Salud

Por qué importan la presión sanguínea, el azúcar en la sangre y el colesterol

Es importante conocer los niveles de colesterol, azúcar en la sangre, presión sanguínea e indice de masa corporal para mantenerse saludable.
Es importante conocer los niveles de colesterol, azúcar en la sangre, presión sanguínea e indice de masa corporal para mantenerse saludable. CORTESIA

Además de comer bien y hacer ejercicio, conocer ciertos números es crucial para manejar correctamente la salud del corazón.

A continuación, el Dr. Theodore Feldman, cardiólogo en West Kendall Baptist Hospital y director médico de Healthy Hub en West Kendall, nos lleva a través del ABC de la salud cardiovascular.

Presión sanguínea

Por qué es importante dar seguimiento: La presión sanguínea alta o hipertensión, impacta negativamente el corazón de tres formas: Hace que el corazón trabaje más, acelera el desarrollo de placa en las arterias y puede crear desbalance entre el suministro y la demanda de oxígeno desde y hacia el corazón. Una causa principal de insuficiencia cardíaca, enfermedad del riñón y accidentes cerebrovasculares, la hipertensión es también típicamente asintomática, lo que la convierte en un “asesino silencioso”, de acuerdo con Feldman. La presión sanguínea consistentemente baja puede también indicar un problema, pero solo si está acompañada de síntomas como fatiga, náuseas, mareos, desvanecimiento y visión borrosa.

Qué significan los números: Medida en mililitros de mercurio (mm Hg), las lecturas de presión sanguínea son representadas como una fracción. El número superior, también el número mayor, representa la presión sanguínea sistólica, la presión cuando el corazón está contraído. El número inferior representa la presión sanguínea diastólica, la presión en las arterias cuando el corazón está relajado. La presión sanguínea sistólica es usualmente la que más fluctúa.

Valores: Las lecturas sistólicas saludables son inferiores de 120 mm Hg; las lecturas diastólicas saludables están por debajo de 80 mm Hg. Las lecturas sistólicas prehipertensas son de 120 a 139 mm Hg; las lecturas diastólicas prehipertensas son de 80 a 89 mm Hg. Las lecturas sistólicas de 140 a 159 mm Hg y diastólica entre 90 y 99 mm Hg representan la etapa 1 de hipertensión; las lecturas sistólicas sobre 160 mm Hg y diastólicas sobre 100 mm Hg representan la etapa 2 de hipertensión. Ambas etapas (1 y 2) requerirán cambios en el estilo de vida y, posiblemente, terapia de medicamentos.

Si usted obtiene una lectura sistólica de 180 mm Hg o mayor, o una lectura diastólica de 110 mm Hg o mayor, espere unos minutos y vuelva a examinarse. Si las lecturas se mantienen altas, busque atención médica de inmediato para una crisis de hipertensión.

Como la presión sanguínea aumenta con la edad, un panel recomendó en 2013 mover el límite para acción en las lecturas sistólicas de 140 mm Hg a 150 mm Hg, pero las nuevas guías han provocado controversia entre los expertos.

Cuán a menudo debe verificarlo: Al menos una vez al año. Feldman también nos recuerda que con la presión sanguínea fluctuando durante el día, especialmente respondiendo a situaciones de estrés, “una lectura no hace un diagnóstico”. Recomienda que aquellos que obtienen lecturas elevadas repitan el examen en el hogar (dice que un monitor para el hogar es una buena inversión), o en la farmacia o estación de bomberos, que puede ser menos estresante que la oficina de un médico. En general, las personas con hipertensión deben verificar su presión sanguínea regularmente y anotar los resultados para consultar más tarde con el médico.

Azúcar en la sangre

Por qué es importante dar seguimiento: La diabetes –que puede prevenirse en el 90 por ciento de los casos bajando el nivel de azúcar en sangre– lo pone en un riesgo de sufrir un ataque al corazón en los próximos siete años equivalente a alguien que ha sufrido ya un ataque al corazón, dice Feldman. Vaya o no a desarrollar diabetes, una persona con niveles prediabéticos de azúcar en sangre, los niveles elevados de azúcar le requieren al cuerpo el crear más insulina, que a su vez acelera el desarrollo de placas en las arterias, por lo tanto, aumentan el riesgo de un ataque al corazón y de accidentes cerebrovasculares.

También es importante atajar el problema temprano. Mientras más insulina produce el cuerpo, mayor es la dificultad de perder peso, “característica de tratamiento para el paciente prediabético”, según Feldman.

Los niveles anormalmente bajos de azúcar en la sangre o hipoglicemia, pueden ser también un problema, especialmente para los diabéticos y, en el peor de los casos, puede producir una convulsión, el coma o la muerte.

Qué significan los números: Ellos representan la cantidad de glucosa, medida en mililitros por decilitros (mg/dL) en la sangre.

Valores: Cuando se está en ayuno (sin comer por ocho horas), los niveles normales de azúcar en sangre son de 70 a 99 mg/dL; los niveles prediabéticos de azúcar en sangre son de 100 a 125 mg/dL; y los niveles de 126 mg/dL indican diabetes.

Cuán a menudo debe verificarlo: Al menos una vez cuando se cumple los 30 y al menos una vez cada dos o tres años después de eso, si los números se mantienen dentro de los valores saludables. Anualmente después de los 40, si está en los niveles saludables. Si es prediabético, regularmente según lo que recomiende su médico; si es diabético, diariamente o varias veces al día, según recomendado por su médico.

Índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) y circunferencia de la cintura

Por qué es importante dar seguimiento: Existe una marcada correlación entre el exceso de peso y las enfermedades del corazón y, aunque la relación entre ambos no está del todo clara, el exceso de peso indica usualmente niveles elevados de colesterol y triglicéridos. Nuevos estudios sugieren también que las células grasas, especialmente la grasa alrededor del centro de su cuerpo, puede acelerar el desarrollo de placas en las arterias.

Qué significan los números: El BMI no es “un número mágico”, dice Feldman. Es una medida de su peso con relación a su estatura. Usted puede conectar su estatura y su peso en cualquier número en las calculadoras de masa corporal en la internet o puede hacerlo usted mismo: divida su peso en kilogramos por su estatura en metros cuadrados.

Un aviso: El índice de masa corporal no toma en consideración cosas como masa ósea o muscular. Por lo que, aunque las personas en categoría de obesas, especialmente en escalas más altas, están definitivamente bajo mayor riesgo de enfermedades del corazón, no hay una evidencia clara, dice Feldman, de que aquellos técnicamente en la categoría de sobrepeso estén bajo un riesgo mayor en lo que a problemas cardiovasculares se refiere. El BMI tampoco es aplicable a las mujeres embarazadas.

La circunferencia de la cintura es a menudo considerada un buen complemento al BMI. Para medir, coloque una cinta métrica alrededor de su cintura, al nivel del ombligo. No aguante la respiración.

Valores: Para el índice de masa corporal, cualquier medida por debajo de 18.5 es considerada bajo peso; de 18.5 a 24.9 es considerada normal; de 25 a 29.9 es considerada sobrepeso; 30 o más es considerada obesa. La categoría obesa se divide en tres grupos: el BMI entre 30 y 34.6 indica obesidad leve, BMI entre 35 y 39.9 indica obesidad moderada y BMI sobre 40 indica obesidad mórbida.

Para la circunferencia de la cintura, se recomienda a las mujeres mantenerse bajo 35 pulgadas y a los hombres bajo 40 pulgadas.

Cuán a menudo debe verificarlo: El peso debe monitorearse de forma continua, al menos varias veces al año.

Colesterol

Qué significan los números: El estudio del colesterol incluirá usualmente la medida del colesterol “malo”, lipoproteínas de baja densidad o colesterol de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés); la medida del colesterol “bueno”, lipoproteínas de alta densidad o colesterol de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés), y una medida de los triglicéridos, un tipo de grasa. El conteo del colesterol total es el HDL, más el LDL, más 20 por ciento de los triglicéridos. En Estados Unidos, el colesterol se mide en mililitros por decilitros (mg/dL) de sangre.

Por qué es importante dar seguimiento: El colesterol de baja densidad es el “bloque de construcción básica” de placa en las arterias, lo que puede provocar accidentes cerebrovasculares o ataques al corazón. El colesterol de alta densidad ayuda a limpiar las arterias del colesterol de baja densidad.

Los triglicéridos altos por sí solos, no aparentan poner a las personas en mayor riesgo de ataques al corazón (aunque puede poner al páncreas en riesgo), pero para aquellos con niveles elevados de colesterol de baja densidad o bajos niveles de colesterol de alta densidad, el riesgo a un ataque al corazón es aún mayor con un conteo alto de triglicéridos, dice Feldman.

Valores: Los niveles deseables de colesterol de baja densidad varían en dependencia del nivel de riesgo en que usted se encuentra de desarrollar una enfermedad del corazón. Para aquellos en un riesgo muy alto de enfermedades del corazón, los niveles LDL bajo los 70 mg/dL son deseables, para aquellos con riesgo moderado, los niveles LDL bajo 100 mg/dL son recomendados. Para aquellos sin ningún factor de riesgo, el nivel entre 100 y 129 mg/dL es saludable. Los niveles LDL entre 130 y 159 mg/dL son considerados en el límite alto, niveles entre 160 y 189 mg/dL son considerados altos y niveles por encima de 190 mg/dL son considerados muy altos.

Los niveles deseables de colesterol de alta densidad varían en dependencia del sexo. Niveles pobres para los hombres están bajo 40 mg/dL, para mujeres bajo 50 mg/dL. Niveles mejores para los hombres son entre 40 y 49 mg/dL, para mujeres entre 50 y 59 mg/dL. Niveles ideales para ambos son de 60 mg/dL o más.

Los niveles óptimos de triglicéridos son 100 mg/dL o menos, aunque los niveles por debajo de 150 mg/dL son considerados buenos. Niveles entre 150 y 199 mg/dL son en límite alto, entre 200 y 499 mg/dL son altos y niveles sobre 500 mg/dL son muy altos.

Cuán a menudo debe verificarlo: La Asociación Americana del Corazón recomienda que si sus números son buenos y no está bajo riesgo de enfermedades del corazón, tenga una revisión entre cada cuatro y seis años. Si sus números son elevados o usted está bajo riesgo de enfermedades del corazón, debe hacerlo regularmente, según lo determine su proveedor de cuidado de salud.

Lola.Duffort@gmail.com

Recursos

Para realizarse estos exámenes por un profesional de cuidado de salud, en 15 minutos y de forma gratuita, puede visitar Healthy Hub, en el vestíbulo principal de West Kendall’s Baptist Hospital, 9555 SW 162 Avenida. Para información sobre Healthy Hub, llame al (786) 467-3030.

  Comentarios