Béisbol

Si te descuidas, te pueden pasar por el lado muchos prospectos, afirma promesa de Cuba

Víctor Mesa Jr. posee una sonrisa que no se gasta. Mientras su hermano partió hacia Arizona para jugar en la Liga de Otoño, él tomó parte el martes en juego de la Liga Instruccional en el parque de La Pequeña Habana. Fue su retorno desde el día en que los scouts de Grandes Ligas lo vieron por primera vez.

El más chico de los hermanos Mesa dejó buena impresión con su bate y su manera desenfadada de asumir un choque que cerrará la temporada de Menores y abrirá el compás del invierno, donde espera seguir sumando músculos y aprendiendo trucos en Miami.

Fue campeón con su equipo en la Liga de Novatos y dejó una buena línea ofensiva de .284/.366/.398. Su primer abrazo a la pelota profesional deja un sabor agradable y quién sabe a dónde podrá llegar si su cuerpo crece y se tonifica como esperan los Marlins.

Tu primer juego en estadio de Grandes Ligas, ¿qué sentiste?

“Muy emocionado de estar aquí y tener esta experiencia tan grande. Ya había estado aquí cuando la presentación [antes de la firma del contrato], pero nada como un juego y me sentí súper bien’’.

¿Cómo calificas tu primera temporada en las Menores?

“Me sentí muy bien. Gracias a Dios ganamos el campeonato que era lo que estábamos esperando. El equipo se mantuvo unido y esa fue una tremenda experiencia que nunca olvidaré’’.

En ese momento en que fueron campeones, ¿cómo lo viviste?

“Me sentí bendecido de estar ahí. Teníamos tremendo equipazo. Siempre estábamos juntos. Primer año y primer campeonato. No podía pedir más. Ser uno de los mejores bateadores del torneo es algo que me llena de alegría’’.

¿En que crees que debes trabajar más?

“En todo. Si te descuidas en algo te pueden pasar por el lado muchos prospectos. Los Marlins se están renovando muy bien y creo que en poco tiempo van a ser una de las caras de las Grandes Ligas. Tengo que seguir trabajando para subir niveles que es lo principal’’.


¿A qué dedicarás este invierno?

“Seguir entrenando, pero sobre todo ganar en peso, ganar en masa muscular. Es algo que me han dicho los entrenadores y en lo que me voy a enfocar más. Seguir trabajando en el bateo con el profesor Ricardo Sosa’’.

¿Has sentido presión por las expectativas?

“Sinceramente, no me presiono a la hora cuando me hablan de béisbol. Esto es a lo que me he dedicado toda mi vida y nada de lo que tenga que ver con el béisbol me pone incómodo. Siempre trato de disfrutarlo’‘.


Vimos a tu padre contemplar tu juego en las gradas.

“El siempre me dice que corra fuerte, porque hay veces que me relajo un poco. Si un día bateo de 3-3, digo que ahora no me va a decir nada, pero siempre encuentra algo, como que tenía que haber corrido más fuerte en un doble que di. El busca el punto flaco y esa es su gran virtud. Si él ve algo malo y no me dice nada, ese es el problema. Siempre quiere ayudarme y tomo sus consejos’’.

¿Cómo ves el desarrollo de tu hermano?

“Su cambio de Cuba para acá fue muy repentino. Al principio empezó un poco decaído, es normal. Llevaba mucho tiempo sin jugar a la pelota, pero gracias a Dios ha ido mejorando y espero que esté bien en la Liga de Otoño’’.

  Comentarios