Viajes

Los sorprendentes monasterios de Croacia

En el sur de la isla de Brac, famosa por  su Cabo Dorado y por su deslumbrante piedra blanca con la que se construyó parte de la Casa Blanca de Washington, se localiza el monasterio de Blaca.
En el sur de la isla de Brac, famosa por su Cabo Dorado y por su deslumbrante piedra blanca con la que se construyó parte de la Casa Blanca de Washington, se localiza el monasterio de Blaca.

“Croacia es un país para visitar durante todo el año, pero si se quieren ver las islas hay que tener en cuenta que, fuera del verano, la frecuencia de las rutas de los ferris (transbordadores) y catamaranes se reduce y, en los meses más fríos, algunos no funcionan”, señala la portavoz de TdC, quien recomienda visitar seis monasterios situados en lugares sorprendentes.

Monasterio de Blaca (Isla de Brac)

En el sur de la isla de Brac, famosa por su Cabo Dorado y por su deslumbrante piedra blanca con la que se construyó parte de la Casa Blanca de Washington, se localiza entre las localidades de Bol y Milna, un lugar conocido por los lugareños como “Pustinja” (desierto).

Se trata de uno de los lugares más pintorescos y accidentados de la isla donde los monjes franciscanos decidieron construir su monasterio pegado a la montaña, el Monasterio de Blaca.

En la actualidad el conjunto histórico se ha convertido en un museo.

Monasterio de Badija (Isla de Korkula)

Muchos visitantes llegan a la isla de Korcula, una de las más bellas y más visitadas de la región de Dubrovnik, atraídos por la bella ciudad medieval donde, según una tradición local -no probada- nació el viajero Marco Polo, pero desconocen que a solo 10 minutos del puerto se encuentra la isla Badija con un bello monasterio franciscano.

Los monjes estuvieron viviendo allí hasta 1950, que en la actualidad se ha transformado en un centro de recreación que todavía alberga la iglesia y el convento.

Monasterio de Kosljun (Isla de KRK)

En la isla de Krk, situada en el norte de Croacia y conectada al continente por un puente, a dos horas por carretera del aeropuerto de Zagreb, se encuentra la localidad de Punat, que es el mayor centro náutico de la isla.

Frente a su costa se divisa la isla de Kosljun, un islote de exuberante vegetación con más de 400 especies de plantas, que alberga un monasterio franciscano que guarda documentos históricos de gran valor.

Desde Punat se puede visitar el monasterio tomando un barquito que tarda apenas unos 10 minutos, pues el islote se encuentra solo a 750 metros de la costa.

Monasterio Veliko Jezero (Isla de Mljet)

En la parte occidental de la isla de Mljet se localiza el bellísimo Parque Nacional de Mljet, un paraíso en el sur de Dalmacia, donde gobiernan el sosiego y la paz, el olor a pino y a mar.

Mljet es una de las islas más seductoras de la región de Dubrovnik, de la que se encuentra a menos de una hora en barco, debido a su frondosa vegetación, sus espectaculares lagos de agua salada y sus exuberantes playas.

Los monjes benedictinos aprovecharon este bello lugar para construir su monasterio en un islote en mitad del lago salado Veliko Jezero. El monasterio fue abandonado y en la actualidad alberga un restaurante.

Monasterio de Galevac (Isla de Ugljan)

En la región de Zadar, a unos 80 metros de la localidad de Preko, en la isla de Ugljan, una ínsula de espesa vegetación mediterránea y bellas bahías naturales, salpicada de pintorescas localidades con un rico patrimonio histórico-cultural, emerge un pequeño y bello islote con su monasterio.

Se trata de la isla de Galevac y de su monasterio franciscano que data del siglo XV.

Se puede visitar su museo que contiene una exposición de libros antiguos, manuscritos glagolíticos y valiosas pinturas.

La isla tiene conexión con la costa de Ugljan durante el día, mediante un pequeño barquito de madera.

Monasterio franciscano (Isla de Visovac)

El Parque Nacional de Krka, en la región de Sibenik, surcado por el río Krka, muestra riachuelos, saltos de agua, cascadas y lagos y donde, además, se pueden visitar monumentos culturales e históricos, y admirar las bellas formaciones geológicas de travertino, un tipo de piedra caliza.

En uno de sus lagos se encuentra un pequeño islote donde los monjes no dudaron construir su lugar de culto. Se trata del monasterio franciscano de Nuestra Señora de la Misericordia y la Iglesia de Nuestra Señora de Visovac, que datan del año 1445.

El Parque Nacional ofrece una excursión adicional para la visita del islote de Visovac, su monasterio, iglesia y museo.

  Comentarios