Béisbol

Sólida e inalterable hasta el martes, la rotación de Miami comienza a emitir señales de cansancio

José Ureña habla de su lesión

El pelotero José Ureña habla de su lesión.
Up Next
El pelotero José Ureña habla de su lesión.

José Ureña todavía no sabe cuántos días perderá, pero la molestia por estar fuera del terreno es peor que los dolores en la parte baja de la espalda. El dominicano espera ver pronto a un doctor para saber a qué atenerse en las próximas semanas.

Número uno en la rotación de Miami, Ureña fue colocado en la lista de lesionados y su lugar lo ocupó el miércoles Jordan Yamamoto, una de las piezas del canje que envió a Christian Yelich a Milwaukee.

“Es duro porque uno trabaja para estar listo y salir a trabajar cada cinco días’’, expresó el quisqueyano. “Todavía no sé que causa esta molestia. Espero que no sea algo que me obligue a perder muchos días’’.

La lesión de Ureña no tomó por sorpresa a Don Mattingly y su equipo de dirección, pero en parte rompe los planes con el pitcheo de primera línea y abre una interrogante: ¿qué puede pasar de ahora en lo adelante?

Ya el martes los peces anunciaban que Caleb Smith se encontraba en pleno proceso de reposo y todavía se desconoce cuando comenzará a realizar actividades de béisbol y, aún más, el momento de retorno a las Grandes Ligas.

No sorprendería que Smith regresara después del Juego de las Estrellas, especialmente si el equipo continúa cediendo terreno y alejando cualquier tipo de urgencia en su recuperación, sobre todo si su reemplazo Elieser Harnández hace su parte.

Aunque sus números no son positivos, con balance de 4-7 y 4.70 de efectividad, Ureña había sumado varias aperturas de calidad, a pesar de un escaso respaldo ofensivo, y era considerado un “Caballo de Hierro’’ por una salud casi a prueba de balas.

Baste decir que el dominicano exhibía una cadena de nueve salidas con al menos seis capítulos de faena y tres o menos carreras, antes de que el pasado viernes fuera vapuleado por los Bravos en una derrota 7-1 donde aceptó seis anotaciones.

Más allá de todos los problemas de Miami en esta temporada, la rotación era de lo más positivo hasta el momento. Al menos eso es lo que indica el promedio de carreras limpias de 3.89 de sus abridores, la octava mejor de todas las Mayores. Ahora todo será puesto a prueba.


Las bajas de Ureña y Smith deben levantar signos de preocupación en los Marlins que eran el único equipo sin modificar su pitcheo de primera línea haste el martes cuando el venezolano Hernández subió al montículo. De modo que habrá atención especial con Pablo López y Sandy Alcántara.

Afortunadamente, lo mejor que poseen los peces en su sistema de granja es el pitcheo y muchos se preguntan por qué no ascendieron mejor al prospecto Zac Gallen u otro lanzador en Triple A.

“Ya vimos lo que hizo Elieser y confiamos en que Yamamoto también haga su trabajo’’, apuntó Mattingly. “Poseemos talento en las Menores. Así que no estamos preocupados’’.

  Comentarios