Béisbol

Despido de coach de bateo desplaza a segundo plano la victoria de los Marlins ante Washington

Los Marlins despiden a su coach de bateo (INGLÉS)

Los Marlins de Miami despidieron a su coach de bateo tras el mal inicio de temporada del equipo.
Up Next
Los Marlins de Miami despidieron a su coach de bateo tras el mal inicio de temporada del equipo.

La decisión estaba tomada antes de la victoria. La noticia, incluso, opacó el ansiado triunfo. Los Marlins despidieron al coach de bateo Mike Pagliarulo y situaron en su lugar a Jeff Livesey, mientras que Eric Duncan pasó a ser coach de bateo asistente.

Mike Hill, presidente de operaciones de béisbol, reveló el cambio a la prensa que cubre el equipo poco después de un triunfo el sábado en la noche 3-2 sobre los Nacionales de Washington.

“Esta decisión ya la habíamos tomado antes del encuentro’’, apuntó Hill. “Ustedes vieron todo lo que sucedió en este inicio de temporada. No estamos bateando al nivel que esperamos de este club. Le damos las gracias a Pag por sus más de dos años como coach, pero necesitamos una nueva voz que traiga energías’’.


Incluso en la victoria sobre los capitalinos, Miami hizo un pobre papel de ataque al anotar una de sus carreras de manera forzada y la otra por pelotazo con las bases llenas.

Solo el excelente trabajo del abridor Caleb Smith guió al triunfo a un conjunto que bateó de 10-1 con corredores en posición anotadora y dejó en las bases a 10 corredores.

“No estamos contentos con lo que ha pasado, no hemos peleado cada turno como se debía’’, agregó Hill. “Creemos que podemos hacer las cosas mejor. Somos un equipo al que s fácil lanzarle. Sentiamos que no estábamos haciendo los ajustes necesarios’’.

Al anotar una carrera en el segundo capítulo, los Marlins rompieron una racha de 24 entradas sin pisar el plato y no por casualidad se encuentran en las últimas plazas de los departamentos ofensivos de las Mayores.

Livesey, quien ha tenido experiencia como coach con los Piratas de Pittsburgh y en la pelota profesiona japonesa, deberá despertar una alineación que ha sido blanqueada en cinco ocasiones y en otras cinco apenas marcó una carrera.

Por primera vez en lo que va de temporada, el equipo residente en La Pequeña Habana se apuntó un triunfo en el inicio de una subserie, de modo que existe esperanza de ganar este enfrentamiento particular.

Afortunadamente, los peces no malgastaron otra excelente faena de Smith de una sola carrera y cinco imparables, además de ocho ponches sin regalar boletos, a lo largo de seis entradas.

Con su recta de cuatro costuras y cambios de velocidad, Smith mantuvo a raya a Washington que luce diferente sin la presencia del bate de Bryce Harper en la alineación.

Del otro lado estaba un viejo conocido: Aníbal Sánchez. El venezolano sostuvo el duelo con Smith hasta la sexta entrada, cuando los Marlins llenaron las bases y el forzó una carrera con un pasaporte para romper un empate a una .

En su relevo vino Matt Grace, pero complicó más a los Nacionales al golpear a Curtis Granderson todavía con los ángulos congestionados para darle marcador final al encuentro.

La tarea de los nuevos coaches de bateo no será nada fácil, pues este sábado los Marlins enfrentarán a Max Scherzer y el domingo lo harán ante Stephen Strasburg, dos de los mejores lanzadores del béisbol.

“Tener la primera victoria en una subserie es algo positivo, que no habíamos hecho este 2019’’, indicó Hill. “Trataremos de ganar este enfrentamiento, venciendo mañana a Scherzer’’.

  Comentarios