María Marín

Atrévete a tener más agallas

¿Cuándo alguien te hace algo injusto, te atreves a confrontarlo o eres de los que callas porque no quieres crear conflicto? Por ejemplo, digamos que estás en el cine y la persona que está sentado detrás de ti, está hablando en su celular y te molesta el murmullo. ¿Te atreverías a decirle que se salga afuera a hablar? O que tal si le prestas dinero a un íntimo amigo y después de mucho tiempo no ha pagado su deuda pero lo ves en su Instagram que pone fotos de sus fabulosas vacaciones tomando piñas coladas ¿te atreverías a reclamarle? Si callas en situaciones como estas y no tienes la valentía para exigir lo que mereces, significa que ¡te faltan agallas! Y si es así siempre habrá mucha gente que mangonee como un títere.

¿Por qué es tan difícil confrontar a quien se pasa de la raya con nosotros? Si eres una persona pacífica y buena gente, vas a decir que no lo haces para no crear conflictos y llevar la fiesta en paz, sin embargo detrás de esa respuesta hay una razón poderosa que te limita a no tener agallas para defender lo que es justo para ti esta razón es: ¡el miedo a que te rechacen y dejen de querer!

Esa actitud solo refleja una baja autoestima, porque prefieres que otro, quien está siendo injusto, se sienta cómodo, satisfecho y feliz a costa tuya. Es hora de sacar las agallas y esto no significa que te vas a convertir en un peleonero por todo simplemente ya no vas a reprimir lo que sientes y expresaras de una manera pacífica y respetuosa las cosas que te molestan.

Una manera efectiva para confrontar a otros es primero expresar como te sientes antes de apuntar su mal comportamiento. Por ejemplo, la persona en el cine que no te deja escuchar la película, en vez de decirle agresivamente: ¡usted es un desconsiderado apague su celular! Dile con respeto como te sientes: señor no puedo escuchar la película ¿podría hablar afuera por favor?

Ten en cuenta que en la vida es un conjunto de momentos alegres y también tristes, de proyectos en que triunfamos y en otros fracasamos, de etapas en que disfrutamos de salud y en otras de enfermedades, de periodos de abundancia pero también de escaces y así mismo tendremos momentos en que nos toparemos con personas maravillosas, pero también situaciones en que tendremos que lidiar con gente desconsidera, egoísta e injusta, por eso tienes que aprender a tener agallas para exigir lo que mereces y es justo para ti.

Sintoniza todos los miércoles “María Marín Live” por Facebook Live 7:00pm EST (4:00pm PST) enciende tus notificaciones de “video en vivo”. https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

  Comentarios