En los alrededores del Palacio Hofberg los turistas pasean en coches tirados por caballos.
En los alrededores del Palacio Hofberg los turistas pasean en coches tirados por caballos. Manuel C. Díaz Cortesía
En los alrededores del Palacio Hofberg los turistas pasean en coches tirados por caballos. Manuel C. Díaz Cortesía