Salud

Programa de Medicare libre de costo para prediabéticos

Medicare cubre educación a los participantes en cambios dietéticos a largo plazo, aumento de actividad física y estrategias de cambio de comportamiento para el control de peso.
Medicare cubre educación a los participantes en cambios dietéticos a largo plazo, aumento de actividad física y estrategias de cambio de comportamiento para el control de peso. TNS

Sylvia Soicher ha vivido una vida activa. La residente de Kendall iba a Pilates cuatro veces a la semana, pintaba modelos vivos semanalmente en un estudio de arte y estaba semiretirada de la compañía de bienes y raíces propiedad de ella y de su esposo.

Pero el pasado año, durante una revisión de rutina, la mujer de 75 años descubrió que tenia prediabetes. Sus niveles de glucosa en sangre eran mayores de lo normal pero no lo suficientemente alta para que fuera diabetes. Además de tener colesterol alto, que fue controlado con medicación, Soicher no tenía otros problemas de salud.

Aproximadamente 84 millones de adultos en Estados Unidos (más de uno de cada tres) tiene prediabetes, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Noventa por ciento de aquellos con la condición no saben que la tienen. Aquellos con prediabetes tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares.

Soicher tenía algunos de los factores de riesgo para prediabetes: tenía más de 45 años y tenía historial familiar de diabetes, su abuela tuvo la condición.

Otros factores de riesgo para prediabetes incluyen estar sobrepeso u obeso, estar físicamente activo menos de tres veces a la semana, historial de diabetes durante el embarazo y ser afroamericano, hispano, indio americano, asiático americano o de las islas pacíficas, grupos que están en mayor riesgo de desarrollar diabetes, de acuerdo con el CDC. Ella no tenía estos factores de riesgo.

Soicher también era beneficiaria de Medicare, lo que la hacía elegible para participar en el programa de prevención de diabetes de Medicare, que funciona para prevenir que las personas que son prediabéticos desarrollen diabetes tipo 2.

El programa, libre de costo, consiste en un mínimo de 16 sesiones intensivas principales de más de seis meses, de un currículo aprobado por el CDC. El programa funciona en un ambiente estilo salón de clase, educando a los participantes en cambios dietéticos a largo plazo, aumento de actividad física y estrategias de cambio de comportamiento para el control de peso. Incluye demostraciones de cocina, enseñando a las personas cómo preparar alimentos más saludables.

Luego de completar las sesiones principales, los participantes tienen reuniones mensuales de seguimiento.

Ella supo que Baptist Health South Florida ofrece el programa en su ubicación de Kendall, que estaba cerca de su hogar.

“Yo creo en la prevención, así que fui al programa”, dice.

Los participantes se reúnen con un nutricionista y una enfermera graduada certificada en educación de diabetes, además de un psicólogo y un entrenador.

Desde que comenzó a asistir al programa a principio de año, los niveles A1C de Soicher disminuyeron de 5.9 a 5.2. La prueba A1C mide los niveles promedio de azúcar en sangre en los pasados dos a tres meses.

Un nivel de A1C por debajo de 5.7 se considera normal, entre 5.7 y 6.4 por ciento se considera prediabetes y 6.5 por ciento o más en dos exámenes separados indica diabetes tipo 2.

“Usted tiene que hacer un compromiso”, dice Soicher. “Me hace ser más persistente y alerta en cuidarme y colocar mi salud en primer lugar”.

Ella comenzó incorporando acuaeróbicos en su régimen de ejercicio, que previamente incluía yoga y Pilates.

También perdió diez libras en los primeros seis meses de comenzar el programa

“Ellos te enseñan cómo merendar, cómo ingerir proteína”, comenta Soicher. “Te dan seguimiento cuidadosamente.”

El apoyo que ella recibe del grupo es también importante. Unas 20 personas del programa están en un grupo en Whatsapp.

“Nos aconsejamos unos a otros”, dice Soicher. “Enviamos un texto si encontramos algo (un alimento nuevo) en el supermercado. Es un grupo muy unido”.

Soicher también encuentra inspiración en su esposo de 82 años que tiene diabetes.

“Él camina todos los días”, comenta. “Él es como el pequeño conejo (de Energizer). Come muy pocos carbohidratos, ningún dulce. Es muy disciplinado”.

La pareja tiene dos hijos adultos y tres nietos. Además de pintar modelos vivos en el estudio de arte, ella disfruta pintar retratos, incluyendo a su nieta de siete años.

“Es un pasatiempo”, dice Soicher. “He pintado desde que soy pequeña. Me hace feliz”.

Ella está agradecida al programa por darle las herramientas para combatir su condición.

“No tuve diabetes”, comenta Soicher. “Estaba muy asustada porque una escucha historias de amputaciones y ataques al corazón. Le llaman el asesino silencioso. Antes no le prestaba mucha atención”.

“Pero cuando comencé a asistir al grupo, cree consciencia de lo que pudo haber sucedido.”

Recursos

Para más información sobre Medicare Diabetes Prevention Program del sur de Florida, comuníquese al (786) 596-3895.

  Comentarios