Boxeo

El orgullo de Inglaterra pone su destino en manos de entrenador cubano

JORGE RUBIO junto en un reciente entrenamiento en Miami.
JORGE RUBIO junto en un reciente entrenamiento en Miami.

Cuando Luke Campbell (15-1, 12 KO) decidió dejarlo todo atrás para venir a Miami por largas temporadas, tenía una razón de peso: Jorge Rubio, un entrenador con larga experiencia en el mercado de púgiles ingleses.

El campeón olímpico de Londres 2012 había sufrido una derrota y para reencontrar el rumbo del éxito llamó al técnico cubano, quien anteriormente había trabajado con Amir Khan y David Hayes.


Considerado uno de los mejores púgiles amateurs en la historia de su tierra, Campbell sube al ring este sábado en Yorkshire contra el mexicano Jairo López en busca de un triunfo que habría de acercarlo a una pelea por el título del mundo.

No hay que decir que Rubio y Campbell, quien recientemente conversó con El Nuevo Herald, piensan haberse ganado la lotería el uno junto al otro.

¿Por qué elegiste a Rubio entre tantos entrenadores?

"Hacía rato que le tenía puesto el ojo a Rubio. Había visto sus videos en internet, su forma de relación con los boxeadores. Vengo a Miami desde hace un par de años y pasaba días con Rubio y cuando regresaba a Inglaterra me sentía mejor con él. Hoy mi relación con él es permanente''.


Permanente…esa es una palabra muy fuerte.

"Sí, no es fácil para mí dejar atrás la familia por unas ocho o nueve semanas. Tengo una esposa y dos hijos, mi papá no está muy bien de salud, pero todos entienden que esto es lo mejor para mí, estar al lado de Rubio e ir por un título del mundo''.

Eres parte de un impresionante movimiento boxístico en el Reino Unido.

"Sin duda, estamos viviendo una era dorada. Todos los que nos ponemos guantes en mi país soñamos con ser campeones del mundo, pero dicho esto, Estados Unidos sigue siendo el lugar para triunfar. Miami es una buena base para el éxito''.

Sobreviste a un cáncer, ¿qué fuerza te da eso en el ring?

"Tengo que agradecerle al boxeo por todo lo bueno en mi vida. Todo parte de ese punto: trabajar fuerte, hacer sacrificios. El camino no siempre es recto, te caes, te levantas…el boxeo te da fortaleza mental, alimenta el deseo de vencer, desde a una enfermedad hasta un oponente''.


Muchos dicen que puedes ser uno de los más grandes en Inglaterra.

"Por los últimos 16 años he dedicado mi vida a esto, a ser campeón, un campeón inolvidable. Lo he sacrificado todo por esto. Quiero dejar un legado para que mis hijos se sientan orgullosos de su padre''.

¿Y no es demasiado sacrificio?

"No quiero pasar por la vida sin nada que hacer, sin dejar una mínima marca. Un hombre sin propósito ni rumbo es un hombre perdido. El boxeo siempre ha sido mi brújula''.

ebro2.jpg
  Comentarios