Béisbol

El tiempo del béisbol pasó rápido para este hijo de Hialeah, pero aún no ha terminado

Gio González: ‘Gracias a Díos, aún estoy en Grandes Ligas’

En un abrir y cerrar de ojos, Gío González se convirtió en veterano. Tal parece que fue ayer el día de su debut con los Atléticos, de sus años con los Nacionales y de su primer período con los Cerveceros.
Up Next
En un abrir y cerrar de ojos, Gío González se convirtió en veterano. Tal parece que fue ayer el día de su debut con los Atléticos, de sus años con los Nacionales y de su primer período con los Cerveceros.

En un abrir y cerrar de ojos, Gío González se convirtió en veterano. Tal parece que fue ayer el día de su debut con los Atléticos, de sus años con los Nacionales y de su primer período con los Cerveceros. A pesar del tiempo transcurrido, todavía agradece a Dios poder vestir un uniforme de Grandes Ligas.

Cuando comenzó la contienda no tenía trabajo hasta que los Yankees lo llamaron con la posibilidad de hacer el equipo superior, pero eso nunca sucedió y luego llegó Milwaukee con algo más real y tangible. Hoy el cubanoamericano de Hialeah es parte de la rotación y se ilusiona con otra potencial postemporada.

Después de haber visto y hecho todo -salvo ganar un anillo de campeón-, González saborea al máximo cada minuto en el montículo, porque no sabe cuándo será el último. Piensa seguir hasta que el cuerpo aguante y dedicarse a padre a tiempo completo. Qué más podría pedir.

Después de todo lo que pasó a principios del 2019, ¿cómo te sientes ahora?

“Muy bien, jugando todavía, gracias a Dios. Primero los Yankees me dieron chance y luego Milwaukee, donde he podido jugar un poquito. Estoy jugando en septiembre, así que estoy feliz’’.

Y de septiembre pueden llegar a octubre.

“Lo que queremos es ganar las series que nos restan. Si llegamos allí, estamos haciendo el trabajo bien entonces, pero la meta es cerrar con todas las fuerzas y ganar todas las series, una tras otra’’.

¿Te desesperaste en ese momento del principio, sin equipo?

“No, hay veces en la temporada, meses donde no soy el mejor ni tengo lo mejor, y hay otros meses que sí tiro strikes. Lo importante es siempre mantenerte positivo y ahora trato de ganar cada juego’’.

Si llegan los playoffs, ¿qué trae Gío González a Milwaukee?

“El hombre, el hombre que siempre está riendo, que está en el clubhouse compartiendo con los demás. Un hombre que no se presiona a sí mismo ni a los demás. Un hombre que juega el juego tranquilito y ya mañana será otro día’’.


Llegaste a las Mayores como un chico de Miami, pero han pasado 12 años.

“Ahora soy un hombre de Hialeah. Todo ha pasado tan rápido, también soy un padre, un hombre casado tengo dos niños, pero el tiempo de pelota pasó muy rápido. ¿Quién lo iba a decir?’’.

Son muy pocos los que suman una década en las Mayores.

“Gracias a Dios he tenido mi tiempo y sigo jugando. Ojalá que pueda mantenerme más y que sea con este equipo. Me veo jugando un poquito más, quizá dos años más y entonces ya’‘.

¿Te ves como coach, manager?

“No, yo tengo dos varones. Voy a ser papá primero’’.

  Comentarios