Béisbol

Un mundo de aprendizaje y un jonrón descomunal, este cubano ya tiene algo para contar en su carrera

Lázaro Alonso jugó por primera vez un estadio de Grandes Ligas y no lo olvidará nunca. El chico de Pinar del Río participó en un juego de Liga Instruccional en La Pequeña Habana como parte de los mejores prospectos de la organización de los Marlins.

La firma de Alonso por los peces en septiembre del 2016 casi pasó inadvertida. Sin bombos ni platillos, el cubano se unió a la franquicia de Miami para iniciar una trayectoria que para algunos se antojaba corta. ¿Cuánto iba a durar su estancia en la granja?

El fornido primera base, sin embargo, dio un paso de avance en el 2018, cuando fue elegido al Juego de las Estrellas de la Liga del Atlántico Sur con su equipo de Clase A, antes de ser promovido a A avanzada, y en la contienda que recién finalizó ya tuvo su primera probadita de la Doble A.

Igualmente, esta contienda la recordará por haber conectado el 7 de agosto el cuadrangular más largo, a 506 pies, en la historia de los Hammerheads de Jupiter con una velocidad de salida de 113 millas por hora. Si eso no es poder...

¿Cómo calificas la temporada en las Menores?

“Asombrosa. Una de las mejores que he tenido, siempre aprendiendo algo nuevo, mejorando y trabajando. Lo mejoré todo: la defensa, el bateo. Nunca voy a dejar de seguir aprendiendo’’.

Eres una especie de veterano en la granja, ¿te ves como un líder?

“Es algo que sin darte cuenta vas formando parte de eso. Es importante ser ejemplo y mostrarles a los muchachos lo importante que es jugar duro todo el tiempo, correr fuerte, controlar lo que puedes controlar a tu máxima potencia’’.

Tuviste también tu primera estancia en Doble A.

“Fue una gran experiencia. Es algo que te muestra lo que viene por delante en los próximos niveles, por eso valoro mucho esos días en Doble A y me da más fuerza para establecerme y alcanzar ese nivel que me acerca a Grandes Ligas’’.


¿Qué comiste el día que pegaste un jonrón de 506 pies?

“Esa va ser una de las grandes experiencias y momentos que se van a quedar conmigo para siempre. Primera vez que doy un jonrón tan largo. Hasta yo me quedé asombrado cuando terminó el juego. Cuando me dijeron la distancia no lo podía creer. Luego lo vi en un video y hasta yo me asombré’’.

¿Qué significa estar en este estadio de Grandes Ligas?

“Algo bastante bonito, una experiencia que es nueva para muchos, incluyéndome a mí. Me siento emocionado de estar aquí’’.


¿Te imaginas debutando en La Pequeña Habana?

“Esa es mi principal motivación. Es cuestión de trabajar todos los días pensando en eso. Mientras te lo propongas y luches por eso, las cosas van a salir’’.

  Comentarios