Salud

El cáncer de mama: un nuevo camino de esperanza

La Dra. Beatriz Amendola, directora médica del centro; y su esposo, el Dr. Marco Amendola, también oncólogo y director de imágenes médicas.
La Dra. Beatriz Amendola, directora médica del centro; y su esposo, el Dr. Marco Amendola, también oncólogo y director de imágenes médicas. el Nuevo Herald

Muchas mujeres con cáncer de seno son sometidas a diario a tratamientos para remover o destruir el cáncer. Completar el tratamiento puede ser motivo de mucha tensión, miedo y ansiedad. Haberlo concluido puede aliviar hasta cierto punto, aunque les resultará difícil no preocuparse sobre la posible reaparición del cáncer o recurrencia. Esta es una preocupación muy común. Puede que pase algún tiempo antes de que los temores disminuyan. No obstante, es útil saber que hoy día muchos sobrevivientes de cáncer logran superar esos sobresaltos.

Hace unos meses, María del Carmen, sobreviviente de cáncer de mama tuvo una recurrencia en el útero. Fue sometida a una complicada cirugía; y, más tarde, a quimioterapia. Familia y amigos estuvieron allí para dar su apoyo. Pero, ¿qué sentía ella, con solo 30 años y madre de un bebé de 15 meses?

Cuando esto sucedió, nada sabíamos de la existencia de nuevas tecnologías que abren un camino de esperanza para estos casos. Hace muy poco, supimos de la existencia del Innovative Cancer Institute (ICI), en South Miami.

“El cáncer de mama es una enfermedad crónica que debe ser manejada por un equipo de profesionales que incluyen un cirujano, un oncólogo médico y radiooncólogo”, explica la Dra. Beatriz Amendola, directora médica de Innovative Cancer Institute y participante del B-c5 Project –cuya misión es informar a mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en estadios tempranos y hablarles sobre sus opciones de tratamiento. “Pregunte a los médicos y asegúrese de que el tratamiento sugerido es adecuado para usted y su diagnóstico, ya que no todas las pacientes son iguales”, agrega.

El cáncer de mama es una enfermedad crónica que debe ser manejada por un equipo de profesionales que incluyen un cirujano, un oncólogo médico y radiooncólogo

Dra. Beatriz Amendola

Si a usted le diagnosticaron cáncer de mama, la decisión a la hora de elegir entre las diferentes alternativas de tratamiento puede ser crucial.

“Las mamografías son muy valiosas aun cuando no hay síntomas de la enfermedad. Los estudios demuestran que estas ayudan a reducir el número de muertes por cáncer de mama entre las mujeres entre 40 a 74, en especial, las mayores de 50 años. Sin embargo, muchos médicos no recomiendan realizarlas a las mayores de 65 años. Aconsejo que todas las mujeres deben hacerse mamografías de rutina. Si su médico no se lo sugiere, solicítela”, agrega Amendola.

El cáncer de mama es tratado mayoritariamente de manera quirúrgica, con la resección de la totalidad o una porción de la mama donde se encuentra la lesión cancerosa. Para el cáncer de mama en estadios iniciales, la tumorectomía seguida de radioterapia constituye el tratamiento estándar. Un cirujano extirpa solo el tumor y una pequeña porción de tejido sano alrededor del cáncer, dejando el resto de la mama intacta. Esta es una técnica de tratamiento apropiada para pacientes con cáncer de mama en estadios iniciales en lugar de la extirpación quirúrgica de toda la mama (mastectomía).

Lo que hace diferente al ICI es que el tratamiento del cáncer de mama con radioterapia tiene muy en cuenta el resto del cuerpo. El Instituto dispone de una tecnología más avanzada de Aceleradores Lineales disponibles actualmente en el mercado Varian EDGE ™. El tratamiento del cáncer con el sistema de radiocirugía Edge es mínimamente invasivo. Este sistema ofrece a las pacientes una eficaz opción quirúrgica sin necesidad de incisión o de una larga recuperación en un hospital. El sistema de radiocirugía Edge administra altas dosis de radiación dirigidas de forma muy precisa para destruir los tumores. Esto consigue reducir el riesgo de toxicidad para el tejido sano circundante, gracias al seguimiento en tiempo real que detecta el movimiento del tumor. Con este procedimiento no invasivo, que suele durar solo unos minutos, las pacientes pueden continuar con sus actividades diarias.

El Innovative Cancer Institute es, por el momento, el único centro en el Sur de la Florida con el sistema Qfix™ Prone Breast Access 360, para el tratamiento del cáncer de mama en decúbito prono (boca abajo). Este aporta muchas ventajas en el tratamiento del cáncer de mama, sobre todo cuando se trata la mama izquierda, ya que así se protege el corazón de la radiación innecesaria que recibiría con otras técnicas.

Ventajas del tratamiento con radioterapia en decúbito prono: 1) la dosis de radiación se distribuye de manera uniforme en la mama; 2) protege el corazón y los pulmones de la radiación; 3) menor irritación de la piel; 4) óptimos resultados cosméticos.

Estudios recientes han demostrado que la administración de radiación en la mama mientras el paciente está boca abajo es mucho más segura.

Ventajas del tratamiento con radioterapia en decúbito prono: 1) la dosis de radiación se distribuye de manera uniforme en la mama; 2) protege el corazón y los pulmones de la radiación; 3) menor irritación de la piel; 4) óptimos resultados cosméticos.

Se obtienen, por lo tanto, los mismos resultados en cuanto al control de la enfermedad, pero con una mayor calidad de tratamiento que en la posición normal.

Innovative Cancer Institute cuenta con un nuevo centro de Oncología Radioterápica que ofrece técnicas mínimo-invasivas de avanzada de radiocirugía y radioterapia

Dra. Beatriz Amendola

El tratamiento se administra con una mesa especialmente diseñada (sistema Qfix™ Prone Breast Access 360) que ayuda a las pacientes a estar más cómodas. Y la mama sana se mantiene aislada del área de tratamiento. Esto permite administrar una dosis constante y precisa.

“Muchas mujeres que padecen cáncer en etapas tempranas, en especial las más maduras, pueden ser tratadas con cirugía conservadora o braquiterapia. Esta última es otra alternativa de tratamiento en estadios precoces que ofrece el ICI”, acota Amendola. “Consiste en una irradiación parcial acelerada de la mama (APBI, por sus siglas en inglés)”. Esta técnica, en la que solo una parte de la mama es tratada, toma entre 5 y 7 días de tratamiento ambulatorio. La braquiterapia se administra con catéteres de balón y/u otros dispositivos para enviar la radiación a la zona elegida con una exposición mínima de los tejidos normales.

“La misión de Innovative Cancer Institute y su compromiso es el bienestar de nuestros pacientes. Hemos construido un nuevo centro de Oncología Radioterápica que ofrece técnicas mínimo-invasivas de avanzada de radiocirugía y radioterapia. Contamos con tecnologías modernas y poderosas para luchar y vencer la enfermedad”, concluyó Amendola.• 

Siga a Elena Martí en Twitter: emarti6

La Dra. Beatriz Amendola (MD, FACR, FACRO, FASTRO) es directora médica de Innovative Cancer Institute (5995 SW 71 St., South Miami). Para más información visite http://www.innovativecancer.com o llame al 305-669-6833.

  Comentarios