Nunca me mostró su realidad, no me dejó verla en los últimos días”, dice Pablo, sobre el esfuerzo que hizo su amiga para que ella no se afectara emocionalmente.

Si el cáncer es una montaña rusa para la mayoría de las personas, es el apoyo de amigos y familiares un factor fundamental para sobrevivirlo.

Pablo cuenta que los días del posoperatorio se mudó para casa de sus padres y lo mismo hizo su hermana, que estaba recién casada.

“Saqué a mi papá de la cama”, dice Pablo, que volvió a sentirse como una niña, y dormía con su mamá.

El apoyo de sus amigos famosos, como la cantante Chiquis Rivera y la presentadora Pamela Silva, también la han ayudado en su recuperación y en su misión de dar la voz sobre la importancia del autoexamen.

“Ser tan abierta con mi proceso ha ayudado mucho a la gente a entender lo que pasa una persona que tiene cáncer”, dice Pablo, mientras indica cómo las mujeres deben practicarse el autoexamen, empezando desde la clavícula.

“No sabes cuántas mujeres que yo conocía venían a decirme que habían tenido cáncer. Me di cuenta que era un estigma, que los latinos no hablamos de esto”, señala.

Además del autoexamen mensual, la mamografía, una vez al año después de los 40, es otra manera de detectar el cáncer de seno.

Los especialistas del Miami Cancer Institute, donde Pablo se mantiene siguiendo otros aspectos del tratamiento y los chequeos, ofrecen estos tips para prevenir el cáncer de seno: mantener una dieta saludable, hacer ejercicios, evitar el sobrepeso y no fumar ni tomar alcohol.

Pablo señala que el estrés puede ser muy perjudicial y que, por eso, después de su experiencia, trata de mantener el balance en su vida, escuchar al cuerpo, y comer y descansar cuando lo necesita.

La ejecutiva y activista a favor de los pacientes y de las mujeres latinas indica que está agradecida al cáncer por lo que le ha enseñado y por las personas que le ha permitido conocer y ayudar.

“El cáncer ha sido la cosa más fea y una de la cosas más lindas que me han pasado en la vida. En la palabra ‘cáncer’ está la palabra ‘Can’, poder”, concluye.

Como parte del Breast Cancer Awareness Month, los centros del Baptist Health tienen precios especiales en los exámenes de detección, con mamografía regular (screening mammogram) a $50 y la de diagnóstico a $100.

Para información y citas, 786-596-2464 y BaptistHealth.net/BreastHealth.

  Comentarios