Salud

Nuevo tratamiento láser elimina grasa sin ir al quirófano

La Dra. Bryan prepara a una pacienta para el tratamiento SculpSureTM.
La Dra. Bryan prepara a una pacienta para el tratamiento SculpSureTM. el Nuevo Herald

En 25 minutos, mientras seguía trabajando, Ángela de Céspedes, abogada y madre, eliminó el 25 por ciento de células grasas de su abdomen a través de unas ondas de energía. Rápido, sin dolor, sin período de recuperación y sin intervención quirúrgica. El tratamiento SculpSureTM, aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), en mayo del 2015, es una nueva alternativa a la liposucción, que cuesta entre 1,200 y 2,000 dólares.

“Me pasé los 25 minutos del tratamiento respondiendo al correo electrónico, mandando mensajes de texto y en suscribirme a varios sitios de medios sociales. ¡El tiempo pasó muy rápidamente!”, dice Angela de Céspedes, una de las primeras mujeres en probar este tratamiento en el centro Rejuvenate Body Design, en Miami Beach, el primero en ofrecer SculpSureTM en el sur de la Florida.

A todos, hombres y mujeres, les molesta la grasa de más en el abdomen. Por Rejuvenate Body Design han pasado desde noviembre del 2005 hasta ahora “más mujeres que hombres, pero ambos están tratando de eliminar grasa en los rollitos, abdomen y la barriguita de debajo del ombligo”, cerciora la Dra. Anique Bryan, socia fundadora de Rejuvenate Body Design junto con el Dr. Kevin Coy.

“Es ideal para las mujeres que han tenido bebés. Es muy difícil perder la grasa de debajo del ombligo”, continúa la Dra. Bryan. “Las mujeres que dieron a luz recientemente pueden hacer el tratamiento seis meses después del parto si este fue de forma natural. Si fue por cesárea necesitan pedir permiso al ginecoobstetra. No ponemos la máquina encima de las cicatrices, aunque las cicatrices de cesárea son bien bajitas y se puede hacer bien el tratamiento”, asegura la Dra. Bryan.

Ángela de Céspedes, que apenas tiene un momento para ella, es socia litigante en un bufete de abogados nacional y madre. Su horario de trabajo a tiempo completo, más viajes laborales, y sus dos hijos pequeños, ocupan todo su tiempo.

“Mi tiempo es muy limitado; no me permite comer siempre lo más sano que yo quisiera o ir al gimnasio tan a menudo como me gustaría. Había explorado otras alternativas como la liposucción que implican la cirugía, pero después de investigar exhaustivamente SculpSure, esta parecía ser la mejor alternativa no invasiva”, cuenta de Céspedes.

El Dr. Coy asegura que “hasta ahora, la liposucción quirúrgica era la única opción. Y el riesgo de la anestesia es real. Esta nueva tecnología ha revolucionado realmente cómo eliminamos las células de grasa”.

SculpSureTM es la última tecnología láser que destruye permanentemente hasta un 25 por ciento de la grasa tratada en una sola sesión sin pasar por el quirófano.

El tratamiento funciona con luz y calor. “Esta máquina calienta las células hasta cierta temperatura para romper las membranas. Sus partículas de grasa son absorbidas por el sistema linfático para ser eliminadas por la orina”, explica la Dra. Anique Bryan. “Semanas después de hacer el tratamiento tu cuerpo elimina el contenido de esas células de grasa. Lucirás más delgada en esa área porque pierdes masa corporal. Lo más importante es perder un 25 por ciento de grasa y sin cirugía”.

El calentamiento se combina con un sistema de enfriamiento para evitar molestias al paciente. Ocho aplicadores se distribuyen en la zona del abdomen o la de los rollitos. “Los aplicadores se colocan en la piel y sientes un período de calor de láser de 90 segundos seguido de 30 segundos de enfriamiento. El abdomen no siente ni demasiado calor ni frío”, describe la Dra. Bryan.

Tras este tratamiento no hay ninguna recuperación, aunque sí recomendaciones como un masaje linfático para no sentir ningún tipo de molestia ese día y en las sucesivas 12 semanas, después de las cuales se empiezan a ver los resultados. También, beber mucha agua. “Unos 8 vasos de agua al día, cuantos más mejor”, insiste Rosemary McLaughlin, enfermera registrada, graduada en Northwestern State University, con más de 20 años de experiencia en el sur de la Florida.

“No hubo tiempo de inactividad o dolor después del tratamiento. Volví a trabajar inmediatamente después. Los masajes linfáticos eran fantásticos, extremadamente relajantes y realmente ayudaron”, dice de Céspedes.

Los primeros resultados se empiezan a ver en 6 semanas y los definitivos son visibles a las 12 semanas. “Me di cuenta de los resultados en cuestión de semanas porque la forma de mi cuerpo estaba cambiando ante mis propios ojos. Fue muy impresionante”, cuenta de Céspedes.

Este tratamiento no es un medio para perder peso ni para aplicarlo a personas con obesidad. “No se recomienda a alguien que tenga más del 30 por ciento de masa corporal. Es para rebajar las grasas en el contorno corporal. Es ideal para aquellas personas que no han podido eliminar la gordura, la grasa en el abdomen y rollitos después de una dieta o ejercicio”, explica la Dra Bryan.

De momento, este tratamiento solo puede aplicarse en abdomen y rollitos. “Ya están haciendo aplicadores más pequeños para que la máquina pueda hacer otras partes del cuerpo como las entrepiernas, arriba de los brazos donde se acumula más grasa dentro del músculo. Estamos esperando la aprobación de la FDA para poder ofrecer también ese tratamiento”, concluye la Dra. Bryan.

Twitter: @IsabelOlmos

Más información en: www.RejuvenateSouthBeach.com o por teléfono al 305-222-7928. Instagram y Facebook: Rejuvenate South Beach.

  Comentarios