Viajes

Navegando el poco conocido Adriático mediterráneo

Presenciando los paseos en góndolas por los diversos canales de Venecia.
Presenciando los paseos en góndolas por los diversos canales de Venecia. Nelson Benedico

El MV Arethusa con solo 49 pasajeros habría de partir desde Venecia en dos días, por lo que tuvimos la oportunidad de disfrutar los típicos locales turísticos de la famosa ciudad italiana de góndolas y canales, aunque sufrimos una gran desilusión, ya que la Venecia de hoy esta súper poblada, ruidosa y falta de reparaciones.

La segunda noche, después de una especial y deliciosa cena de bienvenida ofrecida por el capitán, partimos hacia Ravenna, nuestro primer puerto de la travesía por el este de la costa italiana, donde se encuentra la tumba de Dante, así como la Basílica de San Vitale y el Mausoleo Galla Placida, monumentos repletos de mosaicos de gran colorido, en existencia por más de 1400 años.

A la mañana siguiente nos encontrábamos en Pesaro, desde donde partiríamos por carretera a la República de San Marino, una de las repúblicas más pequeñas del mundo y la más antigua. Caminando por un laberinto de históricas estrechas callejuelas hechas de adoquines, explorar San Marino es una experiencia única. Desde un punto estratégicamente situado se pueden admirar las Tres Torres, originalmente construídas en el Siglo XI, una ciudadela de tres castillitos en el tope del Monte Titano, desde donde se puede admirar toda la pequeña república.

A las 12 del mediodía, visitantes, turistas y residentes se reúnen en frente del Palazzo Pubblico para presenciar el impresionantes cambio de la guardia nacional.

La ciudad universitaria de Urbino, con su famoso Palacio de Arte de Ducal y archirrival de Florencia durante la época del Renacimiento, fue nuestra próxima parada.

Después de visitar Ducal y admirar las mágnificas e inigualables obras de arte, almorzamos en una granja cercana antes de regresar al Arethusa para continuar nuestra travesía.

IMG_0101.JPG
Afuera de las murallas de Malta se encuentra esta sin igual formación de rocas sobre el mar Mediterráneo. Nelson Benedico Especial/el Nuevo Herald

Los próximos días fueron escenarios del pueblito pesquero de Ortona, con su profundo puerto, de significante importancia estratégica durante la Segunda Guerra Mundial y Manfredonia, un antiguo y bullicioso puerto en el Adriático desde donde nos trasladamos por estrechos caminos hacia las famosas salinas di Margherita di Savoia y explorar los bancos de sal, que constituyen las cuencas de sal mayores de Italia.

Desembarcamos en Monopoli al día siguiente, después de un fabuloso desayuno a bordo y de inmediato nos transportamos a la villa de Alberobello, uno de los puntos memorables de este viaje, con sus excepcionales hogares de techos cónicos, o trulli, construídos con piedra caliza y cemento, premiada por UNESCO como Sitio de Herencia Mundial.

IMG_0690.JPG
El Palazzo Pubblico, centro del Gobierno de la República de San Marino. Nelson Benedico Especial/el Nuevo Herald

La Ciudad Troglodita de Matera, una de las más antiguas ciudades habitadas en el mundo y el precioso puerto de Otranto, en la esquina del este del “talón de la bota” de Italia fueron los destinos de los siguientes días.

Caminando en el pasado por Matera se divisan canteras, barrancas y jardines esculturales mientras que en Otranto pudimos disfrutar de una playa de arenas blancas y visitar el Castillo Aragones, una Catedral Romanesca del Siglo XI.

Nuestro navío dió entonces la vuelta hacia el suroeste por debajo de la bota italiana, donde el Mar Adriático y el Ionian convergen, hacia mar abierto, navegando por más de 12 horas hacia Siracusa, en la isla de Sicilia, que aún posee vestigios de lo que una vez fue una majestuosa posición de poder durante el imperio Greco-Romano.

Al día siguiente desembarcamos en Valletta, la amurallada ciudad, capital de Malta, fundada por los Caballeros de la Orden de Malta, donde visitamos la otrora residencia de uno de los fundadores, la Casa Rocca Piccola, que el construyó en el Siglo XVI.

Esa noche, nos unimos al capitán para celebrar el final de nuestra aventura con una maravillosa cena a bordo del Arethusa. ARRIVEDERCI!!!

Para mayor información acerca de las fechas y precios de estos inigualables cruceros: se puede hacer contacto con Overseas Adventure Travel al 1-800-955-1925 o 1-800-221-2610 o al website: www.oattravel.com

  Comentarios