Béisbol

Pelotero cubano toma decisión financiera que produce confusión al firmar con un nuevo equipo

Sus razones tendrá, pero a primera vista no tiene sentido. Yasmani Grandal habría llegado a un acuerdo de un año con los Cerveceros de Milwaukee por $18.25 millones para jugar la venidera temporada y solo necesita pasar un examen físico rutinario.

La información la dieron varios medios de prensa que no dejaron de resaltar el contraste entre este pacto con la oferta que Grandal supuestamente rechazó de parte de los Mets de Nueva York.

El equipo residente en Queens tentó al receptor cubano con una propuesta de cuatro años y $60 millones para ocupar un puesto que luego recayó en Wilson Ramos, quien firmó por dos contiendas y $19 millones.

Este acuerdo con Milwaukee solo mejora ligeramente la oferta calificada que los Dodgers le extendieron por $17.9 millones a Grandal, el defensor del plato del conjunto angelino durante las últimas cuatro temporadas.

Al rechazar esa oferta, Grandal condicionó su adquisición por Milwaukee que ahora deberá entregar a los Dodgers su segunda mejor elección en el próximo Draft y $500,000 del dinero destinado para gastar en el mercado internacional.

Quizá en el pensamiento de Grandal, de 30 años, primó una visión de futuro más allá de la próxima contienda, pero ahora mismo parece una mala decisión del cubano.

Para Milwaukee, sin embargo, la llegada de Grandal resulta una buena noticia para un equipo que cayó precisamente ante los Dodgers y cuyos receptores batearon de manera combinada para .237/.294/.363.


Grandal conectó para .241/.349/.466 con 24 cuadrangulares, de modo que el cubano debe mejorar una alineación que fue la sexta mejor de la Liga Nacional en porcentaje de embasados y segunda en jonrones.

Salvo la extensión de la oferta calificada, los Dodgers no hicieron mucho esfuerzo por retener a Grandal, quien vivió una suerte de tormenta en los playoffs por ciertas decisiones defensivas.

¿Por qué no aceptó la propuesta de los Mets?

  Comentarios