Viajes

El desierto de Atacama, impresionantes geisers, valles y salinas

Cordillera de los Andes vista desde las nubes.
Cordillera de los Andes vista desde las nubes.

Comenzamos esta aventura volando de Miami a Santiago de Chile, en donde haríamos los preparativos para ésta sin igual experiencia por el norte de Chile, donde lugares no tan conocidos están recibiendo más turistas cada año, dado sus pintorescas vistas y coloridas montañas.

Atacama es una desierta antiplanicie de más de 600 millas situada en la costa del Pacífico en el norte de Chile y al oeste de los Andes. El desierto, el más seco y alto del planeta, es el único del mundo en recibir menos precipitaciones que los desiertos polares. De acuerdo con los estimados, ocupa 41,000 millas cuadradas del territorio chileno o 49,000, si se incluye las áridas faldas de los Andes que lo bordean al noroeste.

Volamos norte entre los Andes a Calama y de allí por carretera por una hora y media a San Pedro de Atacama, un pequeño pueblo en la región Norte Grande de Chile, que constituye un oasis en el medio de la enorme sequedad del desierto, y que sería nuestro hogar por los próximos 4 días.

San Pedro, con una población de 2,500 “atacameños”, es considerada la capital arqueológica de Chile, por su extrema posición geográfica, la belleza de sus paisajes y su perenne cielo azul.

Desde San Pedro participamos en diarias excursiones, primero al centro de la villa, donde se levanta la Iglesia de San Pedro de Atacama, la segunda más antigua de Chile, originalmente construída de adobe, durante el período colonial español y que es posiblemente el más importante punto de referencia del pueblo.

Los “llanos salinos” del Salar de Atacama, únicos en su clase, son los mayores de Chile. Situados a 34 millas al sur de San Pedro, están rodeados por la Cordillera Domeyko de los Andes y no tienen ninguna salida de desagüe. De allí, continuamos a la Laguna Chaxa, alrededor de la cual hicimos una caminata mientras admirábamos las 5 diferentes especies de flamencos que se pasean en la laguna con otras aves, una rareza muy poco común en el medio de un desierto.

Antes de la salida del sol en el último día visitamos los inigualables géisers de Tatio, donde el agua hirviente salta por todo un campo de innumerables cráteres, ¡un espectáculo fántastico! Continuamos nuestra aventura hacia los Valles de La Luna y de la Muerte, pudiendo admirar rocallosas formaciones lunares, cuevas, barrancos y desfiladeros de impresionantes colores. En el 2013, los ciéntíficos escogieron este sitio para probar un “rover” prototipo a ser usado en futuras misiones a Marte.

El Valle de La Luna lleva su nombre por la serie de paisajes de incomparable belleza que asemejan la superficie de la luna.

En Atacama está localizado ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), el observatorio de 66 radio-telescopios, para observar radiación antimagnética que a un costo de $1.400,000,000, es considerado como la operación telescópica más costosa del planeta. ALMA es mantenido en asociación por los gobiernos de Chile, Estados Unidos, Japón, Canadá, Taiwan, Corea del Sur y varios países de Europa.

Al día siguiente era hora de regresar, organizar y admirar fotos y compartir las memorias de esta inigualable aventura.

Para más información acerca de este viaje y otros iitinerarios por el norte de Chile, los Andes Argentinos y Suramérica, se puede llamar a Overseas Adventure Travel al 1-800-955-1925.

  Comentarios