Béisbol

Yasmani Grandal corrió un riesgo y la apuesta le está dando resultados al cubano

El receptor de los Cerveceros Yasmani Grandal batea un doble en el tercer inning del partido ante los Cerveceros, el 10 de septiembre de 2019 en Miami.
El receptor de los Cerveceros Yasmani Grandal batea un doble en el tercer inning del partido ante los Cerveceros, el 10 de septiembre de 2019 en Miami. AP

Milwaukee tiene un dilema agradable con Yasmani Grandal. El cubano está haciendo una labor tan excelente que el equipo deberá pasar buena parte del invierno respondiendo una pregunta de futuro inmediato: ¿le extendemos un contrato o lo dejamos partir?

Grandal asumió un riesgo cuando rechazó varias ofertas multianuales para firmar por una contienda y $18 millones con los Cerveceros, pero cuando se lance de nuevo a la agencia libre la palanca de negociación estará de su lado gracias a su línea ofensiva de .252/.379/.480, su OPS de 859 y sus 26 cuadrangulares.

Varios expertos apuntan a JT Realmuto y Grandal como los mejores enmascarados de las Grandes Ligas, pero pase lo que pase, el chico de Güira de Melena -llegó a Estados Unidos en 1999- se lo va a tomar con calma, porque sabe que los números están ahí y que el contrato vendrá solo.

Ya eres el octavo cubano con más jonrones en las Mayores.

“Me siento muy feliz de tener la oportunidad de estar en esa lista. Cuba ha tenido muy buenos bateadores en las Ligas Mayores. Así que poner mi nombre en la lista histórica es algo que me llena de orgullo’’.

¿Esperabas tantos cuadrangulares esta temporada?

“En los últimos cuatro o cinco años he tenido la oportunidad de jugar bastante y hacer un mejor trabajo. El poder siempre ha estado ahí, así que en verdad no es nada nuevo. Si Dios quiere podré sobrepasar lo que más he hecho en mi carrera que son 27’’.

Llegar a 30 jonrones, ¿sería algo especial?

“Verdaderamente, no me enfoco en dar 30 jonrones, solo en darle duro a la pelota. Si se va de jonrón, que bueno, pero lo importante es conectarle duro a la bola cada vez que te pares en la caja’’.

Tomaste un riesgo al venir un año a Milwaukee y te salió bien.

“No creo que fue un riesgo, sino una decisión basada en que no me dieron lo que yo pensaba que tenían que darme, una decisión basada en lo que era mejor para mí. He estado jugando esta pelota por tantos años para llegar a un momento como el del año pasado y no ser recompensado como debía serlo’’.


Pero vas a llegar a la agencia libre con muy buenas opciones.

“Ya pasé por la agencia libre una vez y ahora no voy a poner tantas expectativas. El proceso del año pasado estuvo lleno de estrés. No se trata de mí, sino de una familia en la que tengo que pensar. No sabíamos si debíamos mudarnos, buscar otra casa, la escuela del niño, el trabajo de mi esposa. Son cosas a tomar en cuenta fuera del juego. Así que cuando llegue, ya veremos qué pasa’’.

Muchos dicen que Realmuto y tú son los mejores catchers del béisbol.

“Una de las cosas más bonitas de la pelota es ver cómo vas avanzando cada año, trabajando fuerte para convertirte en un mejor jugador, sin pensar en lo que puedan hacer otros. Los últimos cuatro o cinco años han sido buenos’’.


¿Ganarán uno de los comodines?

“Siempre estoy pensando en qué se puede hacer para llegar a la postemporada. Si te pones a pensar en este año y todas las lesiones que hemos tenido, creo que es algo muy bueno estar en este punto. Estamos en una buena racha y creo que estoy haciendo el trabajo cuando el equipo me necesita. Si Dios quiere estaremos en los playoffs’’.

Sus razones tendrá, pero a primera vista no tiene sentido. Yasmani Grandal habría llegado a un acuerdo de un año con los Cerveceros de Milwaukee por $18.25 millones para jugar la venidera temporada y solo necesita pasar un examen físico rutinario.

  Comentarios