Béisbol

Yulieski hizo su parte y ahora su hermano se suma al festín. Cuba tiene ya ocho con 20 jonrones en la temporada

Su hermano había hecho su parte hace un día atrás y ahora todos esperaban por el menor. Lourdes Gurriel Jr. no desentonó al pegar su cuadrangular número 20 de la temporada y regalarle a Cuba un récord inolvidable y muy difícil de superar en las Grandes Ligas.

Con su 20mo vuelacercas de la temporada, Gurriel Jr. hizo que ocho de sus compatriotas por primera vez alcanzaran esa barrera de dos decenas para la calle, como testimonio de una contienda excepcional: Jorge Soler 45, José Abreu 33, Yuli Gurriel 30, Yasmani Grandal 27, Yordan Alvarez 26, Yasiel Puig 24 y Yoan Moncada 23.

La marca anterior para cubanos con 20 bambinazos era de cinco y se había alcanzado en tres ocasiones: 2018: (Abreu 22, Yonder Alonso 23, Yasmani Grandal 24, Kendrys Morales 21 y Puig 23); 2017: Abreu 33, Alonso 28, Grandal 22, Morales 28 y Puig 28) y 2016: (Abreu 25, Céspedes 31, Grandal 27, Morales 30, Yasmany Tomás 31).

Gurriel Jr. regresó a la alineación de los Azulejos después de estar varios días en la lista de lesionados por molestias en un tendón de la corva que le impiden correr a toda máquina, lo cual ha sido una preocupación para la franquicia canadiense.

El hermano de Yulieski forma parte de un club en reconstrucción que cuenta con los potenciales crecimientos de Bo Bichette, Cavan Biggio, Vladimir Guerrero jr. y el hijo del legendario Lourdes Gurriel para encontrar un espacio bajo el sol de la relevancia en el futuro.

El cubano, de 25 años, ha conectado de manera combinada en sus primeras dos contiendas en las Mayores para .282/.324/.504 con 59 extra bases y 30 cuadrangulares en 588 turnos, pero en cuatro ocasiones se ha visto en distintos problemas de salud y una vez fue demovido a las Menores.

No cabe duda de que estas batallas internas y externas habrán de fortalecer a Gurriel Jr., quien necesita continuar ajustando su ofensiva para disminuir sus ponches y mejorar la disciplina en el plato, pues solo se embasa por boletos el 4.9 por ciento de sus viajas a la caja.


Pero el talento está ahí, puro e intacto, como demuestran estos 20 palos de vuelta entera que se suman al festín de esos otros siete cubanos y, especialmente, su hermano Yulieski, quien el miércoles llegó a 30 para la calle y constituyó, junto a Soler y Abreu, el único trío de la mayor de las Antillas con tres decenas de jonrones y 100 o más impulsadas en un mismo año.

¿Cuántos equipos por ahí no quisieran un jugador capaz de pegar 20 cuadrangulares en este tipo de béisbol? Al menos los Azulejos tienen uno y la promesa de cosas mejores por venir.

  Comentarios