Fenómeno natural extraordinario y único, los Lençóis maranhenses se extienden 70 km a lo largo del borde del océano con un avance de 50 kilometros a través del continente, hacia el interior, formando una gran playa, llena de una multitud de pozos, lagos y estanques. Se trata de agua dulce y clara, cuyos tonos van del azul al verde.
Fenómeno natural extraordinario y único, los Lençóis maranhenses se extienden 70 km a lo largo del borde del océano con un avance de 50 kilometros a través del continente, hacia el interior, formando una gran playa, llena de una multitud de pozos, lagos y estanques. Se trata de agua dulce y clara, cuyos tonos van del azul al verde. cortesía Maurício Moreira
Fenómeno natural extraordinario y único, los Lençóis maranhenses se extienden 70 km a lo largo del borde del océano con un avance de 50 kilometros a través del continente, hacia el interior, formando una gran playa, llena de una multitud de pozos, lagos y estanques. Se trata de agua dulce y clara, cuyos tonos van del azul al verde. cortesía Maurício Moreira