Viajes

Mercado de Navidad en Alemania una tradición de 300 años

En Heidelberg se encuentran cinco plazas, cada una con su propio mercado. En total más de 140 puestos bellamente decorados venden una gran variedad de artesanías, comidas y bebidas.
En Heidelberg se encuentran cinco plazas, cada una con su propio mercado. En total más de 140 puestos bellamente decorados venden una gran variedad de artesanías, comidas y bebidas. State Tourist Board SouthWest Germany

La temporada más festiva del año se encuentra representada, en todo su esplendor, en los mercados románticos de Navidad que ofrece el suroeste de Alemania. En esta zona hay palacios medievales y barrocos, casas y las plazas de mercado, repletas de puestos de madera bellamente decorados. El aire se llena con el aroma de canela, manzanas asadas y las almendras tostadas. El mercado también es famoso por los juguetes fabricados en la zona y los regalos hechos a mano, las deliciosas jarras de vino caliente con especias, acompañadas con el sabor de las galletas de jengibre y montones de impresionantes árboles de Navidad decorados y con brillantes luces.

▪ Heidelberg: La Navidad comienza con la apertura de los mercados en el Casco Antiguo de Heidelberg. Aquí los visitantes de todo el mundo se unen a los lugareños durante sus compras de Navidad. En Heidelberg se encuentran cinco plazas, cada una con su propio mercado. En total, más de 140 puestos bellamente decorados venden una gran variedad de artesanías, comidas y bebidas, y los niños pueden disfrutar de las maravillas del mercado en la plaza Kornmarket.

▪ Schwetzingen: En un entorno único que ofrece el Palacio Schwetzingen, con su patio y la plaza Schlossplatz, el mercado de Navidad cuenta con 300 años de edad. Se celebra el segundo, tercero y cuarto fin de semana de diciembre y se puede pasear por las tiendas, donde los artistas y artesanos locales ofrecen una amplia gama de regalos únicos, incluyendo encantadoras decoraciones de Navidad.

▪ Karlsruhe: Todos los años la ciudad de Karlsruhe se transforma en especial escenario navideño. En la plaza Friedrichsplatz, los visitantes pueden pasear por los puestos decorados. Aquí a los niños les encantan el famoso Flaying Santa Claus que vuela por encima de la plaza. También se encuentra una popular pista de patinaje sobre hielo en la plaza Schlossplat.

▪ Ludwigsburg: La simetría típica de una ciudad y el jardín barroco fue modelo para el diseño del mercado navideño de Ludwigsburg. La plaza del mercado barroco, rodeado de arcas con sus gradas adornadas con miles de pequeñas bombillas, da la bienvenida a los visitantes para que disfruten de los 170 puestos. Las dos iglesias barrocas están iluminadas acentuando la atmósfera navideña.

▪ Stuttgart: Uno de los más hermosos mercados de Navidad de Alemania, con cerca de 300 puestos de venta y uno de los más grandes de Europa, es el de la ciudad de Stuttgart. No es solo el más grande sino también el más antiguo, con una historia que data de 300 años. Brillantes luces, decoraciones festivas, olor de especias calientes, manzanas al horno y el sonido de la música navideña coronan el ambiente del mercado. Stuttgart también dispone de una aldea de invierno con numerosas cabañas de madera para disfrutar a de la mejor época del año.

▪ Esslingen: Una gran oportunidad para disfrutar de la magia de la Edad Media en medio de más de 200 puestos y 500 eventos culturales en Esslingen, que lleva a los visitantes y lugareños en un viaje en el tiempo. Artistas de renombre de toda Europa amenizan los eventos culturales y de entretenimiento a lo largo de las calles empedradas de la ciudad.

▪ Gengenbach: Esta ciudad situada en el Bosque Negro (Black Forest) ofrece el calendario de Navidad más grande del mundo. Durante las celebraciones, los visitantes pueden disfrutar del precioso ayuntamiento de 200 años, cuyas ventanas proporcionan las 24 fechas hasta la víspera de Navidad. Como ritual nocturno, se abre cada noche una nueva ventana y el ayuntamiento gradualmente se transforma en un tesoro de fantasía con música.

▪ Tübingen: Celebrada por tradición en el tercer fin de semana de diciembre, la ciudad universitaria medieval de Tubingen es anfitriona de un mercado poco común en el casco antiguo. El aire se llena de los aromas clásicos del vino caliente y las almendras tostadas.

▪ Ochsenhausen: Esta ciudad se transforma en esta época con sus árboles de Navidad y luces brillantes, el olor del pan de jengibre y las manzanas asadas así como la música de órgano del claustro en su monasterio. Una de las maneras más románticas de llegar al mercado es a través de una vía estrecha de ferrocarril que tiene un siglo de antigüedad.

▪ Freiburg: Situado en el corazón del casco antiguo de Freiburg, durante cuatro semanas previas a la Nochebuena, un pequeño pueblo de casetas de madera bellamente decoradas atrae a locales y visitantes por igual. Hay regalos hechos a mano, así como delicias para el paladar.

▪ Ravenna Gorge: ¿Se imagina un mercado de Navidad al aire libre en medio de un cañón boscoso? Eso es Ravenna Gorge, cerca de Friburgo. Entre sus uestos se puede visitar el antiguo Hofgut Sternen Inn, donde el poeta alemán Goethe se hospedó en su momento.

▪ Rodolfzell: En el extremo occidental del lago de Constanza se encuentra Radolfzell. Las viejas casas y plazas de esta ciudad tienen 1000 años y alberga uno de los mercados de Navidad más bonitos de la regióncon luces y 60 puestos decorados, que ofrecen una gran variedad de artesanía local. Se puede ver demostraciones de soplado de vidrio o comprar adornos de cristal y joyas hechas localmente.

ejlezcano@carsntravel.com

  Comentarios